Inicio Internacional Gran Bretaña: Las históricas huelgas de RMT muestran el camino

Gran Bretaña: Las históricas huelgas de RMT muestran el camino

107
0
Compartir

Miembros del Partido Socialista Británico  en el RMT de Gran Bretaña

Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

[RMT es el Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (en inglés National Union of Rail, Maritime and Transport Workers)]

 

Durante la crisis de Covid, la riqueza combinada de los multimillonarios en el Reino Unido aumentó un 21,7% hasta los 597.000 millones de libras. Sin embargo, el gobierno conservador y los medios de comunicación capitalistas se quejan de que los trabajadores de los ferrocarriles luchan por un aumento de sueldo y por salvar los puestos de trabajo.

 

Nuestros miembros no se quedarán de brazos cruzados viendo cómo nuestras condiciones, ganadas durante años de lucha, son aplastadas por un gobierno que representa los intereses de los capitalistas. El gabinete está formado por millonarios, entre ellos Rishi Sunak y su multimillonaria familia que evade impuestos.

Los trabajadores del sector ferroviario trabajaron durante la crisis de Covid, como todos los trabajadores están luchando con el coste de la vida, y ahora están amenazados con la pérdida de puestos de trabajo y los ataques a las pensiones y los salarios.

 

Ya basta. 50.000 trabajadores ferroviarios están en huelga para luchar. Otros sindicatos están votando para actuar.

Las encuestas indican que la gran mayoría de los trabajadores nos apoyan. Se trata de una huelga histórica que debe ser apoyada por todo el movimiento sindical, sobre todo por las amenazas de nuevas medidas antisindicales, como la fijación de servicios mínimos y la legalización del uso de trabajadores de agencia para hacer el trabajo de los huelguistas.

 

Pero esta huelga también podría ser el comienzo de una lucha masiva de la clase obrera a lo largo y ancho de Gran Bretaña, a medida que los trabajadores que se enfrentan a ataques similares ganan en confianza y empujan a sus líderes sindicales a coordinar la acción.

 

 

Unidos en una sola lucha

[Guardia de tren]

Apenas terminamos nuestra última disputa con West Midlands Trains en 2019 y ahora tenemos que volver a luchar por el futuro de nuestros puestos de trabajo.

Apoyo al 100% la acción de huelga y si todos nos mantenemos unidos podemos obligar a la dirección a retroceder.

 

La mayoría de nosotros venimos de industrias en las que las condiciones no son ni de lejos tan buenas como las que tenemos en el ferrocarril. Queremos que sigan siendo así, pero hay que estar preparados para luchar por ellas de vez en cuando. Eso puede animar a otros trabajadores a luchar por algo mejor.

El trabajo por turnos puede ser mortal, pero tenemos una semana de cuatro días y unas vacaciones anuales superiores a la media. No pueden obligarte a cambiar tu horario para que les convenga. Esta es la ventaja de tener un sindicato fuerte, pero hay que estar preparado para hacer huelga cuando sea necesario, porque si no la dirección intentará aprovecharse.

 

Sabemos que los guardias en los trenes hacen que el ferrocarril sea mejor y más seguro para los pasajeros, pero la dirección nos ve como un gasto innecesario y quiere deshacerse de nosotros en algún momento.

Este conflicto es fantástico porque por fin todos los grados pueden estar unidos en una sola lucha. Creo sinceramente que si nos mantenemos firmes podemos conseguir un aumento salarial decente y mantener nuestras condiciones.

 

¡Basta es Basta!

[Trabajador de mantenimiento de Network Rail]

Los trabajadores de mantenimiento de infraestructuras están más que preparados para la mayor acción industrial a nivel nacional en generaciones, y preparados para luchar contra los ataques propuestos por la empresa a sus puestos de trabajo, salarios y condiciones.

 

Estos ataques a nuestros trabajadores de infraestructuras incluyen la amenaza de despidos obligatorios con miles de recortes de puestos de trabajo en mantenimiento, incluyendo la eliminación de toda una categoría de trabajadores. Incluyen la supresión de las condiciones de trabajo vigentes desde hace tiempo, como la supresión o la reducción de la protección de las horas intempestivas y del trabajo en fin de semana.

