Inicio Internacional Escocia: Gobierno  del  Partido Nacional Escocés y Verdes Escoceses  anuncia un segundo...

Escocia: Gobierno  del  Partido Nacional Escocés y Verdes Escoceses  anuncia un segundo referéndum de independencia

344
0
Compartir

Declaración del Partido Socialista de Escocia (CIT en Escocia)

[Imagen: Miembros del Partido Socialista de Escocia en una manifestación independentista en Edimburgo]

Nicola Sturgeon y el gobierno del Partido Nacional Escocés / Verdes Escoceses han anunciado recientemente su intención de celebrar un segundo referéndum de independencia el 19 de octubre de 2023.

El Partido Socialista de Escocia apoya el derecho al segundo referéndum sobre la independencia (indyref2) y aboga por una movilización masiva de la clase obrera y los sindicatos en las calles, los lugares de trabajo, las escuelas y los colegios para llevarlo a cabo.

Este débil y dividido gobierno tory puede ser derrotado en esta cuestión, así como en la crisis del costo de la vida, si el movimiento obrero emprende una acción coordinada de masas.

Sin embargo, el gobierno escocés volverá a pedir a un primer ministro tory que acepte una orden de la sección 30 para permitir un referéndum legal. Una orden de la sección 30 permite un acuerdo conjunto entre los parlamentos de Holyrood y Westminster para permitir la celebración del indyref2.

Quienquiera que sea el primer ministro conservador se negará, por supuesto. De hecho, a los pocos minutos del anuncio de Sturgeon, el gobierno del Reino Unido había dicho: “Tenemos claro que ahora no es el momento de hablar de otro referéndum de independencia”

Los tribunales no son neutrales

¿Cuál es la estrategia del Partido Nacional Escocés (SNP) para superar este obstáculo? Pedir a los jueces no elegidos y pro-capitalistas del Tribunal Supremo del Reino Unido que decidan sobre la competencia de Holyrood para legislar sobre el referéndum, que según los tories está fuera del alcance del parlamento escocés.

Sturgeon llegó a decir que si el Tribunal Supremo falla en contra del gobierno escocés no será culpa del tribunal y del poder judicial, sino del gobierno de Westminster.

Pero, ¿cuántas veces los trabajadores y los sindicatos han visto cómo se utilizaba el poder judicial para declarar ilegal una huelga después de haber votado mayoritariamente a favor de la misma, como por ejemplo los sindicatos de trabajadores de la comunicación en 2019?

Por qué el Tribunal Supremo iba a fallar a favor del gobierno escocés en esta cuestión, teniendo en cuenta lo que está en juego? En el capitalismo, los tribunales no son neutrales. Reflejan la naturaleza de clase de la sociedad y de ninguna manera pueden confiar en ellos quienes luchan por los derechos de los trabajadores y de la democracia.

Si se da el caso, como es probable, de que el tribunal dictamine que Holyrood no puede legislar para un indyref “legal”, las próximas elecciones generales del Reino Unido serán un “referéndum sobre la independencia”, afirmó Sturgeon. El SNP se ha posicionado en una única cuestión: el derecho a negociar los términos de la independencia con Westminster.

Sin embargo, el SNP ganó la mayoría de los diputados de Escocia en Westminster en 2015, 2017 y 2019. También han sido el partido gobernante en Holyrood desde 2007. Otra victoria electoral en 2024, ¿qué aportará exactamente?

Una campaña electoral como plataforma para abogar por la lucha masiva de la clase trabajadora por el derecho a la autodeterminación y por una solución socialista a la crisis del costo de la vida sería otra cosa.

Pero Nicola Sturgeon y otros tienen un miedo mortal a ese escenario.

El SNP es complaciente con la creciente ira contra sus políticas de recortes pro-capitalistas y el fracaso absoluto en la defensa de una salida a la crisis del coste de la vida.

Puede que al SNP no le resulte tan fácil ganar otras elecciones generales apoyándose en la cuestión nacional como antes.

Ya hay sectores del SNP y del movimiento independentista que exigen que sólo los candidatos del SNP se presenten frente a los partidos unionistas, dejando de lado a todas las demás fuerzas, incluida la izquierda socialista.

El Partido Socialista de Escocia se opone a este enfoque, que en realidad socavaría la construcción de un movimiento de masas de la clase trabajadora por el derecho al indyref 2.

En su lugar, apoyaríamos una amplia postura socialista que incluya la Coalición Sindicalista y Socialista (TUSC) Escocesa para ofrecer una alternativa de lucha.

Cretinismo parlamentario

El “cretinismo parlamentario” fue un término acuñado por Karl Marx para describir la ilusión de que un voto en el parlamento o los llamamientos a la clase dirigente para que acaten la “voluntad democrática del pueblo” podrían ser suficientes.

Esa “enfermedad incurable”, en palabras de Engels, podría aplicarse fácilmente a una dirección del SNP que parece no entender la arraigada hostilidad de la clase capitalista en cuanto a las consecuencias que la ruptura del Reino Unido tendría para sus intereses económicos y geopolíticos.

