Inicio Internacional El golpe de estado en Níger y el potencial de guerra regional...

El golpe de estado en Níger y el potencial de guerra regional e inestabilidad

144
0
Compartir

Chinedu Bosah, Movimiento Socialista Democrático (CIT en Nigeria)

Níger se ha convertido en un foco de interés y discusión internacional desde que la guardia presidencial de élite militar tomó el poder de Mohamed Bazoum y lo puso bajo arresto domiciliario el miércoles 26 de julio de 2023. El general Abdourahmane Tchiani, jefe de la guardia presidencial de élite de Níger, se ha declarado el líder del país.

Ha habido protestas masivas en Níger que muestran enojo contra los largos años de dominación y saqueo franceses, pero algunos tienen ilusiones en Rusia, ya que las banderas rusas ondearon en medio de consignas anti-francesas frente a la embajada francesa en Niamey. Aunque el general Tchiani citó el “deterioro de la seguridad” y el manejo de la guerra contra el terrorismo por parte de Bazoum, en realidad, el golpe fue una respuesta a la amenaza del presidente de destituirlo como jefe de la guardia presidencial. La verdadera razón de la lucha por el poder dentro de los círculos de élite sigue sin estar clara.

El pueblo trabajador y la juventud deben condenar el golpe y también oponerse a cualquier agresión extranjera, ya sea de la CEDEAO o de las potencias imperialistas. La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés), liderada por Nigeria, rechazó el golpe y exigió el regreso al gobierno civil y la reincorporación de Mohamed Bazoum el domingo 25 de agosto de 2023 o antes o enfrentar una intervención militar. Ya se han impuesto varias sanciones a Níger. Por ejemplo, las fronteras terrestres en la parte sur se cerraron mientras que el gobierno de Nigeria cortó el suministro de electricidad a Níger. El país depende del 70% de su electricidad de Nigeria.

Níger es el país sin salida al mar más grande de África occidental y limita con Libia (noreste), Chad (este), Nigeria (sur), Burkina Faso y la República de Benin (suroeste) y Chad (este), Argelia (noreste) y Malí (oeste) y esto significa que depende de las fronteras terrestres vecinas para las importaciones. Las sanciones de la CEDEAO han provocado un fuerte aumento de los precios de los alimentos y las materias primas con graves consecuencias para la clase trabajadora y los pobres del país. Francia ya ha suspendido toda la ayuda y otros países donantes como Alemania y EE. UU. han suspendido algunos de sus paquetes de ayuda, acciones que empeorarán el nivel de vida en Níger. Sin embargo, una parte de la ayuda es saqueada de forma corrupta por la élite gobernante capitalista y su ala militar.

Al igual que muchos países africanos, Níger ha tenido cuatro golpes exitosos y varios otros intentos fallidos desde su independencia en 1960 de Francia después de haber estado bajo el dominio colonial desde la década de 1890. Los líderes de la CEDEAO temen que se propaguen los golpes de Estado en África Occidental, como se ha visto en Malí, Guinea y Burkina Faso en los últimos 3 años, y que podría replicarse en algunos otros países de la inestable región. El presidente de Nigeria, Tinubu, que encabeza el bloque regional de la CEDEAO, quiere aprovechar esta oportunidad para convencer aún más a las potencias imperialistas occidentales de que es un hombre fuerte y puede cumplir sus órdenes como un títere. Antes de las recientes elecciones generales de 2023 en Nigeria, el presidente Tinubu no era el candidato elegido por los imperialistas occidentales. Pero desde su aparición, ha llevado a cabo políticas antipobres dictadas por el FMI y el Banco Mundial, como la eliminación del subsidio a la gasolina, la devaluación de la naira, la creciente comercialización de la educación, el aumento planificado de la tarifa eléctrica, el aumento de los impuestos, etc.

La crisis económica en Níger es enorme a pesar de que el país es rico en uranio, carbón y oro. Tiene una población de 25 millones de personas y está clasificado por las Naciones Unidas como el segundo país menos desarrollado de 188 países. Tres millones de personas enfrentan pobreza aguda y hambre, y la tasa de analfabetismo es del 37%. El imperialismo francés y algunos otros países europeos confían en Níger para obtener uranio; es el séptimo mayor productor del mundo, y Francia lo necesita para su energía nuclear. Para sostener el saqueo de los recursos minerales de Níger y el interés de limitar la migración a Europa, el imperialismo francés estacionó 1.500 soldados, así como una base de la fuerza aérea en Níger, y tiene un fuerte control financiero. Esta enorme fuerza en un pequeño país es simplemente un recordatorio del período sangriento y saqueador de la colonización. Es una fuerza lista para ser desatada con el fin de sostener el neocolonialismo y la defensa continua de intereses poderosos a expensas del pueblo de Níger. Estas potencias extranjeras, en colaboración con la élite gobernante capitalista de Níger, han arruinado tanto al país que ha dependido de la ayuda económica y de seguridad extranjera, y alrededor del 45% del presupuesto proviene de esta ayuda, que supera los mil millones de dólares anuales.

