Inicio Medio Ambiente COP25: Vergüenza internacional

COP25: Vergüenza internacional

468
0
Compartir


por Adolfo Reyes

Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

Nuevamente este gobierno actuando de espalda a los trabajadores, y solo sirviendo a los intereses de los empresarios, quedo en ridículo en la COP25, luego de no ser capaces de llegar a un acuerdo que realmente sea un cambio sobre los temas del cambio climático, y como abordarlo para poder salvar nuestra vida en el planeta.

Todas las ONG participantes declararon que ésta fue la peor
COP de todas, falta de ambición y un retroceso en cuanto a las anteriores.
Además de no tomar en cuenta los estudios científicos que piden más decisión en los acuerdos para que sean efectivos, incluso muchos países declararon que el texto fue insuficiente. Las delegaciones de Argentina, México y Uruguay denunciaron que en el texto se quitaron las referencias a los derechos humanos y la protección de los pueblos
indígenas en las acciones a tomar para luchar contra el calentamiento global.

Pero dejémonos de ese circo y vamos a lo primordial. Con
todos los países gobernados por políticos que solo piensan en beneficio
personal y de empresarios nada podremos hacer, además la mitad de las emisiones de gases efecto invernadero son de EEUU Brasil, India y China, ni uno de los cuales estaba presente en esta cumbre climática. Como trabajadores del mundo debemos luchar para cambiar este sistema económico y político que esta matando la civilización.

Somos nosotros, los trabajadores y el pueblo pobre, los llamados a hacer los cambios necesarios para detener  el cambio climático y salvarnos como especie en este planeta que estamos destruyendo, y sobre todo, por este sistema económico depredador que solo piensa en el crecimiento sin límites
a costa de la destrucción de ecosistemas.

Como trabajadores debemos dar la lucha para salvar el planeta y nuestras vidas, seremos los que más sufriremos las consecuencias del cambio climático, siempre somos los más pobres los que pagamos las
consecuencias de los privilegiados. Por eso debemos luchar por una democracia representativa de los trabajadores, y ahora como clase tenemos la oportunidad de seguir movilizados y organizándonos desde las bases en los cabildos y asambleas en todos nuestros lugares de influencia, barrios, universidades y lugares de trabajo;  aprovechemos cada espacio para luchar por un gobierno de los trabajadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here