Inicio Análisis y Perspectivas No lo vieron venir: La canción es la misma. La humanidad se...

No lo vieron venir: La canción es la misma. La humanidad se juega su destino

230
0
Compartir

Marco González Pizarro

Abogado, Doctor Universidad de Salamanca

 El contexto mundial y nacional, sigue siendo el mismo que aquel vivenciado ex ante al Estallido Social de 2019. El capitalismo mundial cruje por sus cuatro costados, bajo una lógica de espiral armamentista e inflacionaria muy avanzada.

En Chile, la cúpula la expresión capitalista más aguda, la neoliberal, dirigida por el Frente Amplio en el gobierno, también, como antes de la Pandemia, sigue golpeando al pueblo chileno, favoreciendo al gran capital monopólico financiero nacional y transnacional, tirando a la basura las juradas promesas de lucha con que lograron la Presidencia del país.

En efecto, la cúpula FA-PC, ha preferido posar con falso glamour en los medios de la burguesía, promoviendo un Chile tan falso como el oasis de Piñera. Así, han logrado “dorar la píldora” con que la burguesía duerme tranquila, pensando en que el Estallido Social no fue más que una terrible pesadilla.

Lo cierto es que, sin embargo, descansan sobre un volcán.

Luego de los Ingresos de Emergencia, y los Retiros de los Fondos de Pensiones, las cuentas públicas crujen, siendo cada vez más febles las cortinas de humo de los medios periodísticos burgueses, que con una parrilla tan insensata como irreal, muestra a las claras el total desmadre en el control de los sentidos fundamentales de Humanidad en el Chile Neoliberal. Por ello prima una vulgaridad sin precedentes en estos medios de masas, que se hunde en escaramuzas cada vez más abyectas, con continuos escándalos de la peor estofa.

Para contextualizar las cifras macro del país, veamos el siguiente cuadro:

Es fácil advertir que, para enfrentar el Estallido Social, el país fue hipotecado. Los datos son elocuentes. En 7 semestres, la deuda neta del Gobierno Central aumentó 3 veces su tamaño, mientras que aumentó 16 veces la deuda del Sector Público.

En este escenario, se suceden numerosas quiebras en la construcción, retail y cadenas alimenticias, mostrando la degenerada presión oligopólica en el país, que muestra rasgos neofeudales en el neoliberalismo, un fenómeno chileno y mundial.

Mientras, en el plano internacional, los grandes bloques imperialistas, se enfrentan en el espeso ajedrez de la guerra en Ucrania, donde Rusia y China han quebrado los enclaves de dominio imperial controlados por USA y Gran Bretaña, que someten de manera vergonzosa a la UE, promoviendo juntos, una demoníaca experimentación de armas, y en que, vía expansión de la OTAN, intentan, sin éxito, escenarios de guerras nucleares.

En este conflicto, USA ha logrado hasta el momento, mantener a flote su economía, obligando en la lógica feudal, a la Unión Europea como vasallo, quienes pusieron a funcionar sus enormes enclaves armamentistas, apostando bajo ideas neonazis a una suerte de neofeudalización mundial.

Sin embargo, la guerra muestra desde ya una severa corrupción en la UE, mientras Estados Unidos muestra severos rasgos de descontrol social, económico y especialmente de sus autoridades.

No se puede perder de vista que este conflicto tiene su origen y curso de acción en la competencia por los mercados, en la que China y Rusia controlan aspectos estratégicos (tecnología espacial y militar), que superan largamente a “Occidente”. Este control estratégico, desespera a “Occidente”, que recurre a maniobras cada vez más torpes de militarizaciones espurias, que no logran objetivamente ningún reposicionamiento estratégico del bloque occidental neoliberal.

Lejos de ello, Rusia avanza para dar la estocada final al régimen neonazi de Kiev, sin que el feroz ataque genocida de Israel a Gaza, logre levantar la moral del bloque. Lejos de ello, Israel ha realizado un ataque demencial a la cúpula militar iraní en Siria, desesperados por el apoyo de inteligencia de este país a las milicias de Hamas y el ejército de Siria. El régimen fundamentalista iraní, amén de destacar que habrá represalias, se ha limitado a responder que este ataque se debe a la desesperación del enclave sionista, por no poder terminar con la resistencia palestina, a pesar de la guerra de exterminio que llevan a cabo.

