Inicio Internacional Solidaridad internacional de la clase obrera para oponerse a los ataques del...

Solidaridad internacional de la clase obrera para oponerse a los ataques del ejército turco contra los kurdos

109
0
Compartir

Comité por una Internacional de los Trabajadores, CIT.

www.socialistworld.net

Decenas de civiles, entre ellos niños, han sido asesinados; más de 70.000 obligados a huir de sus hogares; se ha cortado el suministro de agua a casi medio millón de personas; estas son sólo las primeras víctimas del bombardeo indiscriminado del ejército turco contra ciudades a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria.

 

Trump dio luz verde a Turquía para realizar un ataque militar contra las zonas kurdas del norte de Siria. El presidente turco, Erdogan, puso en marcha sus planes de larga data de tomar el control del territorio en el norte de Siria y de «reasentar» por la fuerza a millones de refugiados. Erdogan planea el desplazamiento de decenas de miles de kurdos y la ingeniería étnica de un «amortiguador» árabe sirio contra un estado kurdo.

El régimen de Erdogan teme que la consolidación de un estado kurdo de facto en el norte de Siria, Rojava, fomente movimientos similares entre los kurdos oprimidos en Turquía.

 

Estados Unidos colaboró con el YPG, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo,(el brazo armado oficial del Comité Supremo Kurdo del Kurdistán sirio) en la lucha contra Isis. Pero ahora que Trump ha declarado que «derrotamos a Isis» y promete a los americanos cansados de la guerra «traer nuestras tropas de vuelta a casa», abandona abruptamente el YPG y deja a los kurdos a merced del poderoso ejército turco. La invasión del ejército turco y la imposición de refugiados árabes principalmente sirios en las zonas kurdas del norte de Siria es una receta para un nuevo y sangriento conflicto étnico y sectario. Puede provocar otra guerra en Siria. El régimen de Assad advierte que «defenderá su territorio soberano» de la invasión militar turca. El conflicto también podría dar un impulso al  ultra-reaccionario Isis.

 

La situación a la que se enfrentan los kurdos en el norte de Siria es desesperada. Los combatientes del YPG crearon valientemente las ‘estructuras autónomas’ de Rojova que promovieron los derechos democráticos y de las mujeres. Pero ahora el YPG se enfrenta al segundo miembro más grande del ejército de la OTAN y a su representante, el ‘Ejército Nacional Sirio’ de reaccionarios aliados islamistas.

Bombardeo de Turkia contra los kurdos en Siria

Hay llamamientos para que la «comunidad internacional» despliegue «una fuerza internacional» para hacer cumplir una «zona de exclusión aérea para prevenir catástrofes». Pero, ¿quién es la «comunidad internacional»? Está compuesta principalmente por las principales potencias capitalistas. ¿Cómo podemos confiar en que los gobiernos de los ricos, que llevan a cabo políticas de austeridad contra su propia clase obrera, actúen en interés de los kurdos y otras minorías oprimidas?

Los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y otras potencias militares han explotado cínicamente durante muchos años la difícil situación de los kurdos para sus propios objetivos geoestratégicos egoístas en Oriente Medio. Han demostrado que están más que dispuestos a sacrificar esta nacionalidad oprimida para promover los intereses imperialistas. Gran Bretaña vende armas a Turquía, su aliado de la OTAN. Y el régimen de Putin está aliado con el presidente sirio Assad, que rechaza los llamamientos del YPG para que venga su ayuda.

 

Todas las «intervenciones» de las potencias regionales y mundiales en Siria y Oriente Medio, incluso bajo la bandera del «humanitarismo», sólo han provocado inmensos sufrimientos humanos y muertes, y han profundizado enormemente las divisiones sectarias, étnicas y nacionales.

 

Tragedia

Como demuestra la desafortunada alianza del YPG con EE.UU., la dependencia de las potencias imperialistas no traerá paz, prosperidad o seguridad, y mucho menos conducirá a la autodeterminación genuina de los kurdos.

 

La última tragedia a la que se enfrentan los kurdos subraya la necesidad de un enfoque internacionalista y socialista para conquistar sus derechos nacionales y culturales. Esto significa rechazar cualquier acuerdo con los regímenes capitalistas regionales y las potencias imperialistas.

 

Los bombardeos de represalia en Turquía sólo lograrán que parte de la población turca se sumerja en los brazos del reaccionario régimen de Erdogan, que está fomentando el nacionalismo. En cambio, se debería hacer un llamamiento de clase a los trabajadores y soldados turcos, que ya se oponen a las políticas impopulares de Erdogan y se enfrentan a la recesión, para que se opongan a la invasión, que será costosa para toda la clase obrera.

 

Es necesario construir una poderosa alternativa obrera independiente, que una a los kurdos oprimidos y a toda la clase obrera y los pobres de Siria, Turquía y toda la región; resistir al capitalismo, luchar por el socialismo y por una verdadera autodeterminación de todas las nacionalidades oprimidas.

 

Nosotros decimos:

 

Solidaridad de la clase obrera y protestas masivas en todo el mundo para oponerse a la sangrienta invasión del ejército turco.

Organizar boicots y huelgas contra el comercio de armas a Turquía.

Crear milicias de defensa multiétnicas, dirigidas democráticamente, para resistir los ataques del ejército turco.

No hay confianza en las potencias regionales e imperialistas, que sólo han traicionado a los kurdos.

Construir poderosas organizaciones de trabajadores independientes, incluyendo sindicatos y partidos de trabajadores de masas, sobre la base de un programa socialista, en Siria, Turquía y en toda la región.

Vincular la lucha de los kurdos con los trabajadores turcos que resisten las políticas antiobreras de Erdogan.

Plenos derechos culturales y nacionales para los kurdos, incluidos el derecho a la autodeterminación.

Derrocar al capitalismo! Por un Kurdistán socialista, como parte de una Federación socialista de Oriente Medio y Turquía, sobre una base voluntaria e igualitaria, para lograr una paz duradera y una transformación del nivel de vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here