Inicio Nacional Pensiones privadas y línea de pobreza en Chile. Una realidad oculta y...

Pensiones privadas y línea de pobreza en Chile. Una realidad oculta y cruel

117
0
Compartir

Por Marco González Pizarro

 

Chile se ha iniciado el debate de pensiones, teniendo amplia agenda en los medios. Sin embargo, se habla de vaguedades y no de la realidad del diario vivir de los pensionados.

 

Las cifras con los datos duros en pensiones, que se evitan, son las siguientes:

 

Gráfico 1: Pensiones bajo la línea de pobreza, según modalidad, año 2020.

 

Modalidad         Bajo Línea Pobreza        % del total         Sobre Línea Pobreza                % del total         Total Pensionados         %

Retiro Programado        461.071                     88,4                      60.618                                   11,6                 521.689                   100

Renta Vitalicia                133.782                     39,5                    204.956                                   60,5                338.738                    100

 TOTAL                            594.853                     69,2                   265.754                                   30,8                860.427                    100

Donde podemos observar que el 69,2% del total de las pensiones privadas en Chile, vale decir, 7 de cada diez, se pagan bajo la línea de pobreza ($ 201.230.-[2]), equivalente a UF 6 ($ 208.140[3]). Mientras que, en el estudio desagregado, en la modalidad de Retiro Programado, un 88,4% se paga bajo la línea de pobreza. Vale decir, una razón de prácticamente nueve de cada diez pensiones en esta modalidad, se paga bajo la línea de pobreza. Mientras que, en la Renta Vitalicia, 4 de cada diez pensiones (39,5%), igualmente se pagan bajo la línea de pobreza[4].

 

Esta es la realidad que la Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP, pretenden defender en tribunales internacionales, aprovechando la cuestión de soberanía a su favor en virtud del Tratado Transpacífico.

 

Lo cierto es que, así sea cualquiera la dimensión del establishment, mediática y/o jurídica, esta realidad social oculta de las pensiones privadas, llevó en el año 2016 y 2017, a un movimiento de masas y lucha social para derogar este sistema de pensiones privadas, que, junto a otras luchas, ecológicas, por vivienda, servicios básicos (TAG, luz) y sobre todo estudiantiles, llevaron luego al país a la violenta explosión social de octubre de 2019, que sólo fue sofocada por la sobreviniente pandemia global.

 

El estadio hoy es de aparente tranquilidad en la población, dado que en el gobierno de Sebastián Piñera se amparó en un enorme gasto social del Estado en 2021 “…un gasto equivalente a US$ 21.262 millones, lo que permitió ir en ayuda de más de 16 millones chilenos”[5]; lo que junto a los cuatro retiros de fondos de pensiones, por US$ 40.000 millones, otorgaron enorme alivio a la clase trabajadora en Chile.

 

Estos retiros, sin embargo, importan consecuencias severas en los saldos futuros de los fondos de pensiones, que han disminuido notablemente, por lo que es dable esperar pensiones futuras aún más pobres.

 

Para especificar esta realidad, exponemos a continuación los montos de pensiones que se pagaron bajo la línea de pobreza, el año 2020, por género y según entidad pagadora, esto es, pagadas por las AFP, de Retiro Programado; para luego revisar la pagadas por las Compañías de Seguros, las Rentas Vitalicias:

 

Cuadro 2: Montos de pensiones por Retiro Programado, por género, enero 2020[6].

TRAMOS UF PENSION
HOMBRES
VEJEZ
VEJEZ ANT SUBTOTAL MUJERES
VEJEZ
VEJEZ ANT SUBTOTAL  
0,0 – 3 60.571 1.009 61.580 80.159 361 80.520 142.100
+3 – 4 20.129 1.677 21.806 11. 954 619 12.573 34.379
+4 – 6 74.721 4.007 78.728 204.350 1.514 205.864 284.592
Subtotal 155.421 6.693 161.814 296.613 2.494 299.107 461.071
+6 – 8 6.348 1.265 7.613 4.013 420 4.433 12.046
+8 – 12 5.598 2.141 7.739 5.488 502 5.990 13.729
+12 – 42 12.719 7.722 20.441 8.427 709 9.136 29.577
42 3.285 1.671 4.956 257 53 310 5.266
TOTAL 183.371 19.492 202.863 314.648 4.178 318.826 521.689

 

A simple vista se observa que bajo UF seis, valor en torno a la línea de pobreza, se jubila la mayor cantidad de trabajadores en esta modalidad, esto es 461.071 trabajadores, sobre 521.689. El dato es escalofriante, en torno a medio millón de trabajadores entra a la pobreza en Chile cada año con las pensiones privadas por la modalidad de Retiro Programado.

 

Luego, en la Renta Vitalicia, este el panorama:

 

Cuadro 3: Renta Vitalicia, montos de pensiones, por género, enero 2020.

