Inicio 50 años de la Unidad Popular Chile – El Poder Popular

Chile – El Poder Popular

787
0
Compartir

por Pamela

Sin duda alguna que el corazón del Gobierno de Salvador Allende fue el poder popular, generado por el pueblo.

El poder popular se expresa a través de distintos movimientos de participación, organización, movilización social y política. En la historia de la clase trabajadora a nivel internacional se han visto distintos formas de organización, como en el caso de la Revolución Rusa con los soviets.

A través de distintas agrupaciones, los sectores populares chilenos encontraron la forma de manifestar sus reivindicaciones económicas y políticas, defender sus intereses, al tiempo que apoyaban al gobierno.

La máxima expresión de independencia de los pobladores fue durante la crisis del 72, orquestada por los empresarios y apoyada por el gobierno de USA, la derecha y los DC.

En respuesta al boicot de la derecha a través del bloqueo parlamentario que impedía que el gobierno pudiera financiar el presupuesto nacional, rechazando todas las leyes, el mercado negro, el acaparamiento de los alimentos y el paro de los transportistas, que pretendían ahogar el gobierno, se crearon las juntas de abastecimiento y precio (JAP), que establecieron un puente entre la producción y los consumidores populares. Cuando el desabastecimiento golpeó a los pobladores, las JAP, mediante nuevas formar de organización, asumen la tarea de distribución de los alimentos, logrando de esta manera independizarse del estado. Además posibilitan la creación de lazos entre las fábricas, las empresas distribuidoras, los pequeños comerciantes y los hogares. Estos organismos estaban casi totalmente controlados y administrados por las mujeres pobladoras.

Los cordones industriales se intensificaron y crecieron también durante la huelga patronal de 1972 con el paro de la locomoción colectiva, una de las primeras tareas de los trabajadores fue resolver el problema del transporte hacia a los lugares de trabajo. En muchas fábricas tomadas por los trabajadores después del abandono de los patrones y con la intensión de seguir produciendo, se usan los camiones de las empresas para suplir la falta de micros, que en un 70 % estaban en manos de privados.

Los trabajadores de diversos sectores de la capital y en otras regiones del país, se organizaron para enfrentar a la oposición y se crearon los cordones industriales de Cerrillos, Vicuña Mackenna, San Joaquín, etc. En el cordón vicuña Mackenna, los trabajadores de Soprole se toman la planta con el fin de garantizar la distribución de leche. Además los trabajadores del cordón, organizan todas las semanas una feria libre. Entre cordón y cordón se estableció un sistema de trueque que recorría toda la ciudad. En diversas empresas también abrieron salas cunas y guarderías para las trabajadoras.

Comandos comunales, fueron organismos de poder popular y local creados para defender el gobierno del “compañero presidente” y la continuidad de la producción. En estos comandos comunales participaban obreros representados por sus sindicatos, los pobladores, asociaciones de mujeres organizadas, sindicaros agrícolas, centros de estudiantes, partidos de izquierda. Los diversos sectores fueron adquiriendo cada vez mayor consciencia de si, aglutinándose en organizaciones con reivindicaciones propias, pero capaces de articular demandas e intereses con otros sectores. Fueron los trabajadores organizados los protagonistas de la resistencia del paro de octubre e impidieron la victoria de la reacción garantizando trabajo y alimentación.

Frente a los boicot de la derecha y al profundizarse la lucha de clases, el poder popular desarrolla iniciativas autónomas, llegando incluso a enfrentarse con el gobierno e incluso sus propios representantes sindicales. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here