Inicio Internacional Putin reconoce la «independencia» de Donetsk y Luhansk

Putin reconoce la «independencia» de Donetsk y Luhansk

262
0
Compartir

22 de febrero de 2022, Reporteros del CIT

Imagen: Firma de los documentos de «reconocimiento de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk» (Foto: Kremlin/dominio público)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha reconocido la «independencia» de dos regiones separatistas del este de Ucrania respaldadas por Moscú. Ha declarado que se enviarán fuerzas de «mantenimiento de la paz» a los territorios.

Las perspectivas de reanudación de las conversaciones derivadas de los acuerdos de Minsk de 2014 y 2015 entre Francia, Alemania, Rusia y Ucrania -con propuestas de «estatus especial», elecciones y una constitución para las zonas del Donbás- están ahora muertas.

Putin hizo el anuncio durante una reunión televisada del Consejo de Seguridad de Rusia el 21 de febrero. Afirmó que la decisión respondía a las peticiones de los líderes de las «Repúblicas Populares de Donetsk y Luhansk» para que el gobierno ruso las reconociera como estados independientes y las protegiera del «genocidio» de las fuerzas ucranianas. Desde el pasado jueves, se han producido bombardeos contra infraestructuras civiles en Donetsk, incluidas escuelas, según las autoridades de la zona. Moscú afirma que ha comenzado la evacuación a Rusia de 700.000 de los tres millones de personas que aún viven en Donetsk y Luhansk.

Más de 14.000 personas han muerto en el conflicto del este de Ucrania. Esto se produjo tras la llegada al poder en Kiev de un régimen reaccionario prooccidental en el que participan ultranacionalistas ucranianos y milicias de extrema derecha.

En su discurso, Putin arremetió contra la agresión de la OTAN, pero también atacó el legado de Lenin. «¿Así que quieren la des-comunización? Eso nos conviene. Pero no nos quedemos a medias. Estamos dispuestos a mostrarles cómo es la verdadera des-comunización». En otras palabras, el gran nacionalista ruso Putin no cree que Ucrania, y otras repúblicas creadas en los primeros años de la Unión Soviética, deban existir como países. Para Putin, Ucrania fue una «creación» de la «Rusia bolchevique y comunista».

Hay un océano de diferencia entre el nacionalismo procapitalista de derechas de Putin y la solidaridad internacional de la clase obrera de Lenin. La revolución de 1917 pudo triunfar gracias al programa socialista de Lenin, Trotsky y los bolcheviques, que incluía el apoyo al derecho de las naciones oprimidas bajo el zarismo a la autodeterminación, al tiempo que defendía que las repúblicas formaran una unión voluntaria e igualitaria de estados socialistas.

Las potencias occidentales dijeron que las afirmaciones de Putin sobre los ataques ucranianos a los «enclaves» rusos de Luhansk y Donbas eran un pretexto para una invasión. Sin embargo, Occidente tiene un largo historial de operaciones de «falsa bandera». El incidente del Golfo de Tonkin de 1964 fue fabricado, y el presidente demócrata de EE.UU. Johnson lo utilizó para justificar un aumento masivo de la participación militar de EE.UU. en Vietnam. De manera infame, las afirmaciones de Estados Unidos y Gran Bretaña sobre las «armas de destrucción masiva» se utilizaron en el período previo a la invasión de Irak en 2003.

Las potencias de la OTAN denunciaron furiosamente el último movimiento de Putin como una invasión flagrante de un país soberano y anunciaron una serie de nuevas sanciones, incluso contra figuras públicas de los enclaves rusos escindidos. Una vez más, Occidente es culpable de una hipocresía nauseabunda. Las mismas potencias occidentales no hacen nada con respecto a la continua ocupación «ilegal» del norte de Chipre por parte de Turquía, miembro de la OTAN, tras la invasión de 1974, que condujo a la limpieza étnica y a la división de la isla.

Expansión constante de la OTAN

Las tropas rusas llevan meses reunidas cerca de la frontera oriental de Ucrania. Como explicamos el pasado mes de abril, cuando se decía que había al menos 100.000 soldados en la zona: «Una razón fundamental de las tensiones militares radica en la constante expansión de la OTAN hasta las fronteras de Rusia desde la disolución de la antigua Unión Soviética».

Las fuerzas de la OTAN se han reforzado agresivamente en los estados que limitan con Rusia y Bielorrusia, así como con Ucrania. Las potencias de la OTAN han estado entregando material militar (en abundancia) a Ucrania, incluyendo misiles Stinger, y están entrenando a fuerzas permanentes y voluntarias en habilidades de combate militar.

Putin espera que el hecho de mostrarse poderoso en la escena internacional pueda impulsar su decreciente popularidad en casa. Su principal preocupación es proteger a la élite multimillonaria de Rusia y conservar la posición de su círculo más cercano a la cabeza de la misma. Quiere asegurarse de que Ucrania no siga a otros antiguos miembros de la URSS, como Lituania, Letonia y Estonia, en la Alianza de la OTAN.

Esta semana se ha producido una escalada del conflicto. Se ha sugerido que, una vez iniciado, las fuerzas rusas podrían presionar para establecer un corredor terrestre entre la Crimea reclamada por Rusia y la llamada «República» de Donbás. Esto podría ser costoso en términos de pérdida de vidas en ambos lados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here