No hubo ni una palabra de Sturgeon en su discurso sobre la necesidad de construir una campaña extraparlamentaria basada en la lucha de masas por el derecho a decidir.

Por el contrario, toda la premisa de la estrategia del SNP era que “un referéndum debe ser legal y constitucional como cuestión de principios o de lo contrario no sería reconocido por la comunidad internacional”.

Sin embargo, como se demostró tan claramente en el referéndum de Cataluña en 2017, la llamada “comunidad internacional” no movió un dedo tras la brutal supresión por parte del Estado español. De hecho la Unión Europea (UE)

 y todas las principales instituciones capitalistas apoyaron la actuación del gobierno español en la represión del movimiento independentista.

No se descarta que un movimiento de masas a favor del indyref2 pueda obligar a la clase capitalista a conceder otro referéndum. Las apelaciones a los tribunales y a la “opinión pública” oficial dominada por los intereses capitalistas están diseñadas para fracasar.

Ahora mismo, con un apoyo a la independencia que ronda el 46%, y con el miedo al impacto que tendría un voto mayoritario de independencia para desestabilizar aún más Irlanda del Norte y Gales, no es un camino que los principales partidos del capitalismo británico quieran recorrer. Y eso incluye al Partido Laborista de Ker Starmer.

La insistencia de la dirección del SNP en que la legalidad burguesa debe decidir las reglas de la lucha está absolutamente ligada a su apoyo al capitalismo.

Giro a la derecha

De hecho, ha habido un marcado giro a la derecha en la política social y económica de los nacionalistas desde 2016.

Esto se vio más recientemente cuando el gobierno escocés dio a conocer sus planes de gasto para los próximos cinco años en Holyrood.

Incluía planes para recortar decenas de miles de puestos de trabajo en todo el sector público para “remodelar y reorientar el sector público después de Covid y la revisión del gasto pide a todo el sector público que busque de manera creativa formas de abordar de manera sostenible ese desafío”.

Esto viene a cuento de la decisión de la coalición SNP/Verdes de ceder grandes extensiones de capacidad eólica a las grandes compañías energéticas.

Como informamos: “El gobierno escocés del SNP/Verdes está entregando grandes extensiones del Crown Estate en Escocia a las multinacionales de la energía y a los fondos de inversión.

“Las grandes empresas destructoras del clima están siendo recibidas con los brazos abiertos para gestionar en gran medida al menos 15 gigantescos parques eólicos marinos frente a la costa de Escocia”

Cada página del reciente documento del gobierno escocés “Estrategia Nacional para la Transformación Económica” menciona el “espíritu empresarial”. A veces hay dos menciones en una sola frase.

Por ejemplo, esta joya de objetivo para: “establecer a Escocia como una nación emprendedora de clase mundial basada en una cultura que aliente, promueva y celebre la actividad empresarial en todos los sectores de nuestra economía”

El mismo enfoque proempresarial se aplica a los últimos argumentos económicos a favor de la independencia. Irlanda, Bélgica y los países nórdicos fueron citados como ejemplos de lo que podría lograr una Escocia capitalista independiente.

No se dijo nada sobre la crisis del coste de la vida que asola Europa, con una inflación galopante, el aumento del coste de la vivienda, los alimentos y el colapso del nivel de vida de la clase trabajadora, incluso en Irlanda y en los otros países en los que quieren modelar una Escocia independiente.

La crisis capitalista que hace estragos a nivel internacional sólo puede resolverse con políticas socialistas, la nacionalización bajo el control y la gestión de la economía por parte de los trabajadores y un plan socialista para acabar con la pobreza y la desigualdad.

Lucha socialista

Estamos a favor de una lucha unida de la clase obrera en Escocia, Inglaterra y Gales contra el gobierno de Johnson y por una alternativa socialista.

Por eso el Partido Socialista de Escocia lucha por una Escocia socialista independiente y una confederación socialista voluntaria con Inglaterra, Gales e Irlanda como parte de la lucha por el socialismo a nivel internacional.

Por el fin del capitalismo y de los multimillonarios especuladores que están destruyendo la vida de la clase trabajadora a nivel mundial.

Defendemos la construcción de un nuevo partido de masas de la clase obrera dirigido por los sindicatos para luchar por la autodeterminación y por el cambio socialista.

La lucha por el derecho al indyref2 es una lucha contra los intereses capitalistas. Ya sean los tories de Boris Johnson, los laboristas de Keir Starmer o el Tribunal Supremo del Reino Unido.

El apoyo del SNP al capitalismo y a las grandes empresas significa que son incapaces de liderar la lucha por los derechos democráticos, y mucho menos por el socialismo.

Tampoco son capaces de superar la oposición y las vacilaciones de los trabajadores que dudan de las políticas cada vez más pro-capitalistas del SNP.

Un nuevo partido obrero de masas y unas políticas socialistas podrían, por el contrario, unir a la clase obrera y cortar las inevitables tácticas de divide y vencerás de los tories y la clase capitalista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here