Inicio Análisis y Perspectivas Victoria de la extrema derecha en las elecciones presidenciales de Argentina: ¡la...

Victoria de la extrema derecha en las elecciones presidenciales de Argentina: ¡la clase trabajadora necesita prepararse para las batallas inminentes!

441
0
Compartir

20 de noviembre de 2023 Tony Saunois, Secretario del Comité por una Internacional de Trabajadores CIT

Imagen: Javier Milei (Foto: Wikimedia Commons)

El candidato libertario de extrema derecha en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina, Javier Milei, obtuvo una gran victoria, obteniendo más del 55% del voto nacional y superando al candidato peronista, Sergio Massa, que obtuvo el 44% de los votos. Meli, economista de extrema derecha y estrella de televisión, ganó en la mayoría de las provincias con excepción de Formosa, Santiago del Estero y la provincia de Buenos Aires, donde el resultado fue prácticamente un empate. En ciudades como Córdoba la derecha obtuvo más del 70% de los votos.

Milei no traerá estabilidad y abrirá una nueva era de ataques salvajes contra la clase trabajadora

La victoria de Milei abrirá un nuevo capítulo en la Argentina asolada por la crisis, pero no traerá estabilidad y abrirá una nueva era de ataques salvajes contra la clase trabajadora. El programa de Milei incluye “libre comercio”, dolarización de la economía, privatización total de la salud, la educación y otros sectores clave de la economía, “reforma” laboral y otros ataques a los trabajadores, y oposición al aborto.

El aumento de Milei es un grito de desesperación de las masas en Argentina. Se han enfrentado a un colapso de los niveles de vida y a niveles de pobreza cada vez más acelerados. Hay signos de colapso social, reflejados en el crecimiento de los cárteles de la droga y la violencia. Alrededor del 40% vive oficialmente en la pobreza, con tasas de inflación del 150%. El país ha estado al borde del impago de la deuda a medida que la crisis se intensifica.

Los votantes vomitaron a los corruptos peronistas procapitalistas, junto con todos los demás partidos tradicionales. Bajo Massa y los peronistas nada se ha resuelto en interés de la clase trabajadora, mientras los recortes y los ataques han llovido sobre las masas, como lo exigen el FMI y otras agencias imperialistas. La burocracia sindical oficial no logró liderar ninguna lucha contra el gobierno, ya que está entrelazado con el aparato peronista.

Milei, sin embargo, no resolverá la crisis ni ofrecerá ninguna esperanza a la clase trabajadora y a los pobres de Argentina. No tiene mayoría en el Congreso ni en el Senado y amenaza con gobernar por decreto y convocando plebiscitos. El líder de derecha del Partido Propuesta Republicana, Mauricio Macri, fue elegido presidente en 2015, tras derrotar en segunda vuelta a Daniel Scioli postulado por el peronista Frente para la victoria. Macri, rápidamente enfrentó huelgas y huelgas generales mientras intentaba imponer su programa. Luego fue derrotado por los peronistas en 2019. Milei enfrentará la misma revuelta, en un momento determinado, cuando las consecuencias de su programa reaccionario se aclaren.

La tarea crucial ahora para los trabajadores y revolucionarios en Argentina es preparar la construcción de un movimiento de trabajadores y jóvenes para luchar contra las políticas reaccionarias antiobreras que Milei seguramente intentará implementar. Sectores de la clase dominante pueden utilizar su posición en el Senado y el Congreso para intentar contener algunas de las medidas más extremas propuestas por Milei. Sin embargo, es seguro que ahora se desarrollará una era de crisis y agitación política y social.

En las recientes elecciones al Congreso, el frente dominado por los trotskistas, el FIT, aumentó su representación en el Congreso a cinco escaños. Ahora necesita abordar las luchas sociales e industriales que se avecinan. La convocatoria de un congreso de todos los involucrados en la lucha (sindicalistas de base, desempleados, jóvenes y otros) es urgente para prepararse para las futuras batallas y ofrecer una alternativa socialista. Esta es la única manera de salir del callejón sin salida en el que se encuentra ahora el capitalismo argentino.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here