Inicio Derechos Humanos Entrevista al preso político Rubén Rivas: «Vamos a ir a buscar al...

Entrevista al preso político Rubén Rivas: «Vamos a ir a buscar al Boric para zanjar ya el tema del indulto»

173
0
Compartir

05/01/2022

por El Porteño

1.- ¿Podrías contarnos en qué situación fuiste apresado, qué acción desarrollabas y en qué espacio organizativo militabas en aquél entonces?

Al igual que ahorita, militaba en el Movimiento Juvenil Lautaro, y participaba aportando en diversos tipos de iniciativas en la zona sur de Santiago, principalmente en la comuna donde vivo, Pedro Aguirre Cerda. Desarrollamos actividades culturales, deportivas, de memoria y defensa de los Derechos Humanos, economía popular, etc. En el momento previo al Desborde Masivo Popular de Octubre del 2019 estábamos impulsando junto a compitas de otras expresiones populares un taller deportivo en la comuna de Lo Espejo, como también habíamos impulsado en el sector de Franklin una conmemoración para Joanne Florvil, migrante asesinada por la bestialidad de los pacos y de la Democracia, y unos días antes del inicio de la Revuelta estuvimos presente en una actividad cultural organizada en el territorio por los compas antifascistas en contra de la cumbre APEC. 

Fui detenido el 30 de octubre del 2019 junto a Esteban Bustos y Gilberto Mendoza en horas de la mañana en Pedro Aguirre Cerda por  funcionarios policiales de distintas comisarías del sector, quienes nos trasladaron a la 51° Comisaría, conocida nefastamente por su prontuario de violaciones a los Derechos Humanos.

Allí, un funcionario de inteligencia de los pacos –deducimos del OS9- que se encontraba sin identificación y con su rostro tapado nos informa el motivo de la detención, que eran barricadas en la línea del Tren Central, además de amenazarnos e insultarnos. Este funcionario nos informa antes que un fiscal cuales eran los cargos que se nos iba a formalizar en la audiencia de control de detención (infracción a la Ley de Ferrocarriles) y antes que un juez señala que íbamos a hacer cana.

Posteriormente somos trasladados al Centro de Justicia, en donde se realizó la audiencia de control de detención y de formalización de cargos. Como querellante en nuestra contra se presentó la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) y el Ministerio del Interior. Fiscalía invento un relato, en el cual señalaba que la intención de las barricadas era descarrilar el tren y que este se incendiase con la gente adentro de los vagones. Además, como parte del argumento, la fiscal de turno señaló que nosotros éramos parte de una organización marxista leninista.

Así las cosas, en una audiencia que fue rapidísima, la jueza acoge la prisión preventiva solicitada por fiscalía y los querellantes, esto pese a que la ley por la cual fuimos formalizados en dicha instancia tenía como pena máxima 3 años 1 día, y nosotros al no contar con antecedentes penales previos, significaba que en caso de ser condenados jamás cumpliríamos dicha pena privados de libertad, por lo que no existió justificación jurídica que sustentase la decisión de la prisión preventiva. Unos meses después nos formalizaron por el mismo hecho por infracción a la Ley de Seguridad del Estado, aumentando la pena posible a 10 años.

2.- ¿Cuál fue la respuesta política de las organizaciones en las que participabas y en un sentido mayor, de las organizaciones en lucha en tu territorio?

La respuesta del Lautaro fue inmediata. Ese mismo 30 de octubre, la organización hace pública  las aberraciones jurídicas y el carácter político de nuestra prisión, sustentada en los elementos que señalaba anteriormente: detención ilegal, apremios ilegítimos, persecución política, la presión ejercida por el Gobierno, etc. Dicho comunicado lautarino, además de constatar lo acontecido, fue una señal de convicción, de actitud de lucha y de que la libertad la íbamos a pelear. Se abre nuevamente en nuestra historia como organización la etapa que denominamos Batalla por la Libertad, y con ella, reaparece nuevamente Guacoldas, espacio en donde confluyen amigos y familiares de los prisioneros políticos lautarinos.

En el territorio fueron múltiples los gestos solidarios y siempre estuvo presente la preocupación respecto a nuestro caso. En los medios de comunicación popular del territorio se informaba sobre nuestra situación y las organizaciones e individualidades manifestaban su solidaridad de diversas formas, desde la propaganda al aporte económico a nuestras familias, gestos que agradecemos enormemente.

3.- ¿Podrías contarnos cómo fue tu vida en el período en que estuviste encarcelado?, ¿Cómo es la vida de los presos políticos en la actualidad, cómo se reconocen y de qué forma organizaron su defensa legal?

