Inicio Nacional EL NARCISISMO PATOLÓGICO DE PIÑERA Y LA REALIDAD PARALELA

EL NARCISISMO PATOLÓGICO DE PIÑERA Y LA REALIDAD PARALELA

147
0
Compartir
EL PORTEÑO
por José Miguel Bonilla

Todo Chile ha observado con estupor la performance del presidente en el funeral de su familiar, Bernardino Piñera, cuestionado en el Vaticano por sospecha de abuso sexual. El comportamiento de Piñera durante las exequias dista mucho de la prudencia que debe mantener un mandatario. Esto especialmente reflejado en su acercamiento al féretro para observar a su tío, habiéndole el defenestrado Chadwick advertido que no lo hiciese.

El descontrol de impulsos es evidente en quien  hace caso omiso de las recomendaciones de sus cercanos. El grado de desconección con la realidad no tiene límites. Recordemos el bochorno de Plaza Dignidad donde en plena cuarentena acude a provocar a un Chile que masivamente se manifestó desde Octubre en adelante, siempre robando cámara desde el papelito de los 33 de su primer mandato. Muchos registros avalan el comportamiento aberrante y provocador.

Pero el funeral de Piñera tiene otros detalles, al margen del inusual número de deudos que concurren en esa ocasión, y es que choca con la dolorosa experiencia del resto de los chilenos que han debido inhumar a sus familiares en condiciones muy trágicas, con féretro cerrado y escasa presencia de familiares.

Pudimos constatar también el grado de acatisia, expresado en incontenibles tics,  que han ido profundizándose con el tiempo. Los medios de comunicación se están preguntando que ocurre con Piñera, y campea el rumor que estaría aquejado de un Parkinson.  En otro video similar que circula vemos a Hitler sentado en un estadio con un fenómeno muy similar de inquietud motora.

Sabemos que Hitler sí padecía de Parkinson. También se sabe que esta enfermedad no necesariamente inhabilita para ejercer funciones, pero algunos de estos pacientes comienzan con deterioro cognitivo sutil en etapas precoces y luego avanzan hacia la demencia. ¿Se encuentra este proceso en la base de su comportamiento inusual toda vez que se trata de un sujeto en etapa senil?….. es una legítima pregunta.

Con todo, lo que más destaca es la extrema falta de empatía y carencia de interpretación de la realidad que ya demostró palmariamente con la celebración en una pizzería mientras todo Chile se incendiaba ese 18 deOctubre.  

Su narcisismo  maligno está llevando al país al despeñadero.  La falta de empatía es un atributo mortal en el que se dice llamar presidente de la Republica y las masacres , mutilaciones , abusos sexuales , torturas ,detenciones masivas y miles de presos políticos ejecutados por la criminal Institución de Carabinero lo demuestran.

Su deliberada negativa a rechazar el posnatal de emergencia se entronca con su anacrónica visión patriarcal dominante. Recordemos que en una ocasión insinuó que las mujeres violadas tenían en parte responsabilidad de ello. Más allá, Piñera y su gobierno  ha lanzado tinta de calamar en el mar de sus crímenes enviando una señal de guerra al Legislativo al conformar una comisión revisora de la pertinencia de los proyectos emanados desde el Congreso.

Sus trucos son burdos y la opinión pública continúa rechazando al dictador y su gobierno. Las encuestas más obsecuentes con esta tiranía incluso lo demuestran.  

El fuego amigo se levanta contra Piñera, corre a sotto voce por los pasillos de la Moneda el rumor de que algo no funciona Larroulet y sus criminales que lo secundan continúan llevando a cabo las políticas con  Piñera en  modo holograma intermitente, un patético títere. La misma obsecuente clase política apaña al régimen de este narcisista patológico desde el soterrado y traicionero acuerdo de Noviembre hasta la fecha.

El empresariado lo odia y lo ve como un mal necesario para continuar perpetrando crímenes sobre el conjunto del pueblo a la par que también reconocen en privado su incompetencia para seguir gobernando. El mismo Ministro de salud en forma inédita ha salido a corregir a Piñera en su comportamiento en el funeral y la salida a comprar vinos lo que levanta la tesis que esta relativa libertad de crítica para hacer estas interpelaciones deben estar respaldada por fuerzas ocultas en el mismo régimen que ven en Piñera un escollo.

Cada día que pasa y el hambre se enseñorea en todo Chile, el régimen del tirano tiene que salir a tapar con el dedo el sangramiento en napa y a apagar los incendios sociales con más represión. De ello sí que sabemos suficiente acá en Valparaíso.

Ya precozmente en marzo,  algunos diputados como Esteban Velásquez invocando el articulo 53 No 7 de la Constitución, señalaron el impedimento moral y mental del presidente para continuar gobernando el país. Esta y otras acciones no han prosperado por incompetencia de gran parte de la clase política que en la práctica han respaldado y sostienen al régimen desde el acuerdo de  Noviembre.

Más allá de las divagaciones sobre el estado mental de Piñera, éste expresa a todo el régimen y los sectores reaccionarios de  Derecha y su falta de comprensión de la calamidad pública a que están sometidos los millones de trabajadores que son expoliados diariamente desde hace décadas.

Pero el pueblo es sabio y sabe reaccionar acumulando fuerzas que se expresan en las protestas de los días 2 y 3 de Julio como signos incipientes de rearticulación y autodefensa. La lucha contra el hambre impulsa las masivas ollas comunes bajo la consigna del “Solo el pueblo ayuda al Pueblo”.

Los partidos políticos y organizaciones sindicales no darán respuesta a las organizaciones populares. En la medida que el pueblo en su conjunto se organice y no se deje cooptar por la burocracia política y sindical está labrando su propio camino que lleve a cabo el derribamiento del régimen oprobioso. La consigna de Pan, Salud y Trabajo se ilumina al calor de las ollas comunes y las barricadas.  Piñera y su gobierno son la peor expresión de la pandemia vivida en décadas y deben ser derribados con todas las formas de lucha. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here