Inicio Internacional Perú: ¿QUE TAREAS POLITICAS CORRESPONDEN AHORA?

Perú: ¿QUE TAREAS POLITICAS CORRESPONDEN AHORA?

87
0
Compartir

por Colectivo Socialista Anticapitalista (Perú)

La victoria histórica de la izquierda con Pedro Castillo generó una expectativa grande en la población sobre todo en esa población oprimida económicamente, los sectores más pobres de nuestro país, trabajadores, desposeídos, pueblos originarios, etc. Luego de está victoria a partir de los días subsiguientes a la elección (como en varios países de América en realidad) la derecha conservadora no aceptó la resultados electorales siguiendo el ejemplo de Donald Trump en Estados Unidos, se interpusieron demandas ante los organismos de justicia en Perú por la candidata perdedora de derechas Keiko Fujimori (comenzándose desde allí a notar la correlación de fuerzas que le aseguren el gobierno a Pedro Castillo) proceso que más o menos duró un mes y medio desde hasta la declaración como presidente de Perú; y ¿Por qué comenzamos este reporte de partir de allí? porque es allí donde se estaba viendo en qué las fuerzas de derecha los verdaderos poderes gran capitalistas que gobiernan los países ya estaban trazando los acuerdos para que Pedro Castillo sea presidente y es así como llegamos al 28 de Julio del 2021 cuando fue condecorado en un acto “interesante” porque se invitaron a presidentes y políticos de la izquierda latinoamericana entre otros. También fue “interesante” la convocatoria en el primer gabinete ministerial de algunos rostros que por ahí no le cuadraban a la derecha y al gran capital (al poder detrás del poder) entre ellos el Premier Guido Bellido de tradición maoísta como Premier o el exguerrillero de tendencia guevarista Héctor Bejar como ministro de relaciones exteriores entre otros.

Y fue desde ese momento del primer gabinete de Pedro Castillo (que duro muy poco) ya se empezaron a ver los pequeños roces entre esta minoría demócrata-liberal y socialdemócrata dentro del consejo ministros encabezados por Aníbal Torres abogado ministro de Justicia contra el partido de gobierno y a la izquierda revolucionaria dentro del Consejo de Ministros y, por ejemplo, el primer caído fue el ministro de relaciones exteriores por unas declaraciones sobre que “la violencia armada la habían iniciado la marina de guerra peruana” y sin más que hacer un show mediático pretendiendo ser interpelado e ir al congreso de la republica a dar sus descargos, cuando nosotros sabemos que el siendo ministro podía haber enviado la explicación usando los medios de prensa del Estado Burgués (además que Héctor Bejar conoce muy bien estos hechos pues el luego de ser guerrillero paso a ser alto funcionario del gobierno nacionalista de Velasco Alvarado y conocía de la matanza de estudiantes en Huanta de 1969 durante el gobierno de Velasco Alvarado, o de la rebelión en Trujillo de 1930 o en Callao de 1948, etc). Desde ese momento se empezaron a agudizar las contradicciones en el gobierno, y Pedro Castillo haciendo caso a su ministro de justicia y consejero demócrata-liberal Aníbal Torres decidió retirar este ministro y luego a otros del partido de gobierno Perú Libre disminuyendo su presencia en el gobierno como fue la salida del Premier Guido Bellido porque estaba ganando simpatías por su carisma y principalmente porque empezó a trastocar los intereses de los grandes capitales al iniciar la renegociación de los contratos de las grandes mineras, gas, petróleo y energía.

Finalmente luego de la salida del premier Bellido lo reemplazó una abogada activista ecologista del Frente Amplio verde, ella que supuestamente levantaba las banderas de la lucha ecológica sin embargo ya no tocó desde el gobierno la renegociación de los grandes contratos ni menos la convocatoria a una Asamblea Constituyente para una nueva constitución, por lo que podemos decir en estos momentos que quiénes están gobernando son básicamente la socialdemocracia y los demócratas-liberales; pero Pedro Castillo no ha sido puesto por las grandes mayorías en el gobierno para que aplique las recetas de esas ideologías ni retoque ni reformas sino que Castillo ha sido puesto en el gobierno por los sectores más oprimidos del país porque quieren un cambio revolucionario (si no hubieran elegido a otro candidato por ejemplo la socialdemócrata Verónica Mendoza). En este punto también tenemos que hablar que la exclusión de Pedro Castillo al partido de gobierno marxista leninista mariateguista Perú Libre no solo se dio en los ministerios sino que Castillo ha roto cualquier lazo con las bases del partido Perú Libre y hasta podríamos decir que desde otros órganos del Estado se sigue haciendo persecución política a líderes de izquierda revolucionaria, por tanto Pedro Castillo es un hombre sin rumbo y sin partido de gobierno, teniendo que hacer alianzas con otros sectores oportunistas, gobernando de manera muy endeble y así no va a poder terminar un gobierno de 5 años pues, si ya con los 6 meses que lleva ya tiene dos investigaciones fiscales por supuestas reuniones con empresarios y dar buenas pros a grandes empresas y escándalos de sus asesores de gobierno, no me imagino que pasara en 1 año.

