Inicio Análisis y Perspectivas Argentina: las PASO 2021, “el mequetrefe y la desquiciada”

Argentina: las PASO 2021, “el mequetrefe y la desquiciada”

60
0
Compartir

Laburantes

por Daniel Logotetti

El “mequetrefe”, el “ocupa” y el “enfermo de Alberto Fernández” que padece ceguera y sordera, y una desquiciada Cristina. Calificativos muy dolorosos para ellos porque fueron expresiones de la propia tropa.  Ni el mas enconado de sus adversarios se hubiera animado a espetar semejantes agravios. Es solo el comienzo de un espectacular derrumbe político. 

El título de esta nota, en esta hora, es ampliamente conocido. Las declaraciones de la diputada K, Fernanda Vallejos, fanática admiradora, celebradora del acuerdo político que llevó a la “luminaria política” de la Argentina a la vicepresidencia. Y el “desquicio” de la Vice lo dijo un referente social del Frente de Todos de la primera línea. Todos estos exabruptos, son la bronca y la incapacidad de comprender el país que gobiernan. 

Manzur un conservador de la derecha peronista, antiabortista, gobernador provincial “celeste” anti democrático de Tucumán, fue nombrado Jefe de Gabinete en lugar del “albertista” Cafiero. Pero Manzur también es de Alberto.

El militante gremial ferroviario Mariano Ferreyra fue asesinado por las patotas protegidas de la burocracia sindical ferroviaria, en su lucha contra los despidos en el ferrocarril, por la polícia  de Aníbal Fernández, nombrado nada menos que en el Ministerio de Seguridad. Recordamos sus declaraciones sobre que había sido un enfrentamiento entre piqueteros. También debió haber sido condenado por el repugnante asesinato de Kosteki y Santillán como antecedente, en lo que conocemos como la “masacre de Puente Pueyrredón”. En fin, un represor de los mejores.

Este es el panorama de los cambios impuestos por Cristina. Hasta aquí los hechos,  pero, ¿fue realmente la Vice la que impuso este gabinete o un reconocimiento de que tiene menos poder del que creía tener? ¿O su necesidad de liderar un gobierno de mano dura que enfrente las luchas obreras que seguro vendrán con los ajustes, acuerdo con el FMI mediante?

Tirando unas líneas veamos algunos puntos destacados al momento de tratar de dar una explicación sobre el resultado  de las PASO y la crisis desatada en el gobierno,  puntualizaremos:

