Inicio Internacional La ola de huelga “Salud No Lucro” arrasa Italia

La ola de huelga “Salud No Lucro” arrasa Italia

128
0
Compartir

Foto: El Coliseo, Roma, a fines de febrero, días antes de que el gobierno italiano cerrara los principales sitios turísticos.

Italia está encerrada en la lucha contra el coronavirus. Los bares, restaurantes y tiendas están cerrados, con la excepción de supermercados, farmacias y quioscos. Y, sin embargo, bajo la presión de la organización patronal, Confindustria, todavía se espera que los trabajadores vayan a trabajar a otra parte, a menudo en transporte público sobrepoblado. Es un caso claro de anteponer las ganancias a la salud.

Pero los trabajadores han respondido con una ola de huelgas espontáneas en Italia. En Fiat, en Pomigliano, Toyota, Bolonia, los astilleros de Liguria y muchas otras fábricas y lugares de trabajo, los trabajadores han emprendido acciones de huelga por razones de salud y seguridad. En algunos casos, ha faltado el equipo de protección, como en la acería de Ilva en Puglia, donde los trabajadores están en huelga durante diez días, en otros no se han implementado medidas de salud y seguridad o han sido totalmente inadecuadas.

El jefe de Confindustria, en Lombardía, calificó las huelgas de “irresponsables” y acusó a los trabajadores de “explotar” el coronavirus. Sin embargo, la acción desde abajo ha obligado al gobierno a elaborar un protocolo de seguridad junto con las tres principales federaciones sindicales.

Pero por sí solo esto no será suficiente. “Lo que se aplica en la calle debe aplicarse en la fábrica”, ha sido uno de los lemas de la ola de huelga. Solo se debe esperar que trabajen los trabajadores de sectores esenciales, y los sindicatos deben participar en las decisiones sobre lo que constituye un trabajo esencial. Todos los trabajadores en el hogar deben estar con sueldo completo. Los trabajadores deberán continuar organizándose en el terreno en las fábricas y lugares de trabajo, y hacer huelga, si es necesario, para asegurarse de que los patrones se adhieran al protocolo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here