Inicio Internacional Alemania: El Corona es el virus – el Capitalismo es la pandemia!

Alemania: El Corona es el virus – el Capitalismo es la pandemia!

350
0
Compartir

[Dice en el afiche: “Proteger a la gente en lugar de las ganancias”! – Es necesario un programa socialista contra el coronavirus, la crisis y el Capitalismo”]

Organización Socialista Solidaridad Sol (CIT en Alemania) ‘periódico mural’ sobre la crisis de Covid-19

La campaña pública de la Organización Socialista Solidaridad (Sol, CIT, en Alemania) está, como todas las organizaciones de izquierda, muy afectada por la crisis del covid-19. Estuvimos involucrados en las protestas de los inquilinos y en las campañas por el transporte público gratuito. Con otros, hemos creado recientemente una nueva agrupación sindical de izquierdas, la Red de Lucha Sindical (VKG), en una conferencia el pasado mes de enero.


Covid-19 cambió todo esto, a la velocidad del rayo. Tuvimos que cancelar la conferencia de marzo de nuestra Organización Socialista Solidaridad, y en pocas semanas las reuniones públicas y la mayoría de las actividades públicas, como los puestos callejeros, se hicieron imposibles. Pero nuestra actividad continúa en los lugares de trabajo que todavía funcionan. Y seguimos activos en las comunidades locales, por ejemplo, colocando “periódicos de pared” y distribuyendo folletos a través de buzones.
Al mismo tiempo, hemos aumentado nuestras actividades en Internet, incluyendo reuniones online. Nuestros camaradas en Dresden han producido un corto que entrevista a las enfermeras y plantea nuestras demandas para el sistema de salud. Estamos haciendo todo lo posible para que nuestra editorial, ‘Manifest Verlag’, supere la crisis sin problemas.

Entre otras cosas, en mayo publicaremos un libro, “Pandemic times – Corona, capitalism, crisis and what we can do” (Tiempos de pandemia – Corona, capitalismo, crisis y lo que podemos hacer), con contribuciones de miembros de Sol, compañeros del CIT a nivel internacional, y también sindicalistas y activistas de izquierda, autores de libros y otros.
Nos estamos preparando para el momento en que se eliminen las restricciones a las actividades o cuando cambie el estado de ánimo de la clase obrera y comiencen las luchas. Está claro que entonces las oportunidades para construir Sol crecerán a pesar de una situación política aún complicada. Pero una minoría ya está sacando conclusiones anticapitalistas de esta crisis, y Sol está reclutando. Llegar a esta minoría ahora es la mejor preparación para los tormentosos eventos que se avecinan.

El siguiente es el texto del último “periódico mural” de SOL:

Periódico mural de compañer@s en Alemania.



¡Proteger a la gente en lugar de las ganancias!

El Corona es el virus – el capitalismo es la pandemia!


La propagación del coronavirus es peligrosa y amenaza la vida de cientos de miles de personas en todo el mundo. Alemania no ha tomado medidas tempranas y decisivas para proteger a la población con el fin de evitar un crecimiento exponencial de las infecciones. Más tarde, la vida social se detuvo, pero los intereses de lucro de las empresas y los bancos se interponen en el camino. Millones de personas deben seguir trabajando en las fábricas, en las obras de construcción, en el sector de los servicios y desplazándose para trabajar en el transporte público, aunque sus actividades laborales no sean necesarias durante la crisis. Esto es absurdo y sólo sirve a los especuladores privados. Estos trabajos deben cesar mientras las escuelas estén cerradas y se apliquen restricciones a la libertad de movimiento.

Extender las pruebas, producir ropa de protección

Está claro que el mercado no es capaz de organizar la economía y la sociedad en interés de la población. Es un escándalo que semanas después del estallido de la pandemia todavía falten pruebas, máscaras faciales y ropa de protección, y que todavía no se sepa con certeza si la capacidad de los hospitales -es decir, el número de camas de cuidados intensivos, respiradores y enfermeras- será suficiente para atender a todos los enfermos en el futuro. Aparentemente, es poco probable que esto ocurra, ya que las normas de cuarentena para el personal médico han sido relajadas por el Instituto Robert Koch porque aparentemente existe la preocupación de que la pandemia pueda salirse de control debido a la falta de personal en los hospitales.

Proteger los derechos de los trabajadores!

Ninguna de las medidas necesarias debe ser implementada a expensas de la población asalariada. Todos los trabajadores que sean despedidos o tengan que quedarse en casa para cuidar de sus hijos deben recibir su salario completo. Los trabajadores que tienen que continuar trabajando en la situación actual y por lo tanto están expuestos a un mayor riesgo deben recibir bonificaciones de al menos el cincuenta por ciento. Los trabajadores del sector de la salud deben recibir un suplemento del cien por cien. Sobre esta base, las ex enfermeras y médicos deben ser movilizados para superar directamente la falta de personal en los hospitales. Todas las actividades de los hospitales que no sean absolutamente necesarias desde el punto de vista médico deben posponerse; la decisión al respecto debe ser tomada por comités de médicos y enfermeras, no por los médicos jefes y la dirección del hospital. La suspensión de la dotación mínima de personal en los hospitales por el Ministro de Salud, Spahn, debe ser revertida.