Así las cosas, derrotado en los hechos militarmente, el neoliberalismo se sostiene sólo desde una desesperada pretensión de control mundial, a través de la mentira y el engaño en los mass media, sin cuya sujeción, caería probablemente en horas.

En Chile, ello es claro sobre todo desde el Estallido Social de 2019, en que el dominio basado en la total perversión de las instituciones y la economía, se funda en la mentira y el engaño, sin lo cual no tiene más tiempo como sociedad sostenible.

En este plan de sentidos, no se puede sino hacer presente la lógica expresada en las nociones apocalípticas, que como pocas explican la naturaleza de este engaño[1].


[1] Apocalipsis 12:9 . Así fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña al mundo entero. Junto con sus ejércitos, fue arrojado a la tierra. La referencia es a que, en la Tierra mora, para su purga definitiva, una raza de dragones habitantes de Las Pléyades (Constelación de Orión) que, rompiendo el pacto con Dios (prometen vida eterna en la forma física sin la trascendencia espiritual), engañan y mienten sobre el origen y destino de todas las cosas, luchando actualmente en la Tierra con lo que queda de su ejército, donde purgan su condena. De allí que en el último tiempo se visualicen como nunca antes, imágenes de tecnología alienígena, pues este ejército draconiano, lucha en la Tierra para sostener la esfera de influencia de esta raza depredadora, draconiana, de altísima tecnología, que sin embargo, no puede destruir la actual condición de la raza humana, que está revestida de una superior condición de control biológico y químico a través del amor, es decir, el vínculo subjetivo ajeno a la lógica científica depredadora (n. del a.)


El pueblo trabajador, lejos de esta lógica depredadora del capital y sus secuaces, resiste con una dinámica que sólo se explica a través de la figura de respeto y amor al prójimo.

En efecto, luego del golpe de timón -definitivo a mi juicio-, dado a la realidad de este país en el Estallido Social -en que se quebró la lógica basada en los engaños de la mano de feroces conquistas sociales, como los retiros de fondos de las AFP-, el pueblo resiste bajo una especial mixtura de respetos esenciales, sin cruzar nuevamente la línea de la violencia acumulada por décadas de abusos, sin embargo, bajo una condición latente de esta fuerza social volcánica.

En este contexto, el régimen neoliberal se sostiene por un apoyo de la burguesía al régimen de Boric, quien lejos de sus promesas, se posicionó como garante de del régimen neoliberal en Chile.

Sin embargo, numerosas y violentas luchas comienzan a superar este débil sostén del régimen otorgado por el Frente Amplio. Tal como antes del Estallido, se suceden luchas poblacionales, cortes de carreteras, de pescadores artesanales, de la educación, de los trabajadores portuarios, en un réquiem que se repite como mantra.

La burguesía sigue mirando para el lado, pues la corruptela de sus afanes, como las quiebras o insolvencias de empresas ejes del modelo, como Latam (la línea aérea), Falabella, Socovesa y otras, muestran un escenario derruido y sin arranque posible bajo una lógica institucional sana.

La burguesía, en efecto, ha preferido este camino de la podredumbre total, en vez de ajustes profundos bajo la lógica de cambio fundamental surgida del Estallido Social, es decir, una nueva carta de navegación estructural en la fisonomía económica y social del “modelo neoliberal”. Lejos de ello, ha optado por insistir en mantener la cortina de mentiras y engaños al pueblo trabajador, a la manera del dictador Pinochet en los ochenta.

