Inicio Internacional Cumbre de Estados Unidos: Democracia y Sanciones

Cumbre de Estados Unidos: Democracia y Sanciones

120
0
Compartir

Nora Fernández*

Estados Unidos trata de imponer al mundo su definición ventajera de democracia y usarla en su Cumbre contra quienes se nieguen a su hegemonía y dominación. Como líder autoproclamado en estos asuntos, Estados Unidos parece ciego ante su propio fracaso en cumplir los objetivos de su Cumbre. La renovación de la democracia en los Estados Unidos y en todo el mundo no parece sino un intento vano de limpiar la imagen de los Estados Unidos pocos meses después de su retirada de Afganistán, y cuando el presidente Joe Biden ordenó que un avión no tripulado que partía atacara aniquilando una familia entera de diez personas, incluidos siete niños.

Un país para ricos y privilegiados, la renovación de Estados Unidos requeriría profundas e intensas transformaciones políticas. La salud privada, la educación privada y un sistema penitenciario privatizado se suman a una cultura de violencia armada que viola los derechos humanos en casa. Un costoso sistema privado de atención médica deja a muchos sin acceso, mientras que aquellos que tienen acceso, temiendo costos adicionales y deducibles, frecuentemente no usan atención médica preventiva. La educación pública fue abandonada a la decadencia, mientras que el sistema de educación privada ha endeudado a la gente en más de 1,7 billones de dólares, limitando el desarrollo de las nuevas generaciones. Muchas prisiones federales son privadas, mientras que todo el sistema penitenciario, privatizado con fines de lucro, muestra un 76 por ciento de reincidencia y explota a los presos y sus familias, en su mayoría pobres y personas de color. (1)

Una cultura dominante de violencia armada se prueba mortal. Según los Centros para el Control de Enfermedades 45,000 personas han muerto por violencia armada en los Estados Unidos el 2020, más de 120 muertes con armas de fuego por día, y un 30 por ciento más que en el 2019. Entre 2015 y 2019 hubieron 2, 606 muertes por arma de fuego solo causadas por las fuerzas del orden. Las tasas de homicidios relacionados con armas de fuego son 25 veces mayores que en cualquier otra nación rica, sin embargo, el mayor porcentaje de muertes por armas de fuego proviene del suicidio (casi dos tercios de ellas). Las lesiones y muertes accidentales también son frecuentes: investigadores de la Universidad de Pensilvania y de la Universidad de Columbia encontraron un promedio anual de 85,700 visitas de emergencia al hospital por lesiones no fatales por arma de fuego entre 2009 y 2017. ABC News desarrolló un Rastreador de Violencia Armada y, durante la semana del 19 al 25 de noviembre de 2021 hubo 345 muertes y 623 lesiones por armas de fuego en los Estados Unidos. (2)

El costo de la violencia armada es astronómico, casi mil millones de dólares anuales solo en costos inmediatos de atención médica, los costos reales son mucho mayores e incluyen atención de salud física y mental a largo plazo, justicia penal y otros. Las percepciones, a menudo engañosas, enfocan la conversación sobre el control de armas en los tiroteos masivos. Pero estos representan menos del tres por ciento de las muertes anuales por armas de fuego y la razón principal de estos, en los Estados Unidos, es la violencia doméstica.  En las grandes ciudades como Chicago las muertes por armas de fuego son enfatizadas, y sin embargo la mitad de los homicidios con armas de fuego ocurren en áreas suburbanas y rurales. Las lesiones por arma de fuego están muy extendidas y no son exclusivas de las grandes ciudades. Mientras que los hombres negros están sobre representados entre las víctimas de tiroteos intencionales, los hombres blancos lo están en los suicidios con armas de fuego en comunidades rurales. (2)

Si renovar la democracia en los EE.UU. es un desafío, la renovación de la democracia en el mundo no puede quedar en manos de los EE.UU. o sus líderes. El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, explicó en la Asamblea General de la ONU en septiembre que “las sanciones son la nueva forma de guerra de Estados Unidos con las naciones del mundo.”  Durante los tiempos del COVID19, tal castigo, explicó, equivale a “crímenes contra la humanidad.”  Refiriéndose a los acontecimientos del 6 de enero en la capital de Estados Unidos y a la salida apresurada de Estados Unidos de Afganistán, Raisi declaró lo obvio: “Desde el Capitolio hasta Kabul, un mensaje claro llegó al mundo: el sistema hegemónico de Estados Unidos no tiene credibilidad, ni dentro ni fuera del país.” (3)

