Inicio Análisis y Perspectivas Reflexión post plebiscito

Reflexión post plebiscito

198
0
Compartir

Por Jano Ramírez.

La derecha con sus mentiras logró dinamitar las posibilidades de la opción apruebo, logró enquistarse en la conciencia de la gente con cuñas como que “le van a quitar su casa” “Que es una constitución indigenista” “que expropiaran sus fondos de pensiones” “que nos convertiremos en Venezuela” etc. etc.…

Por otro lado, los medios de comunicación masivo solo le daban espacio a la propaganda del rechazo a las mentiras que levantaron en contra del nuevo texto, también lograron derrotar la opción apruebo.

¿Pero qué podemos esperar de la derecha y los medios de comunicación masivos?

 ¡¡Lo absurdo es apostar que la derecha y los sectores reaccionarios junto a sus medios de comunicación se porten bien durante las campañas!!

Todos recordamos los cabildos auto convocados en las plazas sedes vecinales la soberanía popular expresándose en la práctica, la plaza Dignidad abarrotada de gente exigiendo cambios con gritos por una asamblea constituyente libre y soberana, por el fin a las AFP y un sin número de demandas que chocan directamente con el modelo económico.

Sin embargo, al no haber un partido de las y los trabajadores que lograra canalizar esta energía con un programa de cambios que terminara con el modelo económico y los abusos de tantos años en contra de la gente, comenzó a gestarse la traición a este movimiento popular.

 La derrota del Apruebo comenzó a gestarse el 15 de noviembre del 2019, en el negociado del FA el PS y la derecha en el llamado “Acuerdo por la Paz” que tuvo como objetivo paralizar la energía de un movimiento que venía en ascenso.

Solo en la práctica, podemos comprobar entre otras cosas lo perjudicial que fue para las capas más progresistas que con las mejores intenciones dejaron los pies en la calle realizando campaña por la opción apruebo, que con la derrota vemos la desilusión que cayó sobre ellxs, en muchos casos abandonando el activismo con el ánimo por el suelo.

Ahora después de la evidencia, después de comprobar el poderío de la maquinaria de la derecha junto al gran empresariado y los medios de comunicación es justa la pregunta:

 ¿Pudo haber sido diferente el resultado?

Por esta razón es tan importante señalar que esta derrota tiene responsables y estos son los que llevaron adelante el denominado “acuerdo por la paz”.

Las consecuencias las vemos hoy, sin embargo, la coyuntura solo es parte del proceso y no el fin.

El llamado es no bajar los brazos y seguir trabajando tenazmente, ya comprobamos en la práctica lo que puede lograr la movilización popular y porque se viene otro octubre y al no tener mejoras en los niveles de vida, que dicho sea de paso están peores que en Octubre del 2019, esto sumado al nuevo negociado, ahora más reaccionario que el anterior, son el caldo de cultivo a una nueva movilización, pero esta vez debe ser con un programa de cambios que terminen de una vez con la Constitución de Pinochet y Lagos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here