Inicio Análisis y Perspectivas Estados Unidos: Convención de Alternativa Socialista 2018 – 300 se reúnen para...

Estados Unidos: Convención de Alternativa Socialista 2018 – 300 se reúnen para construir las fuerzas del socialismo

59
0
Compartir

Keely Mullen

Socialist Alternative, CIT en Estados Unidos.

Alternativa Socialista celebró su convención nacional más grande de la historia, desde el  20 al 22 de octubre. Más de 300 socialistas de todo el país se reunieron en Chicago para hablar sobre la crisis del capitalismo global, la creciente ola de luchas laborales, el creciente movimiento de mujeres, el renovado interés en las ideas socialistas y el crecimiento de la nueva izquierda. La Convención Nacional es el órgano superior de toma de decisiones en nuestra organización con delegados elegidos por sucursales locales. Se lleva a cabo cada dos años para discutir nuestras perspectivas de lucha en el próximo período, donde existen las mayores oportunidades para las ideas marxistas y cómo podemos aprovecharlas mejor.

En la convención de este año, además de las ricas discusiones sobre los desarrollos nacionales e internacionales, nos enfocamos en las tareas que enfrentarán los socialistas en el próximo período, incluida la campaña de importancia crítica para reelegir a la compañera de Alternativa Socialista Kshama Sawant, al Consejo de la Ciudad de Seattle en 2019. Como demostración ¡de la decisión de nuestros miembros de luchar y contribuir al movimiento por un mundo mejor, nuestra campaña financiera recaudó US$ 125,000! Esto muestra que mientras los multimillonarios continúan llenando sus bolsillos, los trabajadores están listos para sacrificarse para construir un cofre de guerra en la lucha contra los multimillonarios y fanáticos como Donald Trump.

 

Cambiando el paisaje en la política estadounidense

Nuestra convención fue la primera realizada en la era de Trump, cuya elección hace dos años causó conmociones en toda la sociedad estadounidense. La presidencia de Trump ha profundizado la polarización política y ha socavado aún más la credibilidad de las instituciones del capitalismo, incluidos los dos partidos políticos corporativos (Conservador y Demócrata). La presidencia de Trump comenzó con algunas de las manifestaciones más grandes en la historia de los Estados Unidos que protestaban por su racismo, sexismo y fanatismo en general. Pero a pesar de las protestas masivas, el régimen de Trump ha logrado superar a dos nombramientos de la Corte Suprema, aprobar recortes de impuestos masivos para los ricos y ha fomentado una polarización racial peligrosa. Hasta el momento, no hemos visto un movimiento de masas sostenido centrado en el poder social de la clase trabajadora que pudiera realmente desafiar y derrotar a Trump y la agenda de la derecha.

 

Sin embargo su régimen, sigue siendo muy caótico. El resultado de la investigación de Mueller se avecina y los miembros de su más alto rango en el gabinete han estado envueltos en escándalos desde el primer día. El Partido Demócrata ha fallado en gran medida en asumir la agenda de Trump, como lo demostró su lucha totalmente desdentada para defender el programa DACA, así como su enfoque en el caso Kavanaugh. La verdadera prueba para el gobierno de Trump probablemente llegará en los próximos dos años con una crisis económica renovada. Con el aumento de la deuda personal, el recalentamiento de los mercados financieros y de la vivienda, y la creciente guerra comercial con China, todos los indicios apuntan a una recesión o incluso a una profunda recesión que devastará a los sectores de la clase obrera estadounidense.