Elites capitalistas y militares rebeldes y el imperialismo

Lo que está ocurriendo en la región es un creciente desacuerdo entre el gobierno capitalista deshonesto y las élites militares y los imperialistas franceses sobre los recursos, y las élites rusa y china lo están explotando. Muchas personas en estos países no ven ninguna esperanza de mejora en sus vidas bajo la dominación francesa y se han resentido por la continua intervención extranjera. Putin se opuso al golpe en Níger a través de una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero Prigozhin, el líder del Grupo Wagner, la fuerza mercenaria privada rusa con estrechos vínculos con el régimen del Kremlin, elogió el golpe. Fingiendo ser un antiimperialista, Prigozhin dijo: “Lo que sucedió en Níger no es más que la lucha del pueblo de Níger con sus colonizadores… [El pueblo de Níger está] logrando efectivamente su independencia. El resto sin duda dependerá de los ciudadanos de Níger y de cuán efectiva sea la gobernanza, pero lo principal es esto: se han deshecho de los colonizadores”, las fuerzas de Wagner ya están en Malí.

Comprensiblemente, Francia ha respaldado la determinación de la CEDEAO de restablecer el gobierno civil, mientras que Malí y Burkina Faso han declarado su apoyo a Níger y se han comprometido a desplegar apoyo militar para Níger. El líder del Grupo Wagner, Prigozhin, mientras apoyaba el golpe, también se declaró dispuesto a ofrecer apoyo militar, al igual que en Malí. Esta es una receta para una peligrosa guerra regional con un enorme potencial de desestabilización, desplazamiento de civiles y explotación de ISIL y otras organizaciones terroristas yihadistas, para fortalecerse y crear más estragos en el Sahel.

Por ejemplo, la insurgencia en Nigeria podría empeorar ya que el país se verá envuelto en diferentes teatros de intervenciones militares y podría verse sobrecargado. Además, la situación en Níger no es la misma que la de Liberia y Sierra Leona en la década de 1990, y la de Gambia en 2017, cuando la CEDEAO intervino militarmente para expulsar a los líderes. Desde entonces, hemos visto una intensificación de la competencia de las grandes potencias y la rivalidad imperialista en África que ha llevado a un nuevo reparto de áreas de influencia entre Occidente, liderado por Francia y Estados Unidos, y también por China y Rusia. Como resultado, el bloque de 15 miembros de ECOWAS ahora está dividido; Burkina Faso y Malí respaldan a Níger y dicen que verían cualquier intervención extranjera en Níger como “una declaración de guerra” contra ellos. Esto prepara el escenario para que los países que tienen mercenarios de Rusia entren en una potencial confrontación sangrienta con una fuerza de la CEDEAO. Esta posibilidad en sí misma refleja el declive del imperialismo estadounidense y el fin de su monopolio unipolar en el escenario global.

El ejército de Níger puede querer llegar a un acuerdo con ECOWAS para comprometerse a regresar a un gobierno civil en algún momento en el futuro. Esto podría ser como las promesas hechas por los golpistas de Malí y Burkina Faso, que nunca cumplieron, y una estratagema para tratar de ganar tiempo para consolidar el poder y maniobrar. O desafiar a la CEDEAO a entrar en confrontación, esperando el apoyo de Malí y Burkina Faso para resistir a las fuerzas de la CEDEAO.

Nigeria, que proporcionará la mayor cantidad de fondos, equipos y tropas, si se decide una invasión, se ve obstaculizada por la oposición interna, reflejada en la negativa del Senado a aprobar la intervención militar. Los senadores del norte criticaron abiertamente el enfoque del gobierno y llamaron al diálogo con los líderes de Níger. Esto no es sorprendente. Las fronteras extranjeras impuestas por los imperialistas europeos, cuando se repartieron África entre ellos, atraviesan tribus y naciones. La lucha en Níger inevitablemente tendría un impacto en el norte de Nigeria, ya que una gran parte de la población del norte de Nigeria es hausa, que también es el segundo grupo étnico más grande de Níger.

