Inicio Medio Ambiente Capitalismo y destrucción del medio ambiente

Capitalismo y destrucción del medio ambiente

404
0
Compartir

por Celso Calfullan

En plena dictadura, en 1974 empezaron los monocultivos forestales en la mayor parte del territorio mapuche, que luego se fueron expandiendo por casi todo Chile.

Concentrándose fundamentalmente en las regiones del Biobío y la Araucanía, aunque también están en la zona central de Chile y más al sur de la Novena región.

De acuerdo a diferentes estudios los  monocultivos de pinos y eucaliptos, son la principal causa que está afectando en el aumento de la sequía de esta región, hay demasiada evidencia acumulada para demostrar la relación que existe entre los monocultivos y la escasez de agua.

Menos de 50 años le bastaron a las empresas forestales para crear una de la peores sequias  de esta zona del país y de paso destruir la mayor parte de la flora y la fauna de prácticamente toda la región de la Araucanía.

En menos de cinco décadas empresas como la CMPC (del grupo Matte) y Arauco (Del grupo Angelini) han creado un daño medio ambiental irreparable en territorio mapuche. Estas empresas son las que  controlan poco más del 70% del negocio forestal, que produce más de 4 millones de toneladas de celulosa anualmente, entre ambas familias poseen más de dos millones de hectáreas en la región, mientras el conjunto del pueblo mapuche apenas llega a controlar poco más de medio millón de hectáreas de lo que fue su propio territorio.

Los mapuche de acuerdo a diferentes estudios llevan viviendo más de 12 mil años en ese sector del cono sur de América y nunca llevaron a cabo este nivel de destrucción que hoy estamos viendo, en cambio a los capitalistas de bastaron menos de cinco décadas para destruir esta región, que antes fuera rica en recursos hídricos.

Hoy la escasez de agua en la novena región es dramática, más del 70% de las zonas rurales tienen problemas por falta de agua, esto es el resultado de cinco décadas de transformaciones capitalistas en la Araucanía.

Precisamente las comunidades mapuche son las más afectadas por la falta de agua en la región, hoy más de 21 mil familias dependen de camiones aljibes para poder tener agua para sus necesidades más básicas.

Esta situación crítica es precisamente el resultado de la codicia de un pequeño puñado de empresarios que ponen sus intereses monetarios, su avaricia por acumular grandes cifras de dinero, por sobre las necesidades de los seres humanos y de la propia naturaleza que están destruyendo a pasos agigantados en las últimas décadas.

Si no somos capaces de poner fin al capitalismo, para construir una sociedad más justa, solidaria y democrática, pensada para la mayoría de la población seguiremos viendo como un pequeño puñado de capitalistas nos siguen conduciendo hacia la barbarie, hacia la destrucción de la humanidad.

Celso Calfullan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here