Cuando se dictó la prisión preventiva en nuestra contra, el lugar que la jueza había destinado era el penal Santiago 1. Pero Gendarmería en vez de llevarnos hacia esa cárcel nos traslada a la Unidad Especial de Máxima Seguridad de la Cárcel de Alta Seguridad. Cuando llegamos allí nos llevaron donde el Alcaide, que nos dice que les había llegado un oficio del Ministerio del Interior en donde se señalaba nuestra participación en grupos anti sistema y que por eso nos tenían ahí. En dicho lugar el encierro era de 21 horas al día en celdas individuales, con 1 hora y media de patio y otra hora y media de pasillo, por lo que había que inventarse una rutina para no padecer al aburrimiento… harta lectura, rutina de ejercicios, escribir cartas, ver tele, discutir política, dar jugo, compartir mate, etc., eran parte de la cotidianeidad carcelaria.

En el tiempo en que nosotros estuvimos privados de libertad –entre Octubre del 2019 y Abril del 2020- pudimos conocer y compartir con otros prisioneros políticos de la Revuelta, como Roberto Campos, Omar Jerez y Jeremy Ramírez. Todos los que estuvimos presos en el contexto de Revuelta y que pasamos por el CAS nos encontramos en libertad. También estaban otros prisioneros políticos anteriores al contexto de Revuelta, como el caso de Mauricio Hernández Norambuena y Henry Méndez, poblador y luchador de Villa Francia condenado hace poco a una desproporcionada pena de 20 años por la Ley de Control de Armas. 

Con respecto a la defensa legal, en nuestro caso fuimos defendidos en primera instancia por Lorenzo Morales de la Defensoría Popular y posteriormente por Hiram Villagra y Magdalena Santana de CODEPU. La organización de la defensa legal depende de cada caso, de cada situación, ahora bien según la experiencia es importante la intromisión del propio prisionero político en su proceso judicial, la comunicación con la defensa y la capacidad de crear hechos políticos y de presión al interior de la cárcel. 

4.- ¿Hubo algún contacto con partidos oficiales, de representación parlamentaria que se acercarán a ustedes?

En Abril de 2020, ya en el contexto de Pandemia, tomamos la decisión de generar el proceso para una solución política para la prisión política de la Revuelta. La solución política la entendemos en el marco de un problema que tenemos los prisioneros políticos de la Revuelta pero también la Democracia en su conjunto. La prisión política de la Revuelta fue creada por la misma Democracia, ellos decidieron usar la fuerza y el castigo en vez de resolver las necesidades y urgencias de la población, ellos declararon la guerra al Pueblo de Chile, firmaron un acuerdo de ellos para ellos con el fin de salvarse el culo y tramitaron rápidamente leyes represivas que transgreden normativas internacionales de derechos humanos, como lo son la ley antibarricadas y antisaqueos. Es más, han transgredido principios de su propio Estado de Derecho cuando se trata de prisión política de la Revuelta, ya que no ha existido igualdad ante la ley y el Ejecutivo se ha entrometido de forma grotesca en los procesos judiciales. Así las cosas, la prisión política de la Revuelta es un gran problema para la Democracia, a la cual la hemos denominado Democracia de las cosas, ya que su centro está más bien puesto en lo material que en la vida misma, y que se grafica de muy buena manera cuando el ex intendente Guevara le otorgo derechos humanos a unas micros quemadas.

Con esa cancha y teniendo siempre clara nuestra distancia abismal con la clase política, es que nos lanzamos sin tapujos con la idea de solución política, teniendo como precedente la victoria de los años 2004 y 2005 que posibilitaron la libertad de decenas de prisioneros políticos subversivos de los años de la transición a la Democracia. Dicha experiencia, del todo riquísima y muy poco conocida, tuvo como protagonistas a los propios prisioneros políticos que batallaron su libertad con dignidad y consecuencia revolucionaria.

En ese marco es que si hemos establecido una relación con la clase política. Ahora bien ellos no llegaron a nosotros, nosotros los fuimos a buscar. Varios meses antes de la presentación del proyecto de Indulto sostuvimos reuniones con el presidente del Partido Comunista, Guillermo Tellier, también con Carmen Hertz, Claudia Mix, con el equipo de Tomas Hirsh, con la directiva de Revolución Democrática, con el senador Juan Ignacio Latorre, etc. En aquel tiempo, estábamos peleando la tramitación de una ley que cambiará la medida cautelar de prisión preventiva a otras menos gravosas a los prisioneros políticos de la Revuelta. Como los meses pasaron y no existió avance sustancial al respecto, cualificamos la apuesta y nos lanzamos por una solución política que resolviese la totalidad de la prisión política de la Revuelta. De hecho, a principios del mes de Octubre del 2020 fuimos invitados a la Comisión de DD.HH del Senado en donde desarrollamos una presentación conjunta con el abogado Hiram Villagra, en donde planteamos la necesidad de una solución política.

