Inicio Análisis y Perspectivas Chile: Asesinato de Camilo Catrillanca – Las mentiras que se desploman

Chile: Asesinato de Camilo Catrillanca – Las mentiras que se desploman

384
0
Compartir

Después de tres días de mentiras permanentes por parte de carabineros y el gobierno, este domingo 18 de noviembre han tenido que reconocer definitivamente que la muerte de Camilo Catrillanca fue un cobarde asesinato perpetrado por funcionarios de carabineros sin ninguna justificación posible.

 

Socialismo Revolucionario.

Comité por una Internacional de Trabajadores (CIT) en Chile.

El Ministro del Interior Andrés Chadwick ha confirmado  que un carabinero destruyó la tarjeta de memoria de su cámara de video para ocultar la forma cobarde en que fue ejecutado el peñi Catrillanca.

Para tratar de calmar la ola de indignación que recorre el país, están dando de baja a cuatro efectivos del GOPE involucrados en el asesinato y además presentando sus renuncias el jefe de Orden y Seguridad  de la Araucanía, Mauro Victoriano, el prefecto de Fuerzas Especiales de la zona, Iván Contreras, medida que consideramos como insuficiente, porque no toca a ninguno de los principales responsables políticos de este vil asesinato, mismos que son culpables de implementar esta política represiva y criminal. Hablamos, en este sentido, tanto del intendente de la Araucanía, Luis Mayol, como del el Ministro del Interior Andrés Chadwick, quienes fueron los primeros en salir a respaldar todas las mentiras levantadas por los carabineros.

De paso se trata solo de culpar al GOPE como algo desligado o distinto al Comando Jungla, como si ambos comandos no fueran parte de una misma institución, llamada Carabineros de Chile, ambos comandos además son piezas de una misma política represiva contra los mapuche. Esto es algo que no podemos aceptar, sino que debemos exigir que el Comando Jungla sea disuelto y se termine con la militarización de la Araucanía.

 

La política represiva contra los mapuche tiene larga data

El Comando Jungla fue lanzado oficialmente a tres meses de la llegada de Sebastián Piñera al gobierno. Nadie en su sano juicio puede llegar a pensar que en tres meses se puede negociar con otro Estado (Colombia) y formar comandos o que en tres meses se pueden comprar todos los vehículos de guerra y el armamento que tiene el Comando Jungla. Esto no tiene asidero en la realidad. Toda esta maquinaria se venía preparando desde el gobierno de la Nueva Mayoría y fueron ellos los que pusieron toda esta orquesta criminal en manos del actual gobierno y este asesinato es el resultado de esa política.

 

En el diario La Tercera de este domingo 18 de Noviembre viene una entrevista a Hermes Soto, Director de Carabineros  donde cuenta que la “Capacitación táctica antiterrorista que recibió este grupo no es algo nuevo, sino que se viene desarrollando desde el 2007”, en otras palabras esta política represiva comenzó en el primer gobierno de Bachelet, es bueno preguntarse ¿Contra qué terroristas estaba apuntando la Michelle Bachelet? En otra parte de la misma entrevista Hermes Soto nos cuenta además que “este curso se hace desde el 2007. Este año han ido en total 23 carabineros…”. En la institución lo llaman a éste “curso jungla”.

Por esto es raro ver hoy a los personeros de la Concertación-Nueva Mayoría rasgando vestiduras por la represión contra los mapuche, dado que estas políticas de represión en las comunidades mapuche han sido implementadas en las últimas décadas  por los gobiernos de derecha (pinochetista) y los sucesivos gobiernos de la Concertación-Nueva Mayoría por igual, basta mirar el listado de jóvenes comuneros mapuche asesinados bajo los diferentes gobiernos de la mal llamada democracia chilena para comprobar esto.

 

Es necesario unificar las luchas

La represión contra los mapuche, no es la única represión que se está llevando a cabo en Chile, hemos visto lo que ha pasado en Quintero-Puchuncaví, y cómo han desatado una brutal represión contra la población por exigir mejoras en las condiciones de contaminación de la zona (incluyendo el probable asesinato del dirigente Alejandro Castro). A esto se suma también la brutal represión contra los estudiantes y la aprobación de una ley dictatorial como es el caso de “Aula Segura”, si no somos capaces de unificar las luchas para dar la pelea en un frente común, nos seguirán asesinando por separado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here