La clase trabajadora, que fue capaz de soportar 30 años de mentiras y engaños en defensa de la democracia, no esperará otros treinta años para una nueva insurrección. La realidad de la corrupción galopante de las instituciones del Estado, que degenera en decenas de lógicas municipales, como en escándalos de personajes bisagras de la corrupción, pululan frente a las miserables pensiones, de las deudas insostenibles, de los abusos bancarios y de las grandes empresas en las colusiones de bienes esenciales (medicamentos, alimentos, transporte), la falta de acceso a vivienda digna, la depredación de todo tipo (forestal, minera pesquera), y un largo etc., ya no es sostenible frente a la opulencia de pequeños grupos neoliberales, ensamblados en el lujo y el derroche.

Pretender que, bajo la profundización de la corruptela y el engaño permanente, obrarán buenas noticias para el pueblo trabajador, no es sino creer en que la mentira de Satanás en la Tierra, es la respuesta actual para la Humanidad.

La indecencia lleva a un hastío aún peor en Chile y el mundo. Es el mismo sentido del descontrol de los profundos cambios geológicos en el planeta, de los que se hizo caso omiso en las últimas décadas. En lo social, el desastre en la institucionalidad concomitante, traerá la definitiva superación del estadio neoliberal, por una enorme marea de tsunamis sociales en Chile y el mundo.

Así las cosas, el hastío como pulsión elemental de sobrevivencia, manifestada en octubre de 2019, nos ubica en un ciclo de una definitiva respuesta estructural a la crisis sistémica del Capitalismo Neoliberal, como sentido de reemplazo dialéctico de poder, pues ya no hay más espacios para el posibilismo burgués, como acomodo de respuestas sociales al pueblo trabajador.

Vivimos así, un momento esencial en la Historia de la Humanidad. Estamos próximos a presenciar el colapso de la cultura de la muerte y depredación de esta raza enemiga de la luz y el amor, identificada como Satanás y las tinieblas en libros sagrados, para refundar la existencia sobre la Tierra bajo la lógica de la luz y el amor, en los próximos años.

El mensaje es claro, luego de muchísimas luchas de la Humanidad marcada por guerras, exterminios, inundaciones, grandes incendios, mega explosiones, la Humanidad debe ser redimida en la Nueva Babilonia, bajo manto de sentido, luz, equilibrio y redención. De amor.

Hoy, este escenario se presenta como la otra cara de esta medalla de la crueldad y el odio burgués, de la mentira y el engaño permanente, que no tiene más opciones. No hay más espacio para la guerra, la depredación, la explotación, el hambre, los abusos a menores, mujeres y minorías étnicas.

Debemos prepararnos para refundar la sociedad chilena y mundial, los próximos meses y años serán de suyo difíciles, pues el desafío es enorme, se trata de construir una nueva sociedad mundial, donde, sin embargo, también, estarán allí, para trabajar, todas las enormes fuentes de resistencias a este modelo depredador, las fuentes de conciencia y lucha, que, con mucho temple y respetos, deberemos hacernos cargo para la reconstrucción histórica de nuestro planeta, hábitat y de nuestra sociedad.

Notas:

1. Ver Series Estadísticas Banco Central, Deuda en relación al PIB:
https://si3.bcentral.cl/Siete/ES/Siete/Cuadro/CAP_FIN_PUB/MN_FIN_PUB_1/PEM_FP_DP/63736386132285
1639

2 . Apocalipsis 12:9 Así fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña al mundo entero. Junto con sus ejércitos, fue arrojado a la tierra. La referencia es a que, en la Tierra mora, para su purga definitiva, una raza de dragones) habitantes de Las Pléyades, Constelación de Orión) que, rompiendo el pacto con Dios (prometen vida eterna en la forma física sin la trascendencia espiritual), engañan y mienten sobre el origen y destino de todas las cosas, luchando actualmente en la Tierra con lo que queda de su ejército, donde purgan su condena.
De allí que en el último tiempo se visualicen como nunca antes, imágenes de tecnología alienígena, pues este ejército draconiano, lucha en la Tierra para sostener la esfera de influencia de esta raza depredadora, draconiana, de altísima tecnología, que sin embargo, no puede destruir la actual condición de la raza humana, que está revestida de una superior condición de control biológico y químico a través del amor, es decir, el vínculo subjetivo ajeno a la lógica científica depredadora (n. del a.)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here