A fines de octubre del 2020 se desarrolló una reunión en donde participaron varias agrupaciones de familiares, de derechos humanos y parlamentarios. Por aquel entonces, el senador Alejandro Navarro había lanzado la idea de Amnistía, apoyada también por la bancada parlamentaria del PC. Las agrupaciones señalamos la posición que dicha solución debiese abarcar a todos los prisioneros políticos de la Revuelta, independiente del tipo penal por el cual se fue procesado o si se encuentra en calidad de imputado o condenado. Todos los parlamentarios que estuvieron presentes en dicha reunión estuvieron de acuerdo con dicho planteamiento… el producto concreto de aquello fue la presentación del proyecto de Indulto General en diciembre del 2020 con la firma de 5 senadores de Oposición: Juan Ignacio Latorre (RD), Alejandro Navarro (en ese tiempo del PRO), Yasna Provoste (DC), Adriana Muñoz (PPD) e Isabel Allende (PS).

Al respecto, es importante señalar que la idea de Indulto General fue promovida por la Comisión Chilena de Derechos Humanos, quienes recogieron la preocupación de las agrupaciones históricas de DD.HH por el uso del concepto de Amnistía, y por la relación que esta tiene en nuestra historia reciente con la impunidad a violadores de DD.HH. Otro aspecto, el cual es fundamental, es que jamás se hubiese presentado un proyecto de Indulto sin la presión ejercida en las calles. En el año 2020 se desarrollaron dos movilizaciones que a nuestro mirar son importantísimas: la del 5 de octubre y la del 10 de diciembre. La primera fue capaz de instalar con creces la exigencia y la necesidad de una solución, mientras que la del 10 de diciembre apuró el ingreso del proyecto de ley.

5.- En la actualidad el reclamo de la inmediata e incondicional libertad a los presos políticos no es un tema pacífico dentro de las propias organizaciones vinculadas, entiendo que el punto de división tiene que ver con la  reivindicación del indulto, ¿En qué consiste esa discusión? ¿Por qué hay compañeros que rechazan el indulto y sí exigen la libertad a los PP?

Porque existe una mala compresión de lo que es una solución política, ya que se confunde con la idea de negociación. Nosotros no la entendemos de esta última manera porque simplemente los de este lado de la frontera no tenemos nada que negociar, no hay nada a cambio que entregar. Para nosotros es una exigencia, y como señalaba anteriormente, la prisión política de la Revuelta también es un problema para la Democracia misma… ellos tienen un tremendo problema si no resuelven esta exigencia transversal del Pueblo de Chile.

Por nuestra parte, hemos tomado el Indulto como exigencia, ya que dicho proyecto manifiesta la voluntad de resolver la prisión política de la Revuelta. Su texto inicial incluye delitos como homicidio frustrado, incendio, saqueo, toda la ley de control de armas, ley de seguridad del Estado, etc. y abarca una temporalidad que va desde el 7 de octubre del 2019 al 9 de diciembre del 2020. En diciembre del 2020 señalamos que el proyecto debe ser mejorado, ya que si hablamos de solución política, esta debe abarcar a todos los prisioneros políticos de la Revuelta. Esto implica extender la temporalidad del proyecto, como también el catálogo de delitos… debe sumarse por ejemplo, el tipo penal de asociación ilícita, usado raras veces para los narcotraficantes pero que si se ha usado contra los P.P. de la Revuelta, como en el caso de Lo Hermida y en Operación Cavancha.

Ahora bien, las diferencias de opinión han existido siempre y seguirán existiendo. Pese a las diferencias, si reconocemos el trabajo que han desarrollado múltiples agrupaciones por la libertad de los prisioneros políticos a lo largo y ancho del país. Hace poco nosotros hicimos pública nuestra salida de la Asamblea de familiares de P.P. de la Revuelta, fuimos duros en nuestros planteamientos pero también tuvimos la humildad de valorar el trabajo desarrollado y la actitud de lucha, que llevó a acciones de encadenamiento, a la toma del Puente Pío Nono, a marchas masivas por el centro de Santiago y a jornadas de protesta del todo potentes. Lo mismo con la Coordinadora 18 de Octubre, tenemos diferencias, no tenemos relación alguna, pero es innegable que ellos han luchado y que se la han jugado.

Es importante también valorar todo el trabajo que se ha desarrollado en regiones, prácticamente en todas las ciudades del país existen colectivos, agrupaciones y coordinadoras que luchan por la libertad. Cada uno desde su particularidad ha aportado al proceso, no por nada la prisión de la Revuelta se ha convertido en un problema para la política y los políticos. 

