Inicio Internacional Pedro Castillo de Perú Libre, la sorpresa de las elecciones peruanas

Pedro Castillo de Perú Libre, la sorpresa de las elecciones peruanas

512
0
Compartir

La victoria electoral de Perú Libre que en el curso de la campaña creció y se fortaleció abre la posibilidad para la reconstrucción de un partido de trabajadores.

Por Patricio Guzmán S.

El panorama para las elecciones presidenciales para la segunda vuelta el próximo domingo 6 de junio ha quedado definido: Pedro Castillo y Keiko Fujimori pasarán a la segunda vuelta.

El pasado domingo 11 de abril de 2021 se celebraron en Perú elecciones presidenciales, al Congreso Nacional y al Parlamento Andino.  El gran ganador de la jornada electoral fue el partido de carácter socialista de izquierda Perú Libre[1]. Su candidato presidencial Pedro Castillo llegó primero con cerca de un 19% de los sufragios en una elección con una gran cantidad de candidatos presidenciales. Su partido también resultó la primera fuerza en el Congreso Peruano y en la elección de representantes para el Parlamento Andino con un porcentaje similar de la votación. Perú Libre tendrá 28 congresistas. Verónica Mendoza quien en las pasadas elecciones presidenciales recibió 18,74% de los votos en la primera vuelta, ahora obtuvo apenas 7,8% de los sufragios. Este desastre de su opción es el resultado de su esfuerzo por no aparecer de “izquierda radical”, con declaraciones permanentes para distanciarse de Venezuela y guiños hacia el empresariado, apareciendo finalmente demasiado igual a la casta política descompuesta aborrecida por su propio electorado que ahora la abandonó. El partido que ella lidera tuvo aún menos preferencias para los candidatos al Congreso con 6,8%. 

Pedro Castillo

Ningún analista previó el crecimiento exponencial de Pedro Castillo, el socialista y sindicalista del ala más militante del magisterio, así como la progresión de su partido. Un sector importante de los votantes ha expresado políticamente su indignación y desesperación por la permanente crisis política y la falta de acción eficaz del Estado especialmente en medio de una pandemia de coronavirus, que ha ocasionado 55.230 muertos y ha empobrecido a la población. Unicef por ejemplo ha advertido que la pobreza pasará de 20.2% a 30.3% mientras que en el caso de la población menor de 18 años el incremento sería de 13 puntos porcentuales.

El país vive una situación de crisis política permanente desde antes de la llegada del Covid-19. De hecho, desde que huyó del Perú el dictador Alberto Fujimori, no ha habido ningún presidente que no haya estado involucrado en casos de corrupción notoria o no haya sido destituido por el Congreso. En el Perú la profundidad de la crisis política institucional es de tal envergadura que los partidos tradicionales han desaparecido y a lo mucho conservan un cascarón de legalidad sin contenido. En estas elecciones el llamado centro político ha sido el gran derrotado, en el Congreso habrá 11 bancadas distintas. A este fraccionamiento hay que añadir una mayor polarización.

La corrupta Keiko a segunda vuelta

Keiko, una mujer encausada por corrupción que merece cárcel ha pasado a la segunda vuelta para enfrentar a Pedro Castillo. Keiko Fujimori, es hija del ex dictador Alberto Fujimori en su momento condenado por múltiples crímenes contra los Derechos Humanos, y líder del Partido Fuerza Popular que reivindica la nostalgia de la dictadura de Fujimori. Ella desde hace tiempo está bajo un proceso por corrupción que cuenta con 18 mil folios y en el cual la fiscalía ha solicitado una pena de 30 años de cárcel. La derecha fue a las elecciones dividida en varias candidaturas presidenciales, en la segunda vuelta electoral Keiko tiene muchas posibilidades de resultar exitosa si el conjunto de los diversos votos conservadores se reagrupa con un voto surgido del miedo a la reforma o la revolución social en torno a Keiko Fujimori para cerrar el paso a Pedro Castillo y al Partido Perú Libre. Sin embargo tanto el próximo gobierno como el Congreso van a ser muy débiles.