Entonces la gran pregunta que nos hicimos nosotros antes que Pedro Castillo asumiera el poder en Julio del 2021 fue: ¿Cuáles son las tareas políticas que le corresponden al gobierno de izquierdas? y la respuesta es que debía haber definido (y lo dijimos en su momento) la forma política de cómo iba a gobernar, ¿Cuál iba a ser el estilo de gobierno de izquierda revolucionaria? y nuestro punto de vista era que tenía que gobernar con su partido Perú Libre (marxista leninista mariateguista) que le permitió postular bajo su inscripción y ganar en primera y segunda vuelta, con los cuadros políticos de este partido tenía que gobernar y a la vez también con “los órganos de poder popular” estos son: los sindicatos, los gremios, la comunidades nativas, etc. el doble poder y la gran dicotomía que planteaban Trotsky y Lenin (soviets y partido) pero Pedro Castillo se ha contentado simplemente con mantener las maneras burguesas y continuar el estatus quo político, ni impulsar la Asamblea Constituyente, ni tocar la reforma económica, ni tiene un rumbo claro, ni tiene ideología, ni tiene partido, ha perdido todo inclusive hasta apoyo en los sondeos de opinión; la pregunta que en su momento se tenía que haber planteado Pedro Castillo y sus asesores era también ¿Con que estilo iba a gobernar tipo Lenin, Trotsky y el Comité Central del partido? o ¿Cómo Xi Yin-Ping convocando  congresos anual del partido? En resumen ¿Cuál debería ser la prioridad en la parte política de su gobierno? El comité central del partido bolchevique tenia a grandes cuadros políticos quienes formaron “el primer gobierno socialista” (claro esta nosotros como Trotskistas no abalaríamos que se convoque al partido una vez al año como es el modelo actual chino), pero Pedro Castillo no decidió ni por uno ni por otro. Pedro Castillo debió en su momento entrar a gobernar con el partido Perú libre nombrando asesores presidenciales a los mejores cuadros políticos de este partido marxista-leninista y luego los ministros tal cuales deberían ser cuadros técnicos y  algunos políticos, y así sucesivamente todo el aparato estatal (planteando la política por delante), pero no lo hizo y alejándose poniéndose en la orilla demócrata liberal y socialdemócrata, siguiendo el modelo de la democracia burguesa o presidencial napoleónico (que son esos sectores de la prensa burguesa y socialdemócrata que a la primera inestabilidad que presenta Pedro Castillo son los que lo menosprecian, insultan y tildan de ignorante). Si no tienes un partido sólido ni bases no puedes hacer nada y al contrario la derecha que ya copa en varios poderes del estado como desde el congreso está sacando leyes contra cualquier mejora de las condiciones de vida de la población por ejemplo, sacaron una ley contra cualquier tipo de referendo para convocar una Asamblea Constituyente por un lado, o presentan mociones de censura contra ministros y mociones de vacancia contra el presidente,  entonces bajo este escenario la única opción que tenemos nosotros los socialistas ahora (en su oportunidad dijimos que teníamos que apoyar a Perú Libre con Pedro Castillo porque representaba la opción que agudizaba las contradicciones y que lo hicimos ganando a los partidos de derecha en las urnas) en este momento y bajo este nuevo escenario lo que corresponde es a ser una oposición política de izquierda al gobierno de Pedro Castillo, y mostrar solidaridad con los compañeros de Perú libre que son excluidos y perseguidos por sus ideas.

Seremos una posición política para hacerle ver sus errores a Pedro Castillo, pero sobre todo para combatir a esa derecha y al gran capital. Urge también seguir participando de la vida política pública legal y no cediéndoles el espacio a la burguesía, en ese sentido seguiremos usando la legalidad que nos brinda Perú Libre para seguir agitando banderas por una Asamblea Popular Constituyente, la Reforma Económica y por un programa de gobierno socialista, y a su vez entablar conversaciones con otros grupos trotskista en Perú para logar la inscripción de un Frente Político como el FIT-Unidad argentino o un Partido de tendencias como el PSOL brasileño. Finalmente, el grito de “crear forjar poder popular” la frase que desde Chile arengaba Miguel Enríquez como posición de izquierda al gobierno de Salvador Allende ahora resulta imprescindible, con herramientas de la clase trabajadora como las expropiaciones y la huelga.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here