Inicio Capitalismo en Crisis Argentina – Que la crisis la paguen los ricos

Argentina – Que la crisis la paguen los ricos

144
0
Compartir

Rucio R

A diez días de asumido el gobierno por Javier Milei, los precios de los productos básicos se han incrementado entre un 30% y un 50 % y frente a este panorama se dirigió al país para anunciar sus primeras medidas.

Todo apunta a liberalizar la economía, privatizar las empresas del estado y permitir el ingreso de empresas extranjeras, todo esto para salir de la crisis en que se halla Argentina con una inflación de 150% y una deuda externa que bordea los 400 mil millones de dólares, entre deuda pública y deuda privada.

En definitiva, todo el discurso de que la crisis la pagaría la casta era solo eso, un discurso, porque la llamada casta a la cual denostó e insultó durante su campaña hoy día forma parte del gabinete de Milei y como siempre en las crisis del capitalismo, las crisis las pagan los más pobres y la clase trabajadora junto a las clases medias empobrecidas.

Todas las medidas están encaminadas a recortar de manera drástica el gasto público, que no es otra cosa que atacar los derechos sociales de la población.

Miles de argentinos salieron a las calles a protestar contra las políticas de ajuste del gobierno, mientras éste copaba las calles de policías antidisturbios y amenazaba con identificar a los manifestantes y privarlos de las ayudas sociales.

Milei anunció que haría lo mismo que se hizo en Chile con lo cual se refirió al “milagro económico chileno”.

Todos sabemos que el tal milagro no existió durante la dictadura, quebró la industria nacional y la cesantía llegó a un 30% de la masa trabajadora.

Por otra parte, la política de shock en Chile se realizó en dictadura, sin parlamento, con toque de queda y estado de emergencia, sin libertades, con muertos, torturados y detenidos desaparecidos.

Nunca se ha podido atacar los derechos conquistados por la clase trabajadora en democracia y los sindicatos argentinos dejaron muy en claro que no se permitirá que hagan pagar los costos de la crisis a los más pobres. Aún no cumple quince días de gobierno y comienzan las primeras manifestaciones en contra.

Desesperado por cumplir con los compromisos financieros con el FMI, Milei se dio un giro de ciento ochenta y después de asegurar que no haría y tratos con países comunistas, ahora intentó pedirle ayuda a Xi Jinping pero el Banco Popular de China, retiró el “swapline” al banco central argentino, privando así de una fuente de financiamiento barato vital para la economía trasandina.

Pero lo que llevó al país al borde de su última ronda de crisis fue la catastrófica sequía que comenzó en 2019. Esta sequía actual es la peor en más de 60 años, golpea a los agricultores y reduce gravemente las cosechas: la producción de soja cayó a su nivel más bajo en años. un siglo.

Para un país que depende de las exportaciones agrícolas para obtener divisas, ha sido un desastre. Su déficit comercial se disparó, los impuestos cayeron y el gasto público se disparó. El endeudamiento del gobierno aumentó y el banco central argentino recurrió a emitir más dinero para cubrir los costos de gasto. Es casi seguro que el cambio climático empeoró la sequía.

Hay que recordar que el votante mayoritario de Milei está entre las FFAA y de orden y trabajadores por cuenta propia junto a profesionales y trabajadores del sector financiero.

Lo claro es que será un gobierno de crisis y las posibilidades de endurecer las políticas represivas pueden jugarle en contra junto a todas las medidas de ajuste.

Pero el movimiento social y la clase trabajadora ya se ha puesto en marcha y las alzas del transporte y los productos de la canasta básica, empujarán a las masas a salir a defender sus ya precarios niveles de vida.

Argentina estará convulsionada durante el año dos mil veinte y cuatro y no está claro que Milei llegue a termina su periodo de gobierno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here