 

Un punto clave de nuestra discusión sobre las perspectivas de los Estados Unidos fue el movimiento obrero que está recuperándose luego de décadas de retiro. Hubo más huelgas en 2018 que en cualquier otro año desde 2000, lo que apunta hacia la reactivación de esta  arma de lucha. Para ello fue fundamental la revuelta de los maestros, que comenzó en West Virginia, que aún no ha terminado, dado que los maestros de Los Ángeles, por ejemplo, pueden ir a la huelga en las próximas semanas. Pero este aumento no se trata solo de maestros. Este verano y otoño hubo huelgas de alto perfil en los hoteles Marriott de todo el país. Los trabajadores de UPS votaron en contra de un contrato completo, pero fue forzado por el liderazgo de Teamster basado en un tecnicismo. Como señalaron los delegados, los trabajadores de tecnología y logística también se están radicalizando. La huelga en McDonald’s contra el acoso sexual también señala el camino a seguir.

Las huelgas de maestros demostraron que ganar requiere un nuevo liderazgo en el movimiento laboral. Muchas páginas de base en Facebook  y   comités de organización se formaron fuera del control de los líderes sindicales en varios estados. A pesar de las peticiones de los líderes para poner fin a la huelga, los maestros de Virginia Occidental se negaron a regresar a clase hasta que se firmaran y sellaran sus logros. Los socialistas tienen un papel clave que desempeñar para ayudar a sentar las bases de un nuevo liderazgo laboral militante que puede reclamar las organizaciones existentes, construir nuevas y liderar las luchas hacia la victoria en el próximo período.

Otro tema clave de la convención fue el creciente movimiento de mujeres, que es una característica muy importante de la política estadounidense en este momento. El nombramiento de Brett Kavanaugh en la Corte Suprema llevó a un desarrollo masivo de #MeToo con un gran número de personas contrarias a  que un depredador podría ser elevado para sentarse en la corte más alta de los EE. UU. Millones de mujeres están hartas del sexismo y hostigamiento y están buscando la manera más efectiva de luchar y ganar. Comprensiblemente, muchos están gravitando hacia las elecciones de medio término como la manera de asestar un golpe contra el establishment  en gran parte masculino. Sin embargo, una sección clave de mujeres jóvenes no está satisfecha con simplemente tener más mujeres políticas o CEOs. Para muchos, es fundamental que la lucha contra el sexismo tome la forma de una lucha contra los bajos salarios, el cuidado de los niños que no se puede pagar, Medicare para todos, y control de alquileres. En nuestra convención, discutimos la apertura crucial para que los socialistas construyan un ala del movimiento de mujeres orientada hacia la clase obrera basada en las ideas del feminismo socialista. La convención también señaló la importancia de las luchas LGBTQ en el próximo período.

 

La convención discutió los posibles resultados de las elecciones de mitad de período de 2018, donde los demócratas podrían obtener avances a nivel estatal y en la Cámara de Representantes, incluso el posible control de la Cámara. Esto probablemente aumentará la confianza de millones de personas que temen lo que significa la agenda republicana si continúa sin ser desafiada por dos años más. Sin embargo, existen límites reales para la “ola azul” y la pregunta clave para los demócratas, incluidos los progresistas, será lo que harán después de las elecciones.

Dentro de esto, discutimos y debatimos rigurosamente lo que representan las campañas de los socialistas autodenominados como Alexandria Ocasio-Cortez y Julia Salazar. La convención reafirmó el enfoque que hemos tomado de dar la bienvenida y participar en estos desarrollos como hicimos en la campaña de Bernie Sanders en 2016, al tiempo que señalaba las serias limitaciones de trabajar en el marco del Partido Demócrata, dominado por las empresas.

 

El fracaso de Sanders de continuar su campaña en 2016 después de que las primarias demócratas fueran manipuladas y la incapacidad de convertir a Nuestra Revolución en una organización real de miembros que se organizara en las calles y en la urna socavó la “revolución política contra la clase multimillonaria”. Los activistas de Bernie se dirigieron hacia los Socialistas Demócratas de América (DSA), que ha crecido a más de 50,000 miembros. Hay un debate en curso dentro de esta nueva izquierda sobre cómo construir una fuerza política que represente los intereses de los trabajadores y los oprimidos y cómo esto se relaciona con el Partido Demócrata.

