Inicio Medio Ambiente Chile: Quintero, Ventanas y Puchuncaví – Medio siglo de muerte silenciosa en...

Chile: Quintero, Ventanas y Puchuncaví – Medio siglo de muerte silenciosa en la bahía chilena

656
0
Compartir

Hugo Rodriguez

Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

La agresividad de la contaminación ha dejado una serie de secuelas a lo largo de cincuenta años. Murió la productividad de la tierra y también la riqueza de la bahía. Esa es la situación que actualmente enfrentan las poblaciones de Quintero, Ventanas y Puchuncaví, ubicadas en la provincia de Valparaíso, V región del país, sede del Congreso Nacional.

Hoy hay 14 industrias funcionando en el borde costero, incluyendo cuatro termoeléctricas que utilizan carbón y petcoke (residuo tóxico derivado de procesos de craqueo que hacen a las empresas más competitivas y que cuesta alrededor de 1 dólar la tonelada, según su calidad, y que es altamente cancerígeno) como combustible, fundiciones de cobre, cementeras, puertos graneleros y concentrados de cobre.

Cientos de vecinos de las comunas de Quintero y Puchuncaví realizaron el lunes pasado una nueva marcha en contra de la contaminación ambiental que sufren, lo que se ha visto intensificado luego de que 300 personas hayan presentado síntomas de intoxicación en una semana y que se decretara Alerta Amarilla Sanitaria-Ambiental en ambas comunas por presencia de gases tóxicos.

La movilización fue convocada por los centros de alumnos de Quintero, quienes mantienen sus clases suspendidas debido a la emergencia ambiental, quienes marcharon de manera pacífica junto a residentes del sector desde la Plaza de la comuna, hasta llegar a la zona industrial por el borde costero.

Esta situación obedece claramente al sistema de desarrollo adoptado desde hace décadas y las consecuencias siempre las sufre la población de los sectores más vulnerables, no solo en Quintero y Puchuncaví, también lo vimos antes en Freirina, con la empresa Agrosuper propiedad de Gonzalo Vial que tiene un historial de desastres medioambientales. En TilTil con la instalación del vertedero y así suma y sigue.

El gobierno y sus ministros salieron apresuradamente a denunciar a la Empresa estatal ENAP por los episodios de contaminación de la semana recién pasada, guardando cómplice silencio respecto de la empresas privadas del sector.

Por su parte ENAP solicitó una investigación al Laboratorio de Química Analítica Ambiental de la Universidad de Valparaiso la cual arrojo como resultado que “No hay evidencia científica que respalde la acusación contra ENAP.

Los compuestos que afectaron a la comunidad son Isobutano, Nitrobenceno y Metilcloroformo. Compuestos que no son utilizados, producidos o almacenados por la empresa en Quintero.

Sospechosamente existen  3 empresas que si los utilizan, una de ellas es Oxiquim cuyo presidente del directorio es Fernando Barros, cercano a la familia Pinochet. Barros es abogado del Presidente Piñera y fue socio durante 17 años de Gonzalo Molina Moren, esposo de la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Como vemos, es mejor culpar a las empresas del estado para salvaguardar a las privadas de los amigos del clan dueño del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here