Keiko Fujimori

El Estado desaparecido, minimizado, ausente en todas sus responsabilidades sociales fue la obra de la dictadura de Alberto Fujimori que lo privatizó todo y junto con su secuaz Vladimiro Montecinos saquearon todo cuanto pudieron. Probablemente nunca se ha notado tanto su ausencia como en medio de una pandemia que a esta fecha ha dejado 55.230 muertos, con un sistema de salud público que no puede garantizar el oxígeno a los pacientes cuyas familias no dispongan de recursos para adquirirlo por su cuenta.

Perú ha sido uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus a escala tanto desde el aspecto de la salud como de su impacto económico. Estados Unidos, Perú y Brasil mundial son los tres países con una mayor ratio de muertes por Covid por 100.000 habitantes en las Américas. Las medidas para intentar controlar la progresión de la enfermedad en el país, y la disrupción de la economía internacional, provocaron la caída del PBI en un 17,4% durante el primer semestre de 2020.

¿Quiénes son Perú Libre y Pedro Castillo?

La consigna central del Partido Nacional Perú Libre es “no más pobres en un país rico”, este partido fue fundado en la región de Cajamarca, la más pobre de las zonas del Perú a pesar de ser una región de una gran riqueza minera.

En su Ideario y Programa[2] reivindica “que es una organización de izquierda socialista (…) Para ser de izquierda se necesita abrazar la teoría marxista y bajo su luz interpretar todos los fenómenos que ocurren en la sociedad mundial, continental y nacional, sus causas y efectos, y a partir de ese diagnóstico plantear criterios de solución que conlleven a la satisfacción de las mayorías. Asimismo los postulados mariateguistas, son de vital importancia respecto de nuestra realidad nacional, latinoamericana e inclusive mundial.” En el mismo programa denuncian a la izquierda  que vive en la permanente oposición sin proyecto de gobierno y a la izquierda que claudicó de su misión histórica y ha optado por el camino del empresariado bancario, laboral, ONGs a la que acusan de vil traición.

Un objetivo político central de Perú Libre es la convocatoria de una Asamblea Constituyente para reemplazar la Constitución de 1993 que fue impuesta por el golpe de Estado de Fujimori.

En su programa también proponen una participación robusta del Estado en la economía, la estatización del sectores estratégicos, incrementar el 3,5% actual del PIB  destinado a la educación pública y el 5,4% del PIB que se gasta en Salud pública hasta un 10% para cada uno de ellos. En Salud plantean la creación de un sistema universal, único, gratuito y de calidad. Plantean fortalecer el sistema nacional de pensiones y eliminar gradualmente el sistema privado de pensiones.

Pedro Castillo

El candidato presidencial de Perú Libre Pedro Castillo surgió como líder nacional de los trabajadores desde su rol como sindicalista del gremio de profesores CONARE.  El principal sindicato del Perú por número de miembros es el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) que agrupa docentes de colegios estatales. Un sector del sindicato frustrado por los constantes pactos de la dirigencia del SUTEP con los gobiernos, formaron el Comité Nacional de Reorientación del SUTEP – CONARE. El CONARE encabezó una huelga nacional en 2004, en el mes de junio de 2007 el CONARE se puso a la cabeza de una nueva huelga indefinida para luchar contra las «evaluaciones docentes» que anulaban la estabilidad laboral de la que gozan los maestros peruanos y la municipalización de las escuelas públicas como vía similar a la usada en Chile para privatizar la educación. El SUTEP se sumó a la huelga en julio de 2007.

La victoria electoral de Perú Libre que en el curso de la campaña creció y se fortaleció abre la posibilidad para la reconstrucción de un partido de trabajadores basado en organizaciones de masas con orientación genuinamente socialista en el Perú.


[1] El partido nacional Perú Libre fue fundado originalmente como movimiento político regional el año 2008 bajo la conducción del doctor Vladimir Cerrón que conserva hasta ahora ese liderazgo.

[2] Perú Libre. Ideario y Programa, Vladimir Cerrón Rojas, Huancayo 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here