Inicio Nacional Hemos ganado. Podemos terminar los abusos y la desigualdad brutal

Hemos ganado. Podemos terminar los abusos y la desigualdad brutal

243
0
Compartir

Patricio Guzmán S.

Mientras escribimos estas líneas los datos oficiales de resultados del SERVEL con un 90,78% de las mesas totales del Plebiscito Nacional, muestran que la victoria del Apruebo con el 78,24% de los votos es total. El rechazo en cambio obtuvo 21,76%. Una verdadera paliza contra el pinochetismo.

Todos los políticos y los partidos que durante 30 años no hicieron nada para que el pueblo trabajador terminara con la Constitución de Pinochet, que ahora lleva la firma de Ricardo Lagos se atribuyen la victoria en plebiscito.

La derecha jamás ha querido terminar con la Constitución, menostodavía una Asamblea Constituyente para que los representantes del pueblo elaboren una nueva Carta Magna. Recordemos que cuando bajo el gobierno de Lagos se hicieron cambios cosméticos a la Constitución del 80, y se puso su firma en lugar de la del dictador, Ricardo Lagos señaló que ahora si Chile tenía una Constitución democrática y se cerraba la transición.

Luego Bachelet en su segundo gobierno respondió a las presiones sociales convocando un proceso de discusión abierto de lo que después el gobierno extrajo conclusiones de lo que la gente que había participado quería. Después de tan laborioso proceso el informe final encontró su camino hacia alguna bodega olvidado. Nada se hizo con esto.

El entonces senador del PS, Camilo Escalona, declaró públicamente que los que queríamos una Asamblea Constituyente fumábamos opio.

Osvaldo Andrade, entonces presidente del PS sostuvo que una nueva Constitución era para nuestros tataranietos.

José Miguel Insulza, senador que cuando empezó el estallido social pidió públicamente más represión, señaló durante el gobierno de Bachelet que él se oponía a una Asamblea Constituyente porque eso nos dividiría.

Podríamos seguir con muchos ejemplos de los diferentes partidos, pero está claro que nunca se propusieron terminar con la Constitución Pinochetista que tanto ha permitido enriquecerse a los grandes empresarios, convirtiendo las necesidades básicas de la gente en mercancias y negando los derechos sociales y político a la gente común.

Con toda desfachatez ahora empezando por Sebastián Piñera se arrogan la victoria del Apruebo como si fuese suya. El gobierno del rechazo mágicamente se convierte ahora en el gobierno del apruebo.

Este plebiscito es el fruto de nuestra victoria primero en las calles, del heroísmo de los jóvenes de la primera línea, demonizados como delincuentes por los grandes medios, y de los millones movilizados en todo el país.

Lo que queremos es una Asamblea Constituyente, para enterrar la Constitución y el legado de abusos del capitalismo salvaje que tenemos. Queremos una Constitución que garantice los derechos de toda la gente a salarios suficientes, a buenas pensiones, a la educación, a la salud, al medioambiente limpio, a la protección de la naturaleza. Queremos recuperar las riquezas naturales, el agua y el mar para todos la gente que vive en Chile.

Exigimos la libertad de los 2.500 jóvenes de la revuelta que permanecen en las carceles.

Demandamos justicia por nuestros muertos, torturados, violentadas sexualmente.

Queremos que Sebastián Piñera renuncie, porque es el primer responsable de la violación de Derechos Humanos sistemática y generalizada que hemos tenidos este año desde el levantamiento social.

Hoy estamos felices, hemos obtenido una tremenda victoria, a pesar de los montajes, de los infiltrados para desatar quemas de iglesias y violencia contra el pueblo, de la campaña mentirosa del terror del Rechazo. Pero tenemos que mantenernos activos y organizar Asambleas Populares y Cabildos para poner en pie nuestro propio proceso Constituyente desde los municipios. No cederan sin más sus privilegios, nada nos darán graciosamente. Todo nos lo tenemos que ganar.

Vamos a construir el poder popular desde las comunas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here