Inicio Internacional Uruguay – por un gobierno del PC-PS-PIT CNT.

Uruguay – por un gobierno del PC-PS-PIT CNT.

37
0
Compartir

Colaboración:  Reflexiones de un militante uruguayo

En el año 1968 en Uruguay explota una situación prerrevolucionaria como consecuencia de haberse terminado el desarrollo del capitalismo en el país a lo máximo que podía llegar en un país atrasado, donde sus principales industrias eran las textiles y la ganadería que principalmente lo eran para la exportación. Al mismo tiempo hubo un comienzo de la metalurgia. Este incipiente desarrollo capitalista, genero una pequeña burguesía que durante muchos años hizo de colchón entre el proletariado y la burguesía, y al haberse agotado la «renta» con que está se estructuraba en el sistema, se incorporó a la lucha de clases contra el mismo.

El ascenso de las luchas estudiantiles y el crecimiento de las organizaciones guerrilleristas como los tupamaros ahí tuvo su fuente.

Pero fue el año en que se consolidó la organización obrera en el plano sindical, en una sola «central», la CNT, dirigida principalmente por el PC y también el crecimiento de este y del PS en la misma clase.

Ese año salieron a la lucha de clases, a través de estas organizaciones miles y miles que nunca antes lo habían hecho donde la clase obrera con sus movilizaciones de huelgas y ocupaciones de fábricas, bancos y empresas, hacían sentir su presencia.

Ese año hubo dos importantes luchas, la huelga general de los funcionarios de la empresa estatal de energía eléctrica, la UTE, y los bancarios, que tuvieron paralizado al aparato económico de la burguesía.

En el movimiento estudiantil, cuando matan a Liber Arce, un joven del PC, en su entierro, había 200 000 personas, en un país de tan solo 3 millones de habitantes donde en Montevideo se concentra casi la mitad.

Así en el origen del Frente Amplio (FA) está la decisión del PC y del PS de bloquear la conclusión por parte de miles que se estableciera un gobierno de ambos partidos apoyado en la CNT.

Si hubiéramos existido en esa época nuestra responsabilidad hubiera sido «por un frente único PC-PS-CNT para gobernar»

Utilizando justamente ese razonamiento de miles, los aparatos del PC y del PS, por la «positiva» dijeron que, usando la fuerza de este posible frente, era necesario «ampliarlo» hacia la Democracia Cristiana y los sectores «progresistas» de los partidos tradicionales de la burguesía, el partido colorado y el partido nacional.

De esta forma, en lugar de formarse un frente único de los partidos y sindicatos que agrupan como clase a la clase obrera, se formó un frente «inter-clases», donde obviamente para que el mismo fuese viable, el «programa» de la DC y de los colorados y blancos «progresistas», que rompieron individualmente con sus partidos, con un peso social mucho menor que el de la clase obrera, se coloca en el mismo plano que el programa de esta, y el de aquellos el que prevalece.

Ahí está el punto nodal en el que deben golpear los trotskistas: lo que el «FA» bloquea hay que ayudarlo a que rompa ese bloqueo: hoy más que nunca es necesario la unidad del PC, PS y PIT-CNT, SIN EL RESTO DEL FA, que elabore un programa de acción, con las principales reivindicaciones obreras para su propio gobierno.

Es esto justamente lo que los aparatos dirigentes del PCU, PS  y PIT-CNT, no quieren que se plantee, y que los trotskistas debemos exigir, que, SI se plantee, al mismo tiempo que desarrollamos una agitación incansable sobre cuál debe ser el programa de estos para gobernar.

¿Como intervenir? ¿Dónde plantear la necesidad de este frente único y su gobierno? Sobre el marco sindical, sobre el PIT-CNT, porque pese a que su aparato central deforma la lucha de clases, la misma se plantea aquí directamente, por ser el marco organizativo en que la clase considera que ahí se deben discutir y resolver sus problemas más inmediatos.

Si hubiese una situación pre-revolucionaria, ahí si nos platearíamos un trabajo de «entrismo» en el PC o en el PS, porque la afluencia de miles de jóvenes y de trabajadores hacia los mismos, para resolver sus problemas como clase, obligara a sus aparatos dirigentes a tener que debatir lo que hoy está obligado a hacer el aparato central del PIT-CNT, los problemas más inmediatos de la clase.

La batalla por explicar y organizar cual debe ser el programa de un posible gobierno del PC y el PS SIN EL RESTO DEL FA, es lo que nos permitirá agrupar los militantes que sean la base para a su vez abrir la discusión de porque un partido obrero revolucionario y una Internacional obrera revolucionaria.

Bueno, en resumen, muy breve está es la orientación que buscamos desarrollar en Uruguay.

Ariel Quiroga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here