  1. Fue la peor elección en la historia del kirchnerismo sumado a todas las variantes y sectores del peronismo. Esto no sólo es de los aparatos políticos del PJ sino sumadas todas sus expresiones, desde las sindicales hasta las organizaciones sociales. Esto es significativo porque es a pesar de todo el apoyo del Estado. Más que la derrota de un partido político es la derrota de un Estado en tanto y en cuanto su sector hegemónico es el vencido.
  2. El kirchnerismo emerge como salvataje de la crisis del régimen del 2001, su fracaso crea una crisis de dominación de la burguesía argentina en su conjunto, veinte años después pareciera haberse cerrado su ciclo. Más allá de las alternativas no peronistas, está muy verde aún una construcción política que sea una alternativa. El gran capital nacional e internacional ve en el peronismo kirchnerista un muro de contención frente a masas empobrecidas que puedan sean definitivamente captados por una creciente izquierda independiente. Prefiere pagar el precio de sus roces y choques ocasionales por la deuda, al peligro de un desbande de imprevisibles consecuencias como sucediera en la vecina República de Chile.
  3. Algunos sectores de la burguesía no favorecidos por los Kirchner han festejado como un triunfo propio. No se nos escapa este fenómeno. Es que ellos luego de su fracaso con Macri se quedaron sin candidatos viables y peor aún han aparecido expresiones políticas de derecha con tintes fascistas como Milei, Espert, López Murphy y otros por considerar a Macri como blando. Estos tampoco son una alternativa válida para la gran burguesía.
  4. La izquierda también ganó votos, un símbolo de las épocas de crisis que polariza hacia izquierda y derecha. El crecimiento del Fit-u responde a este fracaso de las alternativas patronales. Es un progreso en el único referente NO k, independiente y clasista. La “izquierda” como se la menciona en los medios más importantes, le sacó votantes al kirchnerismo. Pero no quiere decir que no los vuelva a perder en las presidenciales, por temor a la “derecha”. El Fit-u no termina de posicionarse como referente de masas. Y esto es producto, según nuestra visión, porque el Frente no se ofrece a liderar las luchas cotidianas de los trabajadores y se reúnen solo al momento de definir candidaturas. En ese sentido no sería descabellado describirlo como un agrupamiento parlamentario y electoral. 
  5. Sin embargo sus miembros desarrollan importantes luchas en barrios, organizaciones sociales y luchas sindicales. Lo que lamentamos es que no son capaces de unificar esas luchas, hacer un frente común y en ese marco posicionarse como un frente de combate de trabajadores unificado como un solo puño. El electoralismo y las ventajas que da a los partidos los fondos del Estado por los votos, por los sueldos de los legisladores y también en las organizaciones sociales, construye por sí mismo una burocracia de izquierda que nos hace perder el norte de la construcción de un gran partido de trabajadores revolucionario. Es por eso que se pone todo el esfuerzo en la contienda electoral que agranda los aparatos cuando se logran buenos resultados pero que no agrandan ni fomentan la organización de las bases de trabajadores. 
  6. Esto nos retrotrae a un debate en la socialdemocracia alemana. El mayor partido marxista, el SPD surgido de adoptar el “Programa de Erfurt” elaborado por Karl Kautsky, Eduard Berstein y August Bebel, que reeemplaza al Programa de Gotha, que pasó a ser la política oficial de la socialdemocracia. La revolución rusa romperá definitivamente esas ideas esquemáticas y conciliadoras. La toma del poder por los bolcheviques saldará esas cuentas. Pese a ello el gran partido alemán sostenía que al poder debían llegar a través de elecciones democráticas instituidas por el régimen parlamentario de la República de Weimar. El gran partido socialista alemán utilizaba (por así decirlo) las huelgas obreras para apoyar sus propuestas de leyes en el Parlamento. Huelgas declaradas por la burocracia sindical también dominada por la socialdemocracia. Opuesta hasta la médula a la guerra del 14, Rosa Luxemburgo luchaba contra esta concepción de la burocracia del SPD. Como sabemos , ella terminaría rompiendo y moriría asesinada por el partido de Bernstein en la fracasada huelga de 1919. 
  7. Esta referencia nos interroga para a ver si la concepción del Fit-U no va hacia la formación de una gran burocracia que se adapte al régimen político. Siempre hemos apoyado, desde su misma formación, al Frente de Izquierda, pensamos que estamos a tiempo de advertir este fenómeno y corregirlo. Un debate serio y democrático, que no se cocine en cada partido y dé cabida a los que apoyamos al Frente debería abordar el tema,¿de qué manera? : con un gran Congreso de Bases.
