Inicio Internacional Testigo ocular de la revuelta en Almaty, Kazajistán

Testigo ocular de la revuelta en Almaty, Kazajistán

120
0
Compartir

En el siguiente informe de un testigo presencial, Igor Ushakov, que forma parte del consejo de redacción en Almaty de la revista online de izquierdas «Krasnaya Yurt», explica los acontecimientos ocurridos los días 4 y 5 de enero en la ciudad kazaja de Almaty, donde tuvo lugar un levantamiento de la clase trabajadora contra el régimen.

Utilizando las fuerzas armadas respaldadas por paracaidistas rusos, la dictadura kazaja recuperó sangrientamente el control y está llevando a cabo una brutal represión de la población. Sin embargo, el relato de Igor muestra el poder potencial de la clase obrera cuando se moviliza para cambiar la situación.

socialistworld.net

«A eso de las cinco de la tarde, empezaba a llegar información de que iba a empezar algún tipo de concentración frente al Museo Kasteev. También habría una concentración en el Almaty Arena a las 6 de la tarde. Representantes sindicales y otras personas escribían sobre ello en las redes sociales.

Cuando llegamos al museo de Kasteev a las 6 de la tarde, no encontramos a nadie. Decidimos ir a la plaza central para ver qué pasaba. Al encontrarla vacía y fuertemente vigilada por la policía, decidimos dirigirnos al Almaty Arena, una gran pista de hielo en las afueras de la ciudad.

La gente intentaba romper el cordón, pero no lo consiguió. El enfrentamiento duró unas tres horas y enfadó mucho a los manifestantes, ya que la policía se llevaba a sus compañeros.

Muchos trabajadores se quejaban del aumento del precio del combustible para automóviles y de la subida del precio de los alimentos, y decían que no sabían cómo iban a seguir viviendo. Cada vez acudía más gente al Almaty Arena, trabajadores corrientes de las zonas más pobres de la ciudad.

Cuando los manifestantes se hicieron aún más numerosos, finalmente rompieron las cadenas de contención y caminaron en línea recta hacia la Plaza de la Independencia, la plaza central de la ciudad.

Inmediatamente después del primer destacamento de policía, que estaba desarmado, había otro destacamento con escudos y porras. Los manifestantes intentaron persuadir pacíficamente a la policía para que no interfiriera, pero en respuesta recibieron golpes de porra y órdenes de abandonar la manifestación. Los esfuerzos de la policía no duraron mucho, ya que fueron muchos los manifestantes que rompieron el cordón con palos y siguieron adelante.

En el cruce de las calles Abaya y Pravdy aparecieron los primeros cañones de agua, que intentaron dispersar a los manifestantes. Pero éstos convencieron a los bomberos de que no utilizaran el cañón de agua y siguieron avanzando pacíficamente.

Un camión de la policía se dirigió directamente hacia la multitud a gran velocidad, provocando un atropello. La multitud se separó a tiempo y, por un milagro, no atropelló a nadie. El coche fue lanzado con palos y botellas. A medida que el convoy se dirigía a la alcaldía (ayuntamiento), la multitud se hacía cada vez más grande.

Nada más llegar, se oyeron granadas de aturdimiento en la carretera. Había un olor muy fuerte a gas lacrimógeno y era muy difícil respirar, incluso a cierta distancia del lugar de la protesta.

Nos acercamos al edificio del gobierno, que ya había sido tomado por los manifestantes. Había un montón de abrigos, gorras, cascos, chalecos antibalas y escudos de la policía tirados en la calle a la izquierda de la entrada.

La policía huyó del Ayuntamiento, disfrazándose rápidamente de civiles.

Eran ya cerca de las 2 de la madrugada cuando decidimos que teníamos que enviar las imágenes a la redacción y nos fuimos a casa.

No sólo no funcionaba Internet, sino que tampoco lo hacía el servicio de telefonía móvil. Como descubrimos más tarde, el gobierno había declarado el estado de emergencia a las 12 de la noche, algo que nadie sabía. Esto se hizo con el fin de aumentar el límite de tiempo permitido para retener a los detenidos.

Así transcurrió la tarde y la noche en Almaty del 4 al 5 de enero de 2022″.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here