Inicio Cultura En la feria del barrio

En la feria del barrio

416
0
Compartir

 

Por Rucio R.

  • Señora cuide su bolsa, no la deje ahí abierta. –
  • Si señora cuídese, mire que andan unas cuicas del apruebo

        los que roban.

Un hombre mayor que estaba al lado dice.

.- Mire, si un comunista vota en Contra, yo voto Apruebo.

.- Y que tienen que ver los comunistas?

.-Porque esos no quieren esta nueva constitución porque no podrán robar porque a esos no les gusta trabajar.-

.- Señor, sabía usted que los más grandes ladrones en este país son los ricos, ahí tiene a quienes nos robaron con el confort, con las farmacias, los alcaldes de derecha.-

.- Yo no quiero a los comunistas gobernando.- dice el anciano

.- Señor esta nueva constitución le dice a usted que tendrá libertad para elegir donde atenderse si se enferma, bueno haga usted el intento de ir a atenderse a la Clínica Alemana.-

.- Claro que voy si quiero y me atiendo ahí.-

Ya, y tiene tres millones diarios para pagar.-

El anciano dice….Claro que tengo poh.-

Como se puede ver, el discurso anticomunista de la derecha ha penetrado muy fuerte en los sectores más humildes, al punto de no reconocer nada.

Es el sector de reserva de la derecha, al sector a que recurren con el voto obligatorio, el sector más atrasado de la sociedad, después de años de pauperizar la educación, de años de hacerse propietarios de los medios de comunicación masivos.

Las contiendas electorales, solo son una muestra de la conciencia de las masas y será usada mientras haya atraso político en la conciencia del pueblo.

Cuando la población comienza a tomar conciencia y a interesarse por la política, los sectores más reaccionarios, no lo piensan dos veces para mandar la “democracia” al tacho de la basura.

Una revolución no es otra cosa que la entrada del pueblo en la política activa ampliando la democracia a todos los sectores de la sociedad.

Es una verdadera democracia, cuando la clase trabajadora se hace cargo de la gestión, organización y distribución de la producción de un país.

Para las clases burguesas, la democracia es solo un medidor de fuerzas y para ello usan todos sus medios para penetrar con su discurso a los sectores más atrasados, haciéndoles creer que sus privilegios son los de todos.

 

CWI – CIT

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here