  8. Las organizaciones sociales carecen de una formación socialista, son puras luchas, muy importantes porque son iniciativas surgidas desde las bases a través de intentos para enfrentar su miseria y organizarse. Sus miembros suelen cambiar de “camiseta” porque no tienen un firme compromiso político o ven como un sinsentido tanta división. Utilizadas muchas veces para conseguir algún apoyo partidario. La lucha por trabajo genuino adquiere un sentido programático junto con sincerar la necesidad del cambio de régimen político. Y aquí se pone de manifiesto la imperiosa necesidad de un Partido de Trabajadores
  9. Para sacar al país de la crisis, necesitamos recursos económicos que solo se podrán conseguir de los grandes medios de producción y socializarlos. Somos los trabajadores, los que producimos la riqueza los que tenemos que manejar esos fondos para rescatarlos de la especulación política y financiera, sin ello será imposible lograr trabajo genuino.
  10. ¿Cuál es el escenario en el cual se dan estas elecciones?  El país se debate en una crisis social sin precedentes, con niveles de pobreza nunca antes visto, en un marco de pandemia y de crisis económica del capitalismo en el mundo entero. Con Latinoamérica al frente de la miseria concentrada en el subcontinente. Con un tercio de la población con trabajo formalizado o en blanco, otro tercio con trabajo precarizado, ocasional y con sueldos en negro a voluntad de las patronales, muchas de ellas pymes, y el resto desocupados crónicos cobrando planes sociales distribuidos por organizaciones sociales que le disputan a la dirigencia sindical tradicional (con sus excepciones) cuál de estos personajes es más burócrata. La mitad de la población está por debajo de la línea de pobreza (20.000.000) eso incluye, trabajadores de la salud, si de la salud, en pandemia los que atienden a los enfermos son trabajadores pobres. Los docentes también tienen ingresos considerados, según los datos oficiales inferiores a los niveles más pobres del ámbito laboral público. En una palabra los sectores más sensibles e importantes para la atención de una población trabajadora pobre y desocupada totalmente abandonada a su suerte.
  11. Los dirigentes, la burocracia  sindical y social, llamados a defender estos intereses de los más vulnerables, miran para otro lado o le dan un apoyo retaceado a un gobierno que les da de comer. La política de un gobierno que prepara su capitulación ante el Fmi y los pocos dólares ahorrados de la producción del trabajo nacional, de los  obreros y empleados, serán entregados alegremente. Obsérvese que el ministro de la deuda no fue cuestionado por la Vice. Las burocracias sindicales de la CGT han salido a apoyar al Presidente, las burocracias de las organizaciones sociales, en silencio total sin saber qué hacer. Tampoco habían sido consultados por “la jefa”. Un verdadero cambalache siglo XXI. Propio de una Argentina más empobrecida que nunca.
  12. ¿ Hay en el horizonte algo parecido a un golpe de Estado? Puede ser, pero Cristina no come vidrio, sabe que puede tirar de la cuerda sin que se rompa, necesita estar en el poder para cubrirse las espaldas de su situación procesal. Y sin el control del Estado no podrá mantener su clientela. Y si tenemos en cuenta que perdieron cinco millones de votos aún con el manejo de la “caja”, sin ésta sería el derrumbe final. Los niveles de corrupción que provoca la disponibilidad de inagotables fondos distribuidos a discrecionalidad es una característica de una época signada por el fomento del “pobrismo” como perfil político, instalado allá a lo lejos por Alfonsin con las cajas Pan y elevado a política de Estado por los Kirchner. Tan es así que hasta Macri repartió tanta o más plata a las organizaciones sociales condicionando su conducta hasta la movilización en el Congreso por la reforma provisional. (La de las catorce toneladas de piedras contra los vallados policiales).
  13. Todos estos elementos, en primer lugar a la crisis del frente político gobernante, próximo a la ruptura que sería el fin de esta alianza ponen la atención de los trabajadores la necesidad de cambio de régimen y de hacerse cargo del país a condición de una bancarrota en desarrollo de imprevisibles consecuencias. En efectos si la Vice está desquiciada, en términos de un notorio dirigente piquetero, será porque ninguna de sus promesas se cumplieron. Cayó el salario real, se recortaron los fondos sociales, ajuste peronista clásico y ella no dijo nada. Ahora es tarde. Todo lo que se hizo en estos dos años fue aprobado por el gobierno. Contaron con el apoyo de los sindicatos y las organizaciones sociales. Fueron votadas y aprobadas las leyes en ambas cámaras. La única y solitaria oposición fue de la izquierda, de los movimientos sociales no cooptados, y pará de contar. Se fumaron el brutal desalojo de la toma de Guernica, tierras abandonadas donde pobladores intentaron construir un barrio, con el “soldado de Cristina” Sergio Berni a la cabeza barrieron el descampado con topadoras. 