Una intervención militar de la CEDEAO encabezada por Nigeria, que en realidad será una guerra entre hermanos considerando el hecho de que los norteños constituyen una gran parte del ejército de Nigeria, fácilmente puede conducir a protestas en casa. Así que, a medida que avanza la cuenta atrás para el final del ultimátum de la CEDEAO, no se puede descartar una solución diplomática de última hora, con la posibilidad de que el detenido presidente Bazoum sea liberado como muestra de buena fe.

Sindicatos débiles y divididos

Desafortunadamente, el movimiento sindical no solo es débil sino que está dividido por la crisis en Níger. La población trabajadora organizada en los sindicatos suman 60.000, apenas el 5% de la población activa total. La Confederación Democrática de Trabajadores de Níger, la mayor central sindical del país, condenó el golpe y exigió el restablecimiento del orden constitucional civil. La Unidad de Acción Sindical (UAS Níger), formada por centrales sindicales más pequeñas, emitió un comunicado de apoyo al golpe y llamó a los nigerianos y trabajadores a levantarse para defender al país contra cualquier agresión extranjera. Las confederaciones sindicales que alguna vez estuvieron unidas y que respondieron al plan de extensión del mandato del expresidente Mamadou Tandja y a la revisión constitucional radical que concentró más poder en el presidente, a través de una huelga general de 24 horas en 2009 que socavó el régimen de Tandja, ahora están en desorden. No ha habido central sindical en el bloque regional que haya respondido de alguna manera. Esto le da a los líderes capitalistas corruptos espacio para intervenir libremente como un medio para proteger ciertos intereses poderosos.

El Movimiento Socialista Democrático (DSM – el CIT en Nigeria) hace un llamado a los sindicatos y las masas trabajadoras a unirse para rechazar el golpe militar, defender los derechos democráticos y rechazar la agresión e intervención extranjera. El movimiento obrero debe exigir y movilizarse por una asamblea constituyente dominada por representantes electos de los trabajadores para lograr una constitución que ponga los recursos del país bajo el control democrático de los trabajadores de Níger. Los trabajadores y los pobres necesitan organizarse; su futuro no puede ser decidido ni por los líderes militares ni por la intervención extranjera. Se deben formar comités de defensa del pueblo en los lugares de trabajo y comunidades que puedan ser la base de un gobierno popular dirigido por la clase trabajadora y los oprimidos. Junto con los llamamientos a las bases de las fuerzas armadas de Níger para que apoyen a dicho gobierno, debería hacerse un llamamiento a los trabajadores de la región para que brinden solidaridad activa a los trabajadores de Níger, incluidas, cuando sea necesario, protestas coordinadas y huelgas generales contra sus respectivos países agresivos.

Si bien estamos de acuerdo con las demandas de los manifestantes de Níger para que Francia abandone Níger, debemos decir que aceptar otra potencia imperialista en la forma de Rusia no es la salida. El actual régimen despótico de Putin no es lo mismo que la antigua Unión Soviética de los años 70 y 80 que, por sus propias razones, apoyó la lucha anticolonial en África, hasta cierto punto. Emergiendo de la revolución socialista de octubre de 1917, la Unión Soviética, aunque burocratizada en su mayor parte bajo el régimen estalinista, era un estado obrero degenerado que descansaba sobre una clase social y una base económica diferentes en comparación con el régimen capitalista de Putin actual. El régimen de Putin es capitalista basado en los oligarcas rusos que llegaron al poder tras el desmantelamiento de la Unión Soviética a finales de los 80 y principios de los 90. Su interés por África es tan imperialista como el de EEUU o Francia. Es por eso que Putin nunca ha apoyado y nunca apoyará ninguna revuelta antiimperialista y anticapitalista genuina en África.

Lo que se necesita en Níger, así como en Nigeria y en todo el continente africano, es una revolución socialista que entronice un gobierno de los trabajadores y los pobres, armado con políticas socialistas para acabar con el latifundismo y el capitalismo. Tal revolución probablemente comenzará en un país, pero puede extenderse rápidamente convirtiéndose en un movimiento de masas regional y continental para un cambio real en la forma en que se dirige la sociedad. Un gobierno de los trabajadores y del pueblo pobre tomará como propiedad pública los altos mandos de la economía, como los bancos, las industrias, el petróleo y el gas, las minas, y los pondrá bajo el control y la gestión democráticos de los trabajadores, para asegurar que la economía funcione para el interés de la gran mayoría, en lugar del beneficio de unos pocos.

DSM dice:

¡TRABAJADORES Y MASAS POBRES DEBEN RECHAZAR EL GOLPE Y LA INTERVENCIÓN MILITAR EXTRANJERA!

¡POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE BASADA EN UN PROGRAMA SOCIALISTA VINCULADO A LA SOLIDARIDAD REGIONAL DE TRABAJADORES!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here