TRAMOS   HOMBRE     MUJER    
PENSIONES UF VEJEZ V. ANT. SUBTOTAL VEJEZ V. ANT. SUBTOTAL TOTAL
+0.0-3.0 747 443 1.190 205 65 270 1.460
 +3.0-4.0 10.689 6.041 16.730 3.716 1.831 5.547 22.277
+4.0-6.0 58.117 26.786 84.903 15.284 9.858 25.142 110.045
Subtotal 69.553 33.270 102.823 19.205 11.754 30.959 133.782
+6.0-8.0 25.532 13.540 39.072 10.501 4.441 14.942 54.014
+8.0-12.0 24.890 13.574 38.464 15.149 4.454 19.603 58.067
+12.0-42.0 38.935 23.736 62.671 19.105 5.460 24.565 87.236
+42.0 1.951 3.226 5.177 382 80 462 5.639
TOTAL 160.861 87.346 248.207 64.342 26.189 90.531 338.738

 

Donde observamos que en torno al 40% de estas pensiones (4 de cada 10), también se pagan bajo la línea de la pobreza, o UF 6.

 

Esta es la cruel realidad del sistema de capitalización individual y de mercado de capitales; mismo que el gobierno, en palabras de Mario Marcel, se apresta a fortalecer, lejos de la solución inmediata demandada ampliamente por el pueblo trabajador, de derogar las AFP, para pasar a un sistema público de reparto, propio de los países desarrollados.

 

En efecto, los países de la OECD, de la UE, EEUU, Rusia y China, ordenan las pensiones desde sistemas de reparto.

 

Incluso en todos estos países, una poco sana literatura neoliberal acusaba que la pirámide poblacional iba a violentar bruscamente la relación de trabajadores activos y pasivos, en contra de este sistema de reparto, cosa que fue otro nocivo humo que vendió el neoliberalismo.

 

También en Chile se acusó de ello, que sobre el 2025, esta pirámide ya ofrecería problemas, una aproximación ideológica, o enferma, como se prefiera. En Chile dos de cada cinco trabajadores activos jubilan. Y según estudios de la Fundación Social, el reparto es técnicamente viable hasta el 2100.

 

Esta debió ser la primera prioridad del actual gobierno. Mas pretenden reeditar aquella falacia que Stiglitz denominó los “los felices 90”[7].

 

Así en Chile, pese a la enorme evidencia de crisis social, que acuñó el eufemismo de la burguesía “no lo vieron venir”, se prefiere insistir en profanar los pilares griegos de la virtud, ya largamente superados por aquello que Hegel autorizó al joven Marx para prologar su obra cumbre, la Historia de la Filosofía: la superación de la falacia de control bajo el engaño, del orden burgués, destinada a ser superada por la Historia.

 

Por ello es inútil que en Chile se pretenda reposicionar al Neoliberalismo, pues es un sistema falaz y por ello inmoral, que está ya virtualmente superado por la Historia y los hechos.

 

Así las cosas, está totalmente fuera de lugar pretender sostener un avance parcial o razonable con la discusión legislativa propuesta por el gobierno, que apunta a más Neoliberalismo. Esta lógica sólo implica volver al carro de la serpiente, la del engaño y la mentira, responsable de la cruel vida bajo pensiones privadas de nuestros viejos.

 

Por nuestra parte, de la izquierda socialista, tenemos claro que sólo acabando efectivamente con el sistema privado de pensiones en Chile -no ese eufemismo del gobierno que no convence a nadie-, se podrá superar el estado de miseria de los adultos mayores en Chile.

 

Esta realidad oculta, durísima para el pueblo trabajador, tiene una sola solución, administrar las pensiones bajo un sistema público y de reparto, solidario.

 

[1] Marco González Pizarro, Abogado y Doctor Ciencias Sociales por la Universidad de Salamanca.

 

[2] Valor para el segundo semestre 2022, Ministerio de Desarrollo Social, en https://www.desarrollosocialyfamilia.gob.cl/noticias/ya-esta-disponible-el-informe-mensual-del-valor-de-la-canasta-basica-de-alimentos-y-lineas-de-pobrez

 

[3] Valor conforme a UF del 7 de noviembre de 2022. En web Banco Central: https://si3.bcentral.cl/indicadoressiete/secure/Serie.aspx?gcode=UF&param=RABmAFYAWQB3AGYAaQBuAEkALQAzADUAbgBNAGgAaAAkADUAVwBQAC4AbQBYADAARwBOAGUAYwBjACMAQQBaAHAARgBhAGcAUABTAGUAYwBsAEMAMQA0AE0AawBLAF8AdQBDACQASABzAG0AXwA2AHQAawBvAFcAZwBKAEwAegBzAF8AbgBMAHIAYgBDAC4ARQA3AFUAVwB4AFIAWQBhAEEAOABkAHkAZwAxAEEARAA=

 

[4] Gráfico y comentario, en González Pizarro, Marco Antonio. Tesis doctoral “Privatización de pensiones, el caso chileno. Historia, perspectivas y resultados”, pág. 130. Gredos, Universidad de Salamanca. En http://hdl.handle.net/10366/145296

 

[5] En https://www.latercera.com/pulso-pm/noticia/gasto-publico-crece-un-historico-33-en-2021-y-deuda-publica-supera-las-proyecciones-de-hacienda/74BQXEUKNJGYPHTW3GZ5Z75ECM/ De fecha 21 enero 2022

 

[6] Ibid. ant. pág.

 

[7] Joseph E. Stiglitz, “Los felices noventa”. Penguin Random House Grupo Editorial España, 10-12-2010 – 416 páginas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here