Inicio Nacional Carabinero da muerte a un militante de la Coordinadora Arauco Malleco mapuche

Carabinero da muerte a un militante de la Coordinadora Arauco Malleco mapuche

391
0
Compartir

Rómulo Pardo Silva

En el sur de Chile fue muerto por un carabinero Pablo Marchant. Él se había integrado a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) que reivindica territorio atacando bienes de una gran empresa forestal.

Por alguna razón en medios alternativos no hay espacios para lo sucedido como en otras ocasiones en que las víctimas no estaban armadas. Ciper Chile ha sido una excepción por el momento.

Lo claro es que hubo un enfrentamiento en que participaron carabineros y miembros de la CAM armados.

La escasa información permite advertir algunas incongruencias.

Minutos antes de la 18:00 del viernes 9 de julio en el fundo Santa Ana Tres Palos (Carahue, Región de La Araucanía) un grupo de seis a siete miembros de un Órgano de Resistencia Territorial (ORT) de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) se enfrentaban a tiros con dos carabineros después de prender fuego a tres vehículos.

Asesorados por un abogado de la institución uniformada los dos carabineros se presentaron a prestar declaración ante la Fiscalía varias horas después de ocurridos los hechos, durante la madrugada del sábado 10.  

Por alguna razón no fueron antes.

El relato de ambos ante la Fiscalía asegura que cuando iban llegando al fundo se enteraron por radio que el predio estaba bajo ataque entonces descendieron de su vehículo y avanzaron a pie agazapados por el camino que tiene unos cinco metros de ancho. Uno de los uniformados iba un poco más adelante pegado a un paredón de tierra del borde y el que iba más atrás lo hacía por el otro costado flanqueado por matorrales. Desde esos matorrales apareció repentinamente un encapuchado que tenía un fusil M16 en sus manos y los apuntó. El carabinero que venía más atrás le disparó a corta distancia.

Según el cálculo de los equipos que investigan los hechos el tiro no se realizó a más de tres metros y fue directo a la cabeza de Pablo Marchant.

Marchant les apuntó estando uno de los carabineros a menos de tres metros. Ese le tiró dos veces a la cabeza, ninguno al pecho.

En su testimonio dijeron que Pablo Marchant no les disparó y que ellos no portaban cámaras Go Pro a diferencia de los dos policías que inicialmente enfrentaron a la célula de la ORT.

Sabiendo del enfrentamiento decidieron ir a pie agazapados sin cocarse las cámaras necesarias para deslindar responsabilidades.

La Fiscalía tomó nota de los peritajes iniciales que indican que el fusil M16 que quedó tirado junto al cuerpo estaba con “bala pasada”.

El primer reporte oficial de las policías que llegó a los mandos superiores es distinto. El parte relataba que a las 17:50 el personal uniformado punto fijo que resguardaba la faena había sido atacado “con armas de grueso calibre, razón por la cual repelen ataque con la finalidad de prestar cobertura al personal forestal”. “Conforme lo anterior, otra patrulla se dirigía a escoltar la salida del personal Forestal, en donde se encuentran con 03 individuos encapuchados y armados con armas largas, quienes disparan contra el personal, razón por la cual el ataque es repelido, resultando en ese enfrentamiento un antisocial fallecido con un disparo de escopeta en la zona craneal y el cual además portaba un fusil”. Documento firmado por el jefe de zona de Control de Orden Público y por el jefe de la IX Zona de Carabineros.

Marchant muere en el enfrentamiento de los carabineros con tres civiles.

Los carabineros que estaban en el lugar creyeron que el abatido era Ernesto Llaitul, el hijo del líder de la CAM, Héctor Llaitul. Esa fue la información que le entregaron a la Fiscalía y que luego llegó hasta La Moneda (el gobierno).

Un golpe directo al líder.

A la 01:30 de la madrugada, cuando el cuerpo de Pablo Marchant seguía al costado del camino Héctor Llaitul llegó hasta ese lugar y constató que no se trataba de Ernesto Llaitul. En entrevista con Interferencia, el líder de la CAM señaló: No sé por qué Carabineros dio por hecho que era mi hijo. Héctor Llaitul confirmó que se trataba de Pablo Marchant y lo identificó como miembro del Órgano de Resistencia Territorial Lafkenche Leftraru y militante de la CAM. Además dijo que otro había huido herido.

Radio Universidad de Chile entrevistó a Llaitul.

El líder mapuche se refirió al asesinato por parte de Carabineros de Pablo Marchant, y abordó las dudas que existen en torno al crimen. “Preliminarmente nosotros decimos que él fue ejecutado”. “Pablo Marchant tiene un impacto en su cabeza por atrás y al parecer tiene otro en la parte de la sien en la cabeza, por lo tanto, todo da cuenta de que esos tiros fueron a corta distancia y podemos suponer que fue ejecutado. Hay un registro que rápidamente fue bajado, de un trabajador que dice que atraparon a uno de los weichafes y ese registro ya no está en las redes, pero al parecer uno de los trabajadores registró esa situación.

“Yo no entiendo, no logro entender cómo Carabineros, la inteligencia de los pacos, la Fiscalía se prestó para una maniobra tan del horror de informar que era un hijo mío. Esa situación no la logro entender, qué pretendían hacer con eso, si enviar una señal desde la Inteligencia, si fue una maniobra distractora para algo, no lo logro entender, o tal vez un tipo de incapacidad que puede entenderse como negligencia o estupidez”, manifestó.

El Dínamo

Constituyentes de pueblos originarios piden una “investigación objetiva” por muerte de Pablo Marchant. A través de una carta firmada por los 17 representantes de los pueblos originarios condenaron la muerte del integrante de la CAM el pasado viernes en Carahue. Por lo mismo, hicieron un “estricto” llamado a los medios de comunicación “a esperar los resultados de ésta, por respeto a la familia de Pablo Marchant y a la verdad pública”.

Verónica Figueroa Huencho

El asesinato de Camilo Catrillanca, ocurrido a manos de Carabineros en noviembre de 2018, marca un importante hito, pues deja al descubierto una operación para ocultar y tergiversar evidencia por parte de esta institución.

El asesinato del lamngen Pablo Marchant, por lo tanto, es una hebra de un tejido mucho más complejo, de una historia no contada, de una estrategia naturalizada y arraigada, de la cotidianeidad que viven niños y niñas Mapuche en territorio ancestral, muchas de ellas y muchos de ellos weichafes asesinados a manos del Estado.

Por una civilización sostenible solidaria

Mientras no haya partidos y movimientos civilizatorios todos ellos como sus masas son conservadores.

Contacto  romulo.pardo@gmail.com

Fuente: Mal publicados blogspot.com Sha

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here