Y, sin embargo, la Administración Biden cree que puede decidir quién es «democrático» y quién no y sancionar países. Entre los países sancionados está Cuba bloqueada por más de 60 años. Cuba que envía médicos a muchos países del mundo para prestar servicios médicos que otros no prestan y salvar miles de vidas. Cuba, única entre las naciones del Tercer Mundo en su capacidad de desarrollar vacunas exitosas contra el COVID19 y vacunando a toda su población de manera oportuna y efectiva. Cuba protegiendo a las mujeres de la discriminación y estipulando a través de la Ley la obligación de un hombre de compartir las tareas domésticas, la cocina y el cuidado de los hijos con su esposa. Cuba protegiendo a sus niños y a los niños del mundo, prestando atención médica a los niños de Chernobyl -más de 18.000 niños ucranianos han sido tratados a lo largo de los años en el centro de Tarara, cerca de La Habana.

Fidel, quien frecuentemente explicó Cuba en su defensa de derechos humanos, dijo:

«Hemos hecho posible la alfabetización universal, hemos hecho posible que cada niño vaya a la escuela, hicimos posible que cada ciudadano reciba educación. En los campos de la educación y la salud no hay ningún país en el Tercer Mundo, ni siquiera en el mundo capitalista desarrollado, que haya hecho lo que hemos hecho en esas áreas por el bien del pueblo. El consumo de drogas y el juego también han desaparecido. No encontrarán niños mendigando en las calles, no tenemos mendigos sin hogar aquí o niños durmiendo en las calles, o descalzos, o desnutridos o sin ir a la escuela.” (4)

Y, sin embargo, los derechos humanos han sido utilizados contra Cuba por los Estados Unidos. Pero cada año en la Asamblea General de las Naciones Unidas Cuba gana más votos contra el bloqueo al presentar su Resolución para condenarlo. En 2005 más de 180 países apoyaron la Resolución de Cuba -solo Estados Unidos, Israel y dos estados insulares del Pacífico cuyo sustento depende de Estados Unidos votaron en contra de Cuba. Era admirable, y es admirable, como argumentó Fidel en 2005, que decenas y decenas de países -con créditos pendientes con el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial dependiendo de Estados Unidos- votaran con Cuba. La votación no es secreta, sino pública. «Si la votación en Ginebra fuera secreta, dijo Fidel, ellos (Estados Unidos) nunca ganarían ninguna iniciativa en ningún tema.” (4)

En 2021, la Resolución cubana contra el bloqueo presentada por 29a vez en la Asamblea General de la ONU fue apoyada por 184 países del mundo, solo Estados Unidos e Israel votaron en contra de Cuba. Independientemente de la opinión internacional, el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba continúa, agravado por sanciones adicionales.  Cuba se defiende, ha dicho Fidel, o no existiría. Cuba ha resistido el bloqueo, la hostilidad, la agresión, la guerra económica y el aumento de las sanciones. Ningún país, argumentó, habría podido hacer esto sin el apoyo de su gente. “Creo que no hay un país con una historia más limpia en materia de derechos humanos que Cuba. Lo que la Revolución ha hecho por nuestra población se puede expresar en cifras que ningún otro estado puede reclamar”. (4)

En 2005 Fidel hizo la pregunta crucial, relevante hoy:

«¿Es este el país que los pueblos quieren condenar por violaciones a los derechos humanos?»

No, por supuesto que no, el 90 por ciento de los países y los pueblos del mundo lo declaran una y otra vez en la Asamblea General de la ONU por cerca de 30 años.

«Sólo a través de mentiras y calumnias se pueden hacer acusaciones tan profundamente deshonestas».  

Esta declaración es verdadera en 2005 y hoy. Solo la deshonestidad explica el doble discurso de Estados Unidos y sus líderes.  Mientras tanto Cuba continúa siendo la prueba viviente de una verdad crucial: los pueblos pueden resistir y construir un mundo mejor para sí mismos.

(1) Chris Hedges on the Privatized Prison System Industry

https://www.youtube.com/watch?v=EPsTKHgpqMQ

     (2) Laura Findley, Facing the facts about gun violence in the US,

https://www.counterpunch.org/2021/12/03/facing-the-facts-about-gun-violence-in-the-u-s/

     (3) Ebrahim Raisi at the UN General Assembly in September 21, 2021

https://www.youtube.com/watch?v=m32kx8SlNVk

     (4) Fidel Castro, My Life -with Ignacio Ramonet. (2007) Penguin Books.

* Miembro del Ejecutivo de la Red Canadiense por Cuba y de Nova Scotia Cuba

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here