Inicio Derechos Humanos Chile – Minuto de silencio sin silencio

Chile – Minuto de silencio sin silencio

188
0
Compartir

Por Rucio R.

El pasado 11 de febrero se jugó en el estadio nacional de Santiago, la final de la súper copa que enfrentó al actual campeón del torneo de fútbol nacional y al campeón de la copa Chile, Huachipato y Colo Colo, respectivamente.

Antes de comenzar el partido se rindió homenaje a los afectados por el gran incendio de la región de Valparaíso y entraron con el trofeo, la Supercopa, representantes del cuerpo de bomberos, hasta ahí todo muy bien en un marco de respeto y admiración por los voluntarios combatientes del fuego de nuestro país.

Luego por los parlantes la voz de una locutora anunció que se haría un minuto de silencio en homenaje a Sebastián Piñera, fallecido en un accidente aéreo, cuando el helicóptero que pilotaba capotó en el Lago Ranco.

En ese momento se hizo oír en todo el estadio el cántico que se popularizó para el estallido social de octubre de 2019.

“Piñera, conchetumare, asesino igual que Pinochet”

El cántico se mantuvo mientras duró el minuto de silencio y más allá, hasta que comenzó el partido.

En el entretiempo los hinchas de Colo Colo desplegaron un gran lienzo donde se leía.

“PIÑERA Y BLANCO Y NEGRO ENEMIGOS DEL PUEBLO”

Cuando carabineros fue a retirar el lienzo de las tribunas, comenzaron los incidentes enfrentando a gente de la barra contra carabineros que terminaron con un incendio en parte de la galería y la suspensión del partido.

Escuchando los distintos programas deportivos de radio, se daban muchas explicaciones acerca de los graves incidentes.

Todos apuntaban a un grupo de delincuentes que no les interesa el fútbol y tampoco son reales hinchas de un club, sino, grupos organizados para hacer desmanes, cometer delitos y atentar contra el memorial de los DDHH del estadio.

Sin embargo, miembros de la barra, salieron a desmentir esta información, acotando que todo comenzó por el lienzo que quisieron invisibilizar las fuerzas policiales.

Este artículo no pretende defender lo indefendible, es inaceptable que las barras bravas de los diferentes clubes de fútbol del país, se hayan tomado el espectáculo y con ello hayan alejado a las familias de los estadios, eso no se puede tolerar. Pero a la vez hay que decir que el establecimiento de las sociedades anónimas en el fútbol chileno ha hecho un cambio cualitativo en el desarrollo de este deporte, convirtiéndolo solo en un negocio más.

Además de usar a parte de las barras bravas para campañas políticas de la derecha.

El gran despliegue mediático por la muerte del ex presidente Piñera, convirtiéndolo en casi un santo, donde unánimemente todos destacaron sus logros y su “vocación democrática”, omitiendo de manera vergonzosa el accionar de este personaje, no solo durante el estallido social, sino también en cómo logró su fortuna, con un modus operandi rayando en lo delincuencial, con una dudosa legitimidad legal y muchas veces traspasando esos límites hasta el punto de tener el record de ser el único personaje que llegó a la presidencia, teniendo en su pasado una encargatoria de reo, producto del desfalco del banco de Talca, además de innumerables multas de la SVS (Superintendencia de Valores y Seguros) que pagó sin interponer recursos legales ni nada, demostrando así su culpabilidad de sus manejos turbios en el mercado accionario.

En un programa de radio llegaron a decir que la barra de Colo Colo protestaba contra Blanco y negro, donde había estado Gabriel Ruiz Tagle (Uno de los personajes de la colusión del papel higiénico) Leonidas Vial, entre otros. Pero omitieron totalmente el nombre de Sebastián Piñera.

El tema es que el circo mediático brutal por el muerto, fue tanto que, desaparecieron las informes y noticias de los graves incendios de la V región, solo la ciudadanía, en los barrios, los pobladores y la clase trabajadora siguió recolectando víveres, ropa y alimentos para ir en ayuda de los damnificados y cuando pretendieron trasladar la cadena de desinformación santificadora del expresidente al estadio, se encontraron con la verdad del cántico.

“PIÑERA, CONCHETUMARE, ASESINO IGUAL QUE PINOCHET”

La transmisión televisiva del partido, silenció el audio ambiente y los informativos sólo mostraron imágenes de los disturbios.

El sentir de la población en Chile en general, dista mucho de lo mostrado por la televisión, de la supuesta pena nacional por este personaje nefasto en la historia de Chile y en el estadio quedó demostrado muy claramente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here