Creo que si se quiere saber porque hay compañeros que rechazan el indulto, lo más indicado es consultarle a ellos mismos.

En mi situación particular, condenado por ley de seguridad del Estado a una pena en libertad, no solicitaría ningún beneficio por ejemplo, en caso de que agentes del Estado también sean beneficiados.

6.- Cuáles son tus expectativas respecto del Gobierno de Boric y la ley de indulto general en tramitación en el Congreso?

El proyecto de indulto hoy se encuentra nuevamente en la Comisión de Constitución del Senado luego de que la actual Oposición no lo quiso votar en general en Sala el pasado 2 de noviembre. En aquel entonces, el zapato chino lo tenía principalmente Provoste, pero si este proyecto se votaba a favor avanzaba a la Cámara de Diputados y el zapato chino hubiese estado rápidamente donde el Boric. Lo que la Oposición hizo en aquel entonces, fue quitarle el zapato chino a sus candidatos, ya que no querían que el indulto incomodará sus campañas.

El indulto se ha votado ya 2 veces de forma favorable en la Comisión de Constitución y ahora está en el trámite de indicaciones. Quien preside dicha Comisión es Pedro Araya, independiente que forma parte de la bancada PPD. Su señora es Javiera Blanco, formalizada por el choreo de muchos millones de pesos en el caso “pacogate”. Resulta que este Pedro Araya está bien cuadradito con la idea de dilatar el indulto, de hecho, para la última sesión invitó al Ministro de Justicia Hernán Larraín, quién ya ha expuesto en las comisiones en donde se ha tramitado y siempre plantea lo mismo. 

Ahora bien, quien puede cuadrar a Araya y a toda la Oposición es el propio Boric, esto con el fin de que el proyecto de indulto se tramite y se vote ahora en Enero, ya que para marzo cambia la configuración del Congreso y la actual Oposición no tendría mayoría en el Senado, volviéndose más complejo que el Indulto salga en marzo. Si Boric quisiera, podría articular a la Oposición para que voten a favor y en una semana hay Indulto.

Boric y el Gobierno electo han opinado últimamente sobre la licitación del litio, como también de la pensión garantizada universal ¿Por qué no puede hacer lo mismo con el indulto? ¿Por qué no llama a que se tramite y vote ahora ya?

Lo que hemos visto de Boric y de su círculo cercano respecto a la Libertad son puras ambigüedades y volteretas, dilatando una situación que se puede resolver aquí y ahora, sacándose de encima la papa caliente que significa el indulto y apuntando a que sea el nuevo congreso el que vea el proyecto y así externalizar la responsabilidad a la derecha en caso de una votación en contra. Como voladero de luces han anunciado el retiro de las querellas por Ley de Seguridad del Estado cuando asuman en Marzo, lo que a esta altura del partido es una acción inoficiosa que encaja con la repudiable lógica de la medida de lo posible. 

Por estos elementos, es que desde Guacoldas afirmamos que no se puede pensar en esperanza y el vivir mejor con la prisión política de la Revuelta sin resolver, es un sinsentido ético y una clara fanfarrea del gobierno electo.

7.- ¿Qué llamado haces en la actualidad al activismo que reclama la libertad de los PP?, ¿Cuáles son las tareas del momento?

En este instante los dardos de presión tienen que ubicarse y concentrarse con toda la fuerza popular en el Gobierno electo de Boric, cuya pretensión es matizar para no alcanzar una solución política integral. Sus operadores políticos intensificarán su quehacer con el que pretenden desarticular y desmovilizar las exigencias urgentes del Pueblo de Chile y es muy probable que desde el Congreso se procure quitarle el piso de solución política al proyecto de indulto general. Enero es un mes determinante para la Libertad… se rompe o se raja. Ante ese escenario crucial que significa enero, es que desde Guacoldas llamamos a desplegar una “Asonada de Movilización de la Dignidad Popular por el Indulto General” durante todo Enero, concentrada en que el Indulto sea aprobado este mes, despejando los voladeros de luces y las chivas hediondas que no es el momento, que no se puede y la cacha de la espada. Todos los caminos para este propósito de presión conducen al Gobierno electo, no hay razón alguna para esperar nada cuando todas las señales indican que van por más de lo mismo. 

Llamamos a concentrar la presión en el Gobierno electo, a generar concentraciones, a desplegar propaganda; convocamos la osadía creativa e insolencia para que este mes que se inicia sea para la concreción de la libertad. 

En esa y como parte de la Asonada, llamamos a realizar una concentración en diversas partes del país para el jueves 20 de enero. En Santiago, llamamos a marchar desde el Teatro de la Universidad de Chile hacia la Moneda Chica a las 19 hrs… vamos a ir a buscar al Boric para zanjar ya el tema del indulto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here