Inicio Internacional Correspondencia de entre Edison Zoldan y Felipe Portales sobre invasión rusa a...

Correspondencia de entre Edison Zoldan y Felipe Portales sobre invasión rusa a Ucrania

125
0
Compartir

El lun, 7 mar 2022, Edison Zoldan escribió:

Estimado Felipe:

Se sabe claramente que Rusia está preocupada de la OTAN que se le acerca a sus fronteras, pero esa no es una excusa para invadir un país, además de atacar a su población civil. Me recuerda Hitler y su invasión a Checoslovaquia para anexar los Sudetes por las supuestas necesidades sufridas por la población germana en ese lugar.
Eso se pudo solucionar con una advertencia a Ucrania de no entrar a la OTAN y un tratado firmado. O un llamado al diálogo como muchas veces lo solicitó el Presidente de Ucrania, Zelinsky.
Putin negó en varias ocasiones el hecho de invadir Ucrania.
Lo mismo hizo Putin con Georgia y Crimea. Los invadió.
Y en todas esas regiones, al inicio envió soldados y “ voluntarios” civiles para ocupar provincias con rusos. ( Algunos ya estaban)
La excusa de desnazificar Ucrania no la cree nadie ya que el Presidente es judío y obtuvo el 73% de los votos. ( Sus familiares asesinados en el holocausto)
Putin tiene afanes imperialista y nostalgia de todos los satélites de la ex URSS que se independizaron a partir de 1991.
Antes los ucranianos y rusos se sentían como hermanos, ahora son adversarios.
Si Rusia con su poderío lograra ocupar Ucrania, nunca va a tener la colaboración de los ucranianos que están luchando valientemente como David contra Goliat.

Atte.

Edison Zoldan

_______________________________________________________________________________________

Respuesta de Felipe Portaleslunes 7 de marzo

Estimado Edison:

Creo que el ocultamiento sistemático de hechos evidentes por parte de los grandes medios «occidentales» no nos permite tener para nada un cuadro verídico de la situación respecto del trágico conflicto ruso-ucraniano.
Sólo para señalar algunos hechos fundamentales desconocidos o pasados por alto por la generalidad de la opinión pública nacional e internacional:

1.- La OTAN se creó como alianza militar para enfrentar eventuales conflictos con la Unión Soviética. Su principal «hipótesis de guerra» fue obviamente ella; y su carácter que la hacía efectivamente amenazante era que cualquier conflicto bélico que afectara a uno de sus países en Europa se entendía que involucraba al conjunto de la organización.

2.-. Una vez que se desmanteló la Unión Soviética; y sus estados «satélites» de Europa oriental se liberaron completamente, perdió totalmente su significado original. Más aún cuando se desplomó, al mismo tiempo, el comunismo en toda Europa.

3.- EE. UU., Alemania y -en definitiva- la OTAN engañaron a Gorbachov y al gobierno soviético, cuando, como condición a la reunificación alemana, se comprometieron a no extender «ni un centímetro» la OTAN hacia el este. El detalle de todo esto está muy bien tratado en el excelente libro del politólogo estadounidense, William Traubman: «Gorbachov. Vida y época» (Random House, Barcelona, 2018).

4.-  Además, EE. UU. y la OTAN rechazaron todas las propuestas de Gorbachov para crear un nuevo esquema de seguridad europeo que diera cuenta de la nueva realidad, integrando a Rusia también en ella. ¡Incluso rechazaron una propuesta de Putin en 2000 de integrarse a la OTAN!…

5.- De hecho, Occidente dilapidó miserablemente una oportunidad histórica inmejorable de generar un nuevo orden europeo que superara completamente las trágicas herencias del fatídico siglo XX en Europa.

6.- Me consta personalmente cuando secundé -y luego encabecé (¡hasta 1995!) las delegaciones chilenas a la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas (más tarde, llamada Consejo) la actitud plenamente congruente de Rusia con el bloque estadounidense-europeo en sus comportamientos en los polémicos proyectos de resoluciones aprobados en ella todos los años. ¡Incluso Rusia votaba sistemáticamente los proyectos de condena a las violaciones de derechos humanos de Cuba!…

7.- Poco a poco, se fue manifestando el engaño original y la OTAN se fue ampliando crecientemente hacia todo el este europeo, ¡llegando a incorporar a tres repúblicas de la ex Unión Soviética y limítrofes con Rusia: Estonia, Letonia y Lituania!; desconociendo absolutamente los plausibles crecientes temores de Rusia frente a esas obvias amenazas a su seguridad. ¡Sería como si crecientemente se incorporaran a una alianza militar que viese a Estados Unidos como su principal amenaza, el conjunto de los países latinoamericanos!…

8.- Además, estamos hablando de un gran país como Rusia, pero que pese a ello ha estado en los dos últimos siglos a punto de sucumbir por las agresiones de occidente: Napoleón y Hitler…

9.- Y ya la amenaza a Rusia generada por la eventual entrada a la OTAN de Georgia había generado una explicable reacción violenta de Rusia que apoyó a las poblaciones ruso-étnicas, dando origen a Abjasia y Osetia del Sur.

10.- El monumental desatino (para usar una expresión muy suave) que significó la continua ampliación de la OTAN suscitó las durísimas críticas del diplomático y estudioso más conocedor de la URSS, George Kennan; y de múltiples otros diplomáticos e intelectuales estadounidenses, ¡incluyendo al propio Henry Kissinger!…

11- Teniendo en cuenta las muy complejas relaciones ruso-ucranianas (que heredaban un curioso «regalo» del ucraniano Krushov de la Crimea históricamente rusa a Ucrania en 1954) y las complejas relaciones históricas del siglo XX al interior de Ucrania entre «ucranianos» y «rusos» (entre otras cosas recordemos el masivo alistamiento de ucranianos en las filas del ejército nazi luego de su invasión a la URSS en 1941; y las ejecuciones posteriores de muchos de estos vencidos, ¡incluyendo al abuelo y al padre de Krassnoff Marchenko!…); constituyó un acto virtualmente demencial (además de criminal) el total apoyo de EE. UU. y la OTAN al golpe contra el presidente ucraniano «pro-ruso» Yanukevich; y su declarada disposición de aceptar alegremente la incorporación de Ucrania a la OTAN…

12.- Y, sin ánimo de ser exhaustivo, el virtual apoyo de occidente a la destrucción de ciudades y muerte de miles de civiles rusos-étnicos, con ocasión de la represión de su autonomía o independencia proclamada en el Donbass hizo que Rusia finalmente estallase en una furibunda invasión a toda Ucrania que, además de criminal es muy estúpida para el futuro de las relaciones ruso-ucranianas. Pero sin justificarla en absoluto, ella ha sido, en definitiva, una trágica consecuencia de la sistemática y creciente amenaza de Occidente a la seguridad de Rusia. Y, además, estamos hablando de una OTAN que bombardeó o invadió países con los que Rusia tenía muy buena relación como Serbia, Irak o Libia. Y que invadió -sin siquiera consultarlo- un país limítrofe con Rusia como Afganistán…
Y casi nada sabemos de todo esto o lo pasamos por alto…

Cordialmente
Felipe Portales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here