  14. Que más podemos decir de semejante descalabro. Ahí está el estrepitoso fracaso electoral. El gobierno del “mequetrefe y la desquiciada” no es más que el hundimiento de un proyecto político de Estado para la salida de emergencia ante el impresentable gobierno de Macri que agravó hasta el paroxismo las condiciones de vida de las masas y de quiebre del Estado argentino. El gobierno de los Fernandez fue una salida de emergencia presentada como una jugada genial de la “jefa” para retomar el poder. Y logró un triunfo a “lo pirro”. Bastaron estos dos años para mostrar lo que son. Una mezcla de peronismo tradicional que apoya a Fernandez y el Kirchnerismo una suerte de pos peronismo, apoyado por un progresismo de Estado, prebendario y dependiente, con el respaldo de las organizaciones sociales sostenidas financieramente por el gobierno. 
  15. ¿Estamos en presencia de un quiebre del frente peronista? Si fuera así estaríamos inmersos en una crisis de imprevisibles consecuencias. El peronismo ha sido por décadas el sostén de la gobernabilidad. Si habláramos de un Estado peronista para definir a la Argentina, no estaríamos muy lejos de la realidad. Este no es un dato menor. Estos quiebres son muchas veces inevitables porque pretenden representar intereses económicos contrapuestos, cuando se han producido el resultado ha sido catastrófico. Porque la unidad del peronismo es el sostén del Estado. Y cuando es quebrada esa unidad lo único que queda es vacío de poder.
  16. Ese Estado (el Estado integral de Gramsci) que languidece, puede ser llenado por los sectores que más preparados estén. La clase obrera no muestra unidad ni programa ni organizaciones dispuestas a luchar por el poder. Esto nos hace preguntamos: ¿no hubiese sido posible y necesario la convocatoria a ganar las calles de las organizaciones sociales y políticas de la izquierda Fit-u incluido levantando un programa de reivindicaciones, sociales y políticas no dejando en manos del kirchnerismo o del macrismo su representación? El aumento general de salarios y jubilaciones, un plan de viviendas, el debido equipamiento de Centros de Salud y Hospitales, poner la educación al servicio de un país y sus trabajadores que necesitan producir, desarrollar trabajo genuino para todos. ¡Para eso hace falta plata! ¿De donde sacarla?  Las fuentes de recursos son los grandes medios de producción. Es decir, el gran rendimiento agropecuario, el manejo del comercio exterior, la banca, la industria pesada. Deberán ser suspendidos los pagos de la deuda e investigar cómo fueron pedidos y otorgados dichos préstamos. La generación de energía, el agua y el gas. No podemos hacer responsables solo a las fuerzas políticas y sociales no cooptadas por el régimen del “toma y daca”. La pandemia ha diezmado las energías de muchos y ante tanta adversidad que mejor que recostarse en los escasos aportes de la Anses (Administración nacional de la seguridad social).
  17.  El resultado electoral muestra el fracaso de los partidos tradicionales, la brutal pérdida de votos del sector hegemónico del Estado argentino, el kirchnerismo y el macrismo, pero el acento que ponemos en la debacle del peronismo porque se muestran como representantes de los pobres, cuando terminan siendo iguales o parecidos a la “derecha” macrista. 
  18. No podemos conocer de antemano el resultado de este “cambalache siglo XXI”, lo que nos preocupa es la falta de una respuesta de las organizaciones de la izquierda y los movimientos sociales, permitiendo que el gobierno resuelva contrariamente a los intereses de los trabajadores. Los mayores esfuerzos deberán estar enfocados en superar, a través del debate político y democrático, las trabas que impone la conducción del Fit-u y las organizaciones sociales en su gran mayoría cooptadas por el régimen político. 
  19. Es necesario ampliar la inserción en la base política obrera de la izquierda, con dedicación a la formación de teoría política aprovechando las experiencias de las luchas que necesariamente se van a ir dando. Esa unidad entre la cultura socialista, y la vida de millones de trabajadores que padecen la miseria, nos podrá dar la clave nuestra orientación independiente, clasista y revolucionaria. Somos de los que pensamos que las cosas no se resuelven con consignas, a veces abstractas y carentes de contenido. Estas debieran estar votadas en asambleas y en dirección a unificar las luchas, en la educación socialista, en la comprensión de sacarnos el lastre de la fracasada burguesía y construir nuestro propio gobierno de trabajadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here