Creemos que para ganar las audaces demandas de la clase trabajadora pro de Sanders y Ocasio-Cortez y otros socialistas electos que se describen a sí mismos, será necesario formar un nuevo partido político fuera del sistema bipartidista, que cuente con la participación de millones de la clase trabajadora norteamericana y que se arraiga en movimientos sociales. Los eventos en el próximo período apuntan a un conflicto cada vez mayor entre grandes secciones de la base del Partido Demócrata y el establishment  que será una parte clave de este proceso.

 

Prioridades para construir una alternativa socialista

En 2019, Socialist Alternative enfrentará nuestra mayor batalla hasta el momento: la lucha para reelegir a Kshama Sawant para el Concejo Municipal de Seattle. Kshama fue elegida por primera vez en 2013. Su posición en Seattle ha sido una herramienta fundamental para que los habitantes de Seattle de clase trabajadora obtengan victorias como el primer salario mínimo de US$ 15 por hora en el país, ganando millones de dólares para servicios sociales y la construcción de nuevos y asequibles alojamientos.

 

Kshama se ha convertido en un referente en la lucha política de la izquierda independiente en los Estados Unidos. Jugamos un papel clave en la campaña de esta primavera para gravar a las corporaciones más grandes de Seattle para financiar viviendas asequibles, llamada la campaña Tax Amazon. Esta campaña golpeó el miedo en los corazones de Jeff Bezos y otros representantes de la clase multimillonaria. Con la ayuda de demócratas traidores, forzaron la derogación de este impuesto poco después de su aprobación.

Es cierto que en 2019 la élite corporativa estará decidida a luchar contra nosotros con todo lo que tienen. Ganar esta campaña de reelección requerirá recursos tremendos de personas de clase trabajadora en Seattle y en todo el país. Esta campaña puede ser un amplificador para las luchas de los trabajadores en general y dirigirá la energía de la gente contra los magnates más ricos de Seattle, así como el establishment  político decidido a derrotarnos.

La convención puso gran énfasis en la necesidad de que nuestra organización se arraigara en las luchas en desarrollo de la clase trabajadora. Nuestros miembros están desempeñando roles críticos en varios sindicatos locales, incluido el Amalgamated Transit Union en Minnesota y varios sindicatos de enfermeras locales. Esperamos profundizar nuestro trabajo continuo en estos sindicatos, así como desarrollar esto alentando a nuestros miembros a obtener empleos en fuerzas laborales radicalizadas  como la educación, la atención médica y la logística.

La alternativa socialista es clara: en 2019, como en 2018, podemos ver una lucha social en una serie de temas, desde la defensa de las personas trans, hasta la lucha contra el racismo y la defensa del medio ambiente. Pero dados los desarrollos recientes, estamos haciendo especial hincapié en la necesidad de construir una vanguardia socialista-feminista dentro del movimiento de mujeres emergente más amplio en los Estados Unidos. Eso significa luchar sin disculpas por las necesidades de las mujeres de clase trabajadora, mujeres negras, mujeres trans y todos aquellos que luchan contra los salarios bajos, las viviendas inseguras y mala atención médica. No estamos satisfechos con el simple hecho de elegir a más mujeres para ocupar cargos públicos o ver a más CEOs mujeres. Creemos que el movimiento de mujeres debe responder a las necesidades de la gran mayoría de las mujeres. Las mujeres que reciben salarios de pobreza, se ahogan en la deuda de los estudiantes, se quedan con una cobertura de atención médica inadecuada, y están atrapados en relaciones abusivas por temor a no tener un lugar para dormir. Esperamos trabajar con DSA y otras fuerzas para construir las fuerzas del feminismo socialista.

 

Hay enormes oportunidades para construir las fuerzas del socialismo revolucionario a partir de 2019 y, si nuestra Convención Nacional es una indicación, ¡la Alternativa Socialista está preparada para aprovechar estas oportunidades con entusiasmo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here