Asimismo, las precauciones de higiene y seguridad en los supermercados y otros lugares de trabajo deben ser definidas y controladas por el personal y los sindicatos. Especialmente en los supermercados, se necesita más personal. Por ejemplo, para llevar a cabo la necesaria desinfección de los carritos de la compra, etc.,

Ahora el gobierno ha cambiado la legislación sobre el horario de trabajo permitiendo la jornada de 12 horas y períodos de descanso más cortos para ciertas industrias. Esto es una admisión de su incapacidad para proporcionar suficiente personal, lo que sería posible si los salarios se incrementaran significativamente. Junto con la falta de ropa de protección, la relajación de las normas de cuarentena y la escasez de pruebas, esto supone un enorme riesgo para la salud del personal, que no debe ser aceptado. Rechazamos este deterioro para los empleados dependientes. Puede ser que, en caso de desastre, se deban aplicar reglas diferentes en ciertas profesiones. Pero esto debe decidirse específicamente caso por caso. Pueden ser necesarias excepciones; en los hospitales o en la producción de equipos respiratorios. En primer lugar, sin embargo, deben tomarse todas las medidas para evitar que esto suceda. En segundo lugar, la decisión al respecto no debe recaer en los gobiernos y los capitalistas, sino en los trabajadores y sus sindicatos.

Los ataques a los derechos de los asalariados deben ser combatidos. Para ello, es necesario que los sindicatos, en particular, inicien una campaña y utilicen los medios de la huelga.

¡Hacer pagar a los ricos!

Estas medidas deben ser financiadas por quienes llevan años concentrando la riqueza privada en sus manos y no la utilizan en interés de la sociedad. Por ello, pedimos una tasa corona única del treinta por ciento sobre los activos de más de un millón de euros para financiar las medidas necesarias. Eso generaría 480.000 millones de euros. Los fabricantes y comerciantes ávidos de dinero están aumentando los precios de los medicamentos, los desinfectantes y las prendas de protección. La producción debe transferirse directamente al sector público bajo el control y la gestión democrática de la población activa. Los precios deben ser controlados democráticamente y se deben establecer límites máximos.

Los derechos democráticos

La clase dominante también está utilizando la pandemia de la corona para restringir aún más los derechos democráticos, para desplegar el Bundeswehr [ejército alemán] dentro de Alemania y para evitar protestas masivas. Las asambleas políticas y sindicales deben estar exentas de todas las prohibiciones estatales y la decisión de cómo llevar a cabo estas reuniones debe ser puesta en manos de los movimientos obreros y sociales. El levantamiento de las medidas que restringen la libertad de movimiento y de reunión de la gente no debe hacerse desde la perspectiva de los intereses de lucro de los capitalistas. Debe ser decidido democráticamente por los científicos, los médicos, los sindicatos y la población trabajadora.

El capitalismo enferma – por una democracia socialista

La crisis del coronavirus es también una crisis sistémica. Mientras las corporaciones privadas estén a cargo, eso no cambiará. Sólo si la competencia capitalista es reemplazada por la planificación y la cooperación democráticas, sólo si en lugar de unos pocos propietarios privados y accionistas principales, la población trabajadora puede decidir sobre la producción, la investigación, etc., estos peligros para el pueblo serán eliminados. Esta pandemia muestra que se necesita urgentemente un cambio socialista de la sociedad.

La Organización Socialista Solidaridad Sol pide:

* Expansión masiva de las pruebas del coronavirus.
* Requisición de mascarillas, ropa protectora y equipo respiratorio, para que puedan ser utilizados en la lucha contra la pandemia.
* Plan de emergencia para la producción de mascarillas, ropa de protección, equipo médico, medicinas, etc. y suministros de alimentos – incluyendo la conversión de la producción bajo el control democrático de los sindicatos y los trabajadores, y la transferencia de las empresas a la propiedad pública si no cooperan.
* Controles de precios democráticos y establecimiento de límites máximos de precios.
* Cierre de todos los negocios mientras se respeten las reglas del distanciamiento, excepto los que realicen trabajos vitales. La decisión de reanudar el trabajo debe ser tomada por los sindicatos y la fuerza de trabajo.
* Las ayudas estatales para los asalariados y los pequeños empresarios, no para los grandes bancos y corporaciones.
* Salarios completos para todos los empleados que son liberados del trabajo o tienen que quedarse en casa para el cuidado de los niños.
* Suplementos de riesgo del 50 % para los empleados (100 % para el personal de enfermería) que tienen que seguir trabajando! ¡Aseguren la ropa de protección!
* Detener los aumentos del arriendo, las terminaciones de inquilinos, los desalojos forzosos, las desconexiones de electricidad y gas – el pago estatal de los alquileres en caso de pérdida de ingresos del inquilino debido a la crisis y sólo en caso de necesidad comprobada de los propietarios; suspensión de los pagos de las hipotecas de las viviendas ocupadas por los propietarios para las personas con pérdida de ingresos; introducción de un alquiler de costo regulado y controlado y la expropiación de las empresas inmobiliarias para la rápida reducción de los alquileres.
* Lejos de las restricciones de ‘Hartz IV’ sobre las prestaciones y el acoso de las Oficinas de Empleo: Ingresos mínimos mensuales y pensión de 750 euros más arriendo (incluida la calefacción) por cada adulto, y 600 euros por niño.
* Inversiones masivas en el sistema de salud
* Al menos 500 euros de aumento salarial mensual permanente para el personal de enfermería.
* Abolición de los pagos fijos para los procedimientos médicos – todos los gastos de tratamiento y recuperación serán cubiertos por las compañías de seguros de salud y el Estado.

* La nacionalización de todos los hospitales privatizados – la asistencia sanitaria pública bajo control democrático y la administración de la población trabajadora!

* ¡30 % de tasa de impuesto para los millonarios, a raiz de la crisis del coronavirus! Confiscación del desembolso previsto de 44.000 millones de euros de dividendos de las sociedades anónimas (con la excepción de los pequeños accionistas).

* La industria y los bancos en manos públicas bajo el control y la gestión democrática de la población trabajadora.




Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here