Inicio Crisis económica mundial CAPITALISMO: UNA FÁBRICA DE CRISIS, HAMBRE Y MUERTE

CAPITALISMO: UNA FÁBRICA DE CRISIS, HAMBRE Y MUERTE

285
0
Compartir

Por Samuel Rengifo.

En estos días de cuarentena y encierro, escuchando discursos de Salvador Allende, podemos escuchar una y mil veces el denominado “El mejor discurso de todos los tiempos”, que es el realizado en la Universidad de Guadalajara en México el 02 de diciembre de 1972 y darnos cuenta de la enorme vigencia de aquellas palabras después de casi medio siglo y aún más hoy día en que la pandemia del COVID19 a develado con tremenda crueldad la triste realidad de nuestra sociedad.

Pasados solo un mes de cuarentenas parciales, el tinglado del llamado país modelo de Sud América se ha derrumbado de manera dramática, mostrando la verdad desnuda.

Salvador Allende en ese discurso expuso una realidad brutal que le tocó ver en las manifestaciones populares como lo es el hecho de que muchas pobladoras y pobladores al entonar los cantos de luchas dejaban ver también la falta de piezas dentales.

Hoy día después de casi cincuenta años de esas palabras, la realidad es la misma para muchos de nosotros inclusive. La inmensa desigualdad provocada por este sistema incluye también este hecho tan íntimo y que tiene profundas consecuencias en la autoestima y la salud psicológica del pueblo.

Porque la pandemia solo ha venido a poner de manifiesto las graves desigualdades y abusos en que hemos vivido, un modelo de mentira con una escenografía grandilocuente afirmada con débiles maderos y andamios para mostrar un falso desarrollo y una falsa modernidad.

Hoy día, en tan solo dos meses el sistema económico del modelo, está en bancarrota, y millares de trabajadores eventuales que no figuran en las estadísticas, sufren las consecuencias de una cuarentena que les impide llevar el sustento a su hogar, ya que viven gracias al ingreso diario como ambulantes. El gran sistema de salud pregonado como el mejor del mundo colapsado y la pandemia haciendo estragos en los barrios populares, donde el hambre y la rabia asoman sus ojos a la ventana del abandono.

Reaparecen las ollas comunes y la solidaridad de los pobladores para ayudarse a si mismos

Entre la desgracia y las carencias, asoma nuevamente de manera tímida el plebiscito por el APRUEBO o RECHAZO por una Nueva Constitución para el próximo octubre. Esto es como pedir otra oportunidad por parte de la Elite, porque el plebiscito ya se hizo en las calles desde el 18 de octubre y el pueblo se expresó con claridad

NUEVA CONSTITUCIÓN Y ASAMBLEA CONSTITUYENTE

De manera que no hay necesidad de uno nuevo, pero si fuera necesario, volveremos a decir fuerte y claro APRUEBO, pero no es posible entregar nuevamente a quienes son los culpables de la situación actual, la solución de nuestros problemas.

Tenemos que tomar el destino en nuestras propias manos, para eso la unidad de clases es imperativa, organizándonos en cada barrio, en cada población, en cada ciudad, cada sindicato de trabajadoras y trabajadores, cada organización social, para darnos una sola dirección que encause la lucha con un programa de clases.

Ya hemos visto como este sistema no es capaz de dar solución sanitaria, económica ni ecológica a esta crisis.

El verdadero virus es el Capitalismo, una verdadera fábrica de crisis reiteradas, de hambruna y muerte, el capitalismo es la pandemia que debemos derrotar pasado el COVID 19.

Necesitamos una sociedad más solidaria, más ecológica, más democrática, o sea, una SOCIEDAD SOCIALISTA PROFUNDAMNETE DEMOCRÁTICA donde el control esté en manos de las y los trabajadores.

Únete a Socialismo Revolucionario, Comité por una Internacional de Trabajadores CIT en Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here