Inicio Internacional Victoria histórica para el progreso social: el voto aplastante para revocar las...

Victoria histórica para el progreso social: el voto aplastante para revocar las leyes de aborto en Irlanda

121
0
Compartir

República de Irlanda 

27 de mayo de 2018

 

Declaración de parlamentarios de Solidarity y miembros del Socialist Party (CIT en Irlanda) Ruth Coppinger, Paul Murphy y Mick Barry

El dramático y claro ‘Sí’ en el referéndum es un terremoto político y un punto de inflexión para Irlanda. Es una gran victoria, especialmente para las mujeres en Irlanda, que han abandonado la opresión de la 8ª Enmienda después de 35 años. Ahora no se puede justificar ninguna demora. No hay nada que impida que el Dail [Parlamento irlandés] avance rápidamente para promulgar una legislación que dé vigencia a las propuestas del Comité Oireachtas (Comité del parlamento). No más personas deberían sufrir.

Esto es parte de una revuelta feminista y LGBTQ  global contra la discriminación de larga data y esta victoria será un gran impulso para todos aquellos que luchan contra la opresión y por la igualdad real en todo el mundo. En particular, las mujeres y las personas embarazadas en América Latina que literalmente mueren por la falta de derechos de aborto estarán facultadas por este resultado.

Poniendo fin a la hipocresía

Esta es también una victoria entregada principalmente por los jóvenes, la generación a menudo menospreciada como “copos de nieve”. Ellos fueron los que dijeron que ya era suficiente e hicieron de esto un problema, particularmente después de la trágica e innecesaria muerte de Savita Halappanavar [Savita Halappanavar murió de sepsis en 2012 después de que se le negara el aborto durante un aborto involuntario prolongado]. Fueron las mujeres jóvenes quienes se negaron a aceptar la hipocresía de la “solución irlandesa a un problema irlandés” y demandaron y se organizaron para forzar este cambio en un establishment político petrificado y renuente.

También debe decirse en voz alta, que una vez más, como en el caso del movimiento de cargos por agua y el referéndum de igualdad matrimonial, la clase trabajadora fue la “base segura” como James Connolly dijo una vez, de este enorme cambio social. Debido a la experiencia vivida, un sentido de solidaridad es innato a la clase trabajadora. Es la fuerza que impulsa el progreso en este país, como se vio durante la campaña y se demostrará por el tamaño de los votos en las comunidades de la clase trabajadora.

 

Movimiento de base

Hubo una amplia campaña oficial de ‘Sí’, y luego dentro de eso, hubo un movimiento de base independiente que se desarrolló en los últimos años, meses y semanas. Fue este movimiento el que marcó la diferencia decisiva, incluida la respuesta al escandaloso alarmismo y las mentiras del lado del No.

Esta victoria también fue enmarcada en gran medida en los últimos años por aquellos que han sido los defensores más ardientes del derecho a elegir, los socialistas y los de la izquierda. Hasta hace muy poco, Solidarity – People Before Profit (Solidaridad – El pueblo antes que las ganancias) era la única entidad política que luchaba por el derecho al aborto, y con una clara posición proabortista.

Hay una gran diferencia entre algunos que votaron ‘No’ y luego los organizadores de la campaña ‘No’. La campaña ‘No’ brindó una visión aterradora del tipo de Irlanda a la que la autoproclamada derecha religiosa nos gustaría que viviéramos todos. Cayendo en la misoginia, la campaña de No  difundió la sospecha sobre las mujeres y las describió como asesinas y asesinas egoístas. Su vergüenza y culpa sobre las mujeres desde el principio hasta el final es completamente inaceptable y carente de moral.

 

Ideas retrógradas rechazadas

Muchos se sentían cada vez más vulnerables y menos seguros a medida que aumentaba su retórica. Ellos y sus ideas atrasadas han sido rechazados en este referéndum. El hecho de que la mayoría de los representantes públicos de Dianna Fail [el principal partido de la oposición de derecha] formaran parte de esta campaña no debe ser olvidado por las personas.

La votación del referéndum tiene implicaciones para el Norte, donde las mujeres y los jóvenes no aceptarán quedarse atrás. Ya en el Norte, los activistas de ROSA (movimiento feminista socialista) están lanzando una gran campaña para exigir derechos de aborto allí, comenzando con un Bus4Choice (Bus por la elección) que viajará por todo el Norte la próxima semana con píldoras abortivas, que han demostrado ser seguras.

Lo que este voto resonante debe provocar es la pronta aprobación de la legislación en el programa Dial y la provisión de los servicios y la atención necesarios a través del servicio de salud para permitir el aborto durante 12 semanas previa solicitud y para la salud. El Proyecto de Ley de Solidaridad sobre Educación Sexual debe ser aprobado. La anticoncepción gratuita ahora debe proporcionarse en el servicio de salud y promoverse en la sociedad.

Para que esto suceda, el sistema político necesita mantenerse bajo presión por parte del movimiento de base. Recuerden que tuvimos que esperar más de cinco años después de la muerte de Savita antes de que finalmente tuviéramos un referéndum, lo mismo no debe suceder en relación a  esto.

Los jóvenes fueron la dinámica clave que creó esta victoria contra la opresión y por el control sobre sus propios cuerpos. Con esto a sus espaldas, no se trata de si, sino cuándo actuarán contra un sistema educativo cada vez más opresivo y presurizado; en el hecho de que no pueden conseguir trabajos con salarios y condiciones decentes; que no pueden permitirse el lujo de alquilar o comprar un lugar digno para vivir.

 

Construir una izquierda socialista

Leo Varadkar [primer ministro irlandés] puede obtener un impulso de este resultado, tras haber saltado al lado correcto de la historia en el último minuto. Pero él, Fine Gael [el partido gobernante de derecha] y cualquier otro partido que defienda e implemente las políticas capitalistas enfrentarán toda la fuerza del terremoto que se aproxima. Eso es porque no tienen soluciones para estos temas candentes y no pueden satisfacer el profundo deseo de justicia e igualdad que está impulsando decisivamente a las generaciones más jóvenes hacia ideas de izquierda  y socialistas en muchos países como Estados Unidos, Gran Bretaña y España y, después de la votación de ayer, en Irlanda también.

Como TD [miembros del parlamento irlandés] para Solidaridad y miembros de larga data del Partido Socialista [sección irlandesa de CIT], tenemos un largo historial en estos temas y luchamos por el derecho a elegir. Estamos orgullosos de haber sido parte de la campaña Time4Choice (Tiempo de elección) de ROSA , que aportó una verdadera ventaja al lado del “Sí” en la campaña del referéndum y facilitó el desarrollo del movimiento de base. Este movimiento y ROSA no van a desaparecer, y pretenden convertirse en una importante fuerza feminista socialista que lucha por una transformación radical de este país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here