 

La patronal quiere cambiar las actuales estructuras de categorías y funciones, incluyendo la obligación de cubrir otras áreas y departamentos. En última instancia, esto supondrá el cierre de almacenes y la pérdida de más puestos de trabajo. La empresa también ha declarado que, para financiar un aumento de sueldo, habría que encontrar aún más ahorros por «eficiencia».

 

La empresa también está impulsando una reducción del 50% en las inspecciones de mantenimiento de la señalización y una reducción de la frecuencia de muchas otras tareas de mantenimiento críticas para la seguridad. Parece que la empresa y este gobierno conservador han olvidado las lecciones del pasado. ¿Realmente necesitamos volver a los viejos tiempos en los que unos regímenes de mantenimiento inadecuados y sin fondos suficientes provocaban graves descarrilamientos como el de Potters Bar?

 

Pero estas propuestas, bajo el pretexto de «modernizar el mantenimiento», no son nada nuevo. El mandato masivo de acción industrial es el resultado de años de amenazas. La empresa está utilizando ahora la caída del número de pasajeros durante la pandemia y la falta de financiación del gobierno como excusa para tratar de impulsar sus planes a largo plazo, y más.

 

Pero nuestros miembros de mantenimiento de infraestructuras han manifestado claramente que ya es suficiente. Estamos más que dispuestos a salir a luchar y exigir un aumento salarial decente que refleje los incrementos del coste de la vida, y que se ponga fin a los constantes intentos de atacar nuestras condiciones en cada oportunidad.

 

Construyendo sobre el espíritu de 1994

[Señalizador]

Han pasado 28 años desde que nuestra categoría se declaró en huelga, y esperábamos que aquellos malos tiempos quedaran firmemente en el pasado.

Pero con este gobierno tory en particular, nada nos sorprende. Boris ha tenido un problema con el RMT desde mucho antes de ser primer ministro, y no creo que haya superado nunca la bronca que le dio Bob Crow cuando era alcalde de Londres.

 

Después de haber sido elogiados como trabajadores clave durante la pandemia, hemos sido ignorados después. Nuestros tradicionales aumentos salariales ligados a la inflación no se han producido en tres años, sin perspectivas de acuerdo, y el coste de todo se dispara.

Nuestro sector está cambiando, ya que muchas cabinas de señalización han desaparecido y han sido sustituidas por centros de operaciones informatizados.

Los miembros más jóvenes que no estaban en 1994 no saben lo mucho que luchamos ese verano para conseguir las condiciones y los salarios decentes que hemos disfrutado desde entonces.

 

Pero si este gobierno se sale con la suya, pronto podríamos volver a los oscuros tiempos anteriores a 1994, con ataques a las pensiones y a todo lo demás.

Por eso estoy orgulloso de la participación en la votación, que envía un mensaje a Boris y a sus compinches de que esta generación de afiliados está preparada para llevar el testigo y construir el espíritu de 1994.

Nos pondremos en huelga junto a otros 50.000 trabajadores del ferrocarril y del metro para luchar por la defensa de las condiciones que tanto nos ha costado conseguir.

 

La unión hace la fuerza

[Conductor del metro de Londres]

En marzo de 2020, el Reino Unido entró en cuarentena de Covid. El metro de Londres tiene un modelo de «autofinanciación», el único sistema de metro importante que no está subvencionado por el gobierno. Pero ante la crisis de Covid, los tories tuvieron que intervenir para ayudar a sostener el sistema.

Con la plena ayuda del alcalde laborista de Londres, el gobierno tory alimentó a Transport for London (TfL) con dinero a cuentagotas, con la condición de que TfL destrozara nuestros términos y condiciones, redujera nuestra plantilla y revisara nuestro plan de pensiones con la intención de aumentar las tasas de contribución, reducir las prestaciones o ambas cosas.

La revisión de los gastos del gobierno lo ha puesto de manifiesto en términos muy duros:

  • Una reducción de 600 puestos de trabajo en las estaciones
  • Más flexibilidad y más horas intempestivas
  • 730 millones de libras de ahorro año tras año
  • Una revisión de los niveles de servicio, que probablemente conduzca a una reducción de conductores y servicios en los trenes
  • Una revisión del plan de pensiones, que London Underground espera que le ahorre unos 100 millones de libras al año

Los miembros de RMT han dicho basta!. Hemos mantenido el sistema de transporte en funcionamiento durante la pandemia, con la triste pérdida de muchos de nuestros miembros al hacerlo.

En marzo tomamos medidas en el metro, lo que demostró nuestro poder colectivo para cerrar Londres. A esto le siguió la acción de nuestros miembros de la estación el 6 de junio, que fue un gran éxito.

Creemos fundamentalmente que el sistema de metro es un servicio y debería ser de propiedad y financiación públicas, y no utilizarse como una herramienta de lucro para el sistema capitalista. Debe ser un sistema de transporte barato y totalmente integrado, gestionado democráticamente, en beneficio de los londinenses y los visitantes de Londres, ya sea por trabajo, ocio o turismo.

También reconocemos que esta puede ser una larga batalla. El 21 de junio volveremos a actuar, y nos sentiremos orgullosos de estar junto a nuestros colegas ferroviarios nacionales.

Tenemos que permanecer unidos para maximizar la presión sobre el gobierno tory y su ideología de austeridad, porque la unidad es la fuerza.

Continúa la larga huelga en el metro

Por un equilibrio decente entre la vida laboral y la personal

[Trabajador del metro nocturno de RMT]

Durante los últimos seis meses, el sindicato de transporte RMT ha llevado a cabo el período más largo de acción industrial en el metro de Londres. Esta acción se debe a la imposición de las tareas nocturnas del metro en la lista de conductores a tiempo completo.

Trabajadores del metro de Londres en huelga

La empresa ha recortado 300 puestos de trabajo a tiempo parcial en el metro nocturno, lo que equivale a 180 puestos a tiempo completo. Existe un acuerdo previo por el que los conductores a tiempo completo no tenían que hacer turnos nocturnos en el metro. Sin embargo, durante las negociaciones derivadas de la pandemia de Covid-19, se han suprimido los puestos de trabajo nocturnos en el metro y la carga de trabajo ha sido absorbida por la plantilla a tiempo completo.

El RMT trató de negociar un acuerdo justo para los conductores, pero los dirigentes del sindicato Aslef del sector del metro nocturno acordaron imponer la obligatoriedad de las noches a los conductores. No consultaron a sus miembros porque sabían que esto sería impopular. Lo más probable es que estos funcionarios nunca tengan que trabajar en estos turnos, debido a la estructura de la asociación.

Estos turnos son antisociales y suponen una degradación del equilibrio entre la vida laboral y personal de los conductores. Son impopulares entre los conductores de Aslef; sin embargo, no han tenido voz. Los conductores de RMT sí han podido opinar y han votado sistemáticamente a favor de la huelga.

La jerarquía de Aslef ha narrado esta disputa como ellos contra el RMT. Sin embargo, la verdadera narrativa no es a qué sindicato perteneces, sino de qué lado estás: del lado del trabajador o del lado del empleador, que está imponiendo prácticas laborales inferiores a bajo precio.

La posición de RMT es sencilla en la medida en que simplemente queremos que los turnos nocturnos del metro sean voluntarios. En algunos casos, los representantes de Aslef se han ofrecido a cruzar las líneas de piquete y han buscado activamente cubrir los turnos. La carga de trabajo en este momento para el metro nocturno es insignificante, ya que el éxito de la disputa de RMT ha significado que ningún conductor necesita trabajar en un turno de metro nocturno.

La elección es clara para cualquier conductor: estar al lado de su clase, de sus propios intereses a largo plazo y de la próxima generación de empleados para que no les entreguemos condiciones de trabajo inferiores. Los miembros de Aslef no han podido opinar, pero se benefician de que las funciones sean voluntarias. De hecho, la mayoría de ellos observan los piquetes.

El 7 de junio, el RMT recibió los resultados de la votación para la renovación del metro nocturno. El resultado fue un 86% de «sí» a la continuación de las huelgas.

¡En solidaridad con la continua